fbpx

Análisis del Samsung Galaxy Note 7 a fondo y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

El año pasado, el Samsung Galaxy Note 5 llegó solo a unos pocos mercados, entre los cuales no se encontraba Europa, lo que provocó la decepción de muchos incondicionales de la serie Note que no pudieron disfrutar de su phablet favorito.

Por suerte, este año Samsung ha decidido enmendar su error y el Galaxy Note 7 (sí, se han saltado el Galaxy Note 6 por el camino) llega a Europa y, además, lo hace con unas especificaciones envidiables que corrigen algunas de las limitaciones del modelo del año pasado.

El Samsung Galaxy Note 7 cuenta con pantalla Super AMOLED de 5.7″ con resolución QHD, procesador Exynos 8890, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento ampliable por micro-SD, cámaras de 12MP/5MP, batería de 3.500 mAh, lector de huella dactilar, escáner de iris y resistencia al agua.

El Samsung Galaxy Note 7 saldrá a la venta oficialmente el día 9 de septiembre (si el incidente de las baterías inflamables lo permite) por un precio bastante abultado de 859 euros, aunque algunos usuarios que lo adquirieron en precompra ya están disfrutando de él.

Hemos pasado varios días analizando a fondo el teléfono y, a continuación, os presentamos nuestro análisis en profundidad.

Índice

  1. Diseño y construcción
  2. Pantalla
  3. Hardware y rendimiento
  4. Escáner de iris y Batería
  5. Software y funcionalidades
  6. Pantalla Edge y S Pen
  7. Aplicaciones y Multimedia
  8. Cámara
  9. Llamadas y Precio
  10. Conclusiones finales

 

Diseño y construcción

Samsung puede apuntarse el tanto de haber inventado los phablets cinco años atrás cuando lanzó el Galaxy Note original, ante la sorpresa y estupor de muchos que lo vieron como un dispositivo de excesivo tamaño por aquel entonces – a pesar de contar con una pantalla de tan solo 5.3″.

Analisis Samsung Galaxy Note 7 - 8Ahora todos los fabricantes tienen en su catálogo uno o varios smartphones de gran tamaño (¡incluso Apple!) pero Samsung sigue marcando tendencia en este terreno con su serie Note.

El Samsung Galaxy Note 7 posee un diseño muy atractivo, con una combinación elegante de cristal curvado y metal, que nos fascina y nos recuerda a su hermano pequeño, el Galaxy S7 edge.

Lejos están los tiempos en los que Samsung utilizaba el plástico para todo, o experimentaba con materiales como la piel sintética, como hizo con en el Galaxy Note 3.

Ahora Samsung ha hecho del cristal curvado en su seña de identidad, y ha tenido el valor suficiente de lanzar una sola variante del Galaxy Note 7 – el Galaxy S7 llegó en.dos variantes, una convencional y otra con cristal curvado.

No nos sorprendería que el año que viene el Galaxy S8 siga los mismos pasos y también venga solo en una variante con cristal curvado, a pesar de que Samsung todavía no ha encontrado mucha utilidad a la pantalla Edge.

Samsung ha refinado el diseño de cristal curvado del Galaxy S7 edge y, en el caso del Galaxy Note 7, la curva es más abrupta, de forma que el área plana de la pantalla es más grande y, por tanto, el área útil en la que se puede dibujar con el S Pen es mayor.

El conjunto es un teléfono con un diseño espectacular, que no me canso de mirar (y fotografiar para este análisis). Es cierto que no es la misma sensación de sorpresa que provocaba el Galaxy S6 edge del año pasado, pero sigue siendo un teléfono que llama la atención allí donde vas.

Samsung también ha refinado en el Galaxy Note 7 algunos de los elementos que fueron criticados el año pasado, como el abultamiento de la cámara, que ahora apenas sobresale de la superficie trasera del teléfono.

Analisis Samsung Galaxy Note 7 - 6

 

En cuanto a dimensiones y peso, Samsung ha realizado un trabajo sobresaliente con el aprovechamiento del espacio en el Galaxy Note 7. A pesar de tener una pantalla de 5.7″, su tamaño es incluso inferior al del iPhone 6s Plus (5.5″) o el Nexus 6P (5.7″) aunque es algo más grueso.

Hablando sobre el grosor del terminal, el Galaxy Note 7 no es especialmente delgado con su 7.9 mm pero el borde curvado hace que se sienta en la mano mucho más fino de lo que realmente es.

[table id=32/]

 

El Samsung Galaxy Note 7 llega en tres colores – negro, azul y plata – y nosotros hemos probado la versión en color azul, como puede apreciarse en las fotografías.

Analisis Samsung Galaxy Note 7 - Teknofilo - FrontalLa parte de delante del Samsung Galaxy Note 7 está ocupada principalmente por la pantalla, cuyos marcos laterales parecen prácticamente inexistentes gracias a la curvatura de la misma.

De hecho, algunas personas que me han visto con este teléfono se han referido a él como el teléfono que no tiene marcos.

Encima de la pantalla encontramos el logotipo de Samsung, el altavoz para el oído, la cámara frontal, el escáner de iris, el LED de notificaciones, y los sensores habituales de proximidad, luz y gestos.

En la parte inferior se encuentran el característico botón ovalado de Inicio de Samsung y a los lados los botones capacitivos de Aplicaciones Recientes y Atrás, que se iluminan cuando es necesario.

A pesar de que muchos fabricantes están optando por botones virtuales en la propia pantalla, Samsung sigue apostando por botones físicos o capacitivos. Esto se debe a que Samsung incorpora un lector de huella digital en el botón de Inicio, por lo que el espacio lo iba a ocupar igualmente.

Analisis Samsung Galaxy Note 7 - Teknofilo - AtrasEn la parte de atrás encontramos la cubierta trasera de cristal, que no se puede retirar para tener acceso a la batería.

Esta superficie atrae bastante las huellas, aunque posiblemente menos de lo que esperaríamos dado el acabado en espejo que posee.

En la zona superior de la cubierta encontramos la cámara principal, que apenas sobresale de la superficie.

Aunque el cristal que protege la cámara parece ligeramente hundido, no nos atrevemos a decir que no haya riesgo de que se raye si se apoya boca abajo con frecuencia.

Al lado de la cámara encontramos el flash y, junto a él, el sensor de ritmo cardíaco del que hablaremos más adelante.

En el centro de la mitad superior del teléfono se encuentra grabado el logotipo de Samsung y el resto está completamente vacío.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido, que resulta muy cómodo de alcanzar con el pulgar al sostener el teléfono en la mano. El recorrido del botón es muy adecuado, aunque me hubiera gustado que fuera algo más redondeado.

Analisis Samsung Galaxy Note 7 - Teknofilo - Derecha

 

En el lateral izquierdo encontramos los dos botones de volumen, que también resultan cómodos de pulsar.

Analisis Samsung Galaxy Note 7 - Teknofilo - Izquierda

 

En la parte superior encontramos el compartimento de la tarjeta nano-SIM y tarjeta micro-SD, que está perfectamente integrado con el metal y queda a ras de la superficie.

Analisis Samsung Galaxy Note 7 - Teknofilo - Arriba

 

La parte inferior del teléfono solo posee un conector USB-C, el conector de auriculares, y el altavoz.

La posición del altavoz no es la mejor porque resulta muy fácil taparlo accidentalmente con la mano cuando sujetamos el teléfono en horizontal, por ejemplo al jugar, aunque también es cierto que en el frontal no queda espacio debido al botón físico de Inicio.

Samsung ha estrenado el uso de un conector USB-C en sus smartphones, uniéndose así a la tendencia de otros smartphones de gama alta.

Analisis Samsung Galaxy Note 7 - Teknofilo - abajo

 

El agarre del Galaxy Note 7 es bueno ya que los bordes del teléfono no son angulosos sino que presentan una buena curvatura.

Ahora bien, la parte de atrás del teléfono es completamente plana, por lo que no se adapta tan bien a la forma de la mano como otros teléfonos. Al sostenerlo, queda un hueco entre la palma de la mano y el teléfono que reduce la superficie de agarre.

Por otro lado, una cubierta trasera plana tiene la ventaja de que es más fácil operar con el teléfono cuando este está apoyado sobre una superficie plana, como una mesa, ya que otros teléfonos “bailan” al pulsar la pantalla si la cubierta trasera es curvada.

La pantalla es demasiado grande para que podamos alcanzar cómodamente todas las zonas con una sola mano y, salvo que tengas una mano grande, tampoco encontrarás sencillo teclear con una mano sin hacer malabarismos. Por suerte Samsung ha incorporado un modo de una sola mano que permite reducir el tamaño de la pantalla y/o el teclado y pegarlos a un lado.

Analisis Samsung Galaxy Note 7 - Teknofilo - 9

Ir a página