Microsoft lanza una actualización de emergencia de Windows para solucionar el fallo de los procesadores

Mientras lees estas líneas, Microsoft está preparando el despliegue de una actualización de seguridad urgente para las versiones soportadas de Windows.

La actualización del software forma parte de una serie de parches que protegerán los ordenadores de los usuarios frente a un fallo de procesador descubierto en los chipsets Intel, AMD y ARM.

» Te interesa: Intel desmiente algunas informaciones publicadas sobre el fallo de los procesadores en un comunicado

Los ordenadores con Windows 10 se actualizarán automáticamente hoy, pero los equipos que ejecutan sistemas operativos como Windows 7 o Windows 8 no se actualizarán automáticamente a través de Windows Update hasta el próximo martes.

Algunos fabricantes de antivirus también necesitarán actualizar su software para que funcione correctamente tras los nuevos parches, ya que los cambios afectan al acceso a nivel del Kernel del sistema. 

Las actualizaciones de firmware y los parches de software pueden hacer que algunos sistemas se ejecuten más lentamente. Fuentes familiarizadas con la situación indican que los procesadores Intel basados en Skylake o una arquitectura más reciente no verán una degradación significativa del rendimiento. Sin embargo, los procesadores más antiguos podrían ralentizarse significativamente debido a las actualizaciones.

Intel dice que cualquier pérdida de rendimiento dependerá de la “carga de trabajo” pero la empresa no ha explicado cómo afectará a las máquinas más antiguas. Microsoft también está planeando actualizar sus servidores en la nube con los últimos parches de firmware y software, y las actualizaciones están aplicándose ahora.

El fallo exacto parece estar relacionado con la forma en la que aplicaciones y programas pueden acceder al contenido de ciertas áreas de memoria del núcleo protegido. Los núcleos de los sistemas operativos tienen un control total sobre todo el sistema y conectan las aplicaciones al procesador, la memoria y el hardware del ordenador. Un fallo en los procesadores modernos permite a los atacantes eludir las protecciones de acceso al kernel y que las aplicaciones puedan leer el contenido de la memoria del kernel.

Los proveedores de software como Microsoft y otros desarrolladores de Linux están protegiendo los sistemas contra este fallo separando la memoria del núcleo de los procesos de usuario. Los parches de Linux se han venido desarrollando durante el último mes, y hoy los parches de Windows ya están disponibles.

» ¡Sorteos! Sorteo internacional de un Huawei P10 Plus [ Ver sorteos ]