fbpx

Análisis del Huawei Mate 20 Pro a fondo y opinión


🎓 ¿Eres estudiante universitario? Consigue una suscripción a Amazon Prime a mitad de precio por 18€/año con 90 días gratis [ Más información ]

Ir a página

Pantalla

El Huawei Mate 20 Pro posee una gran pantalla OLED de 6,39″ con ratio 19.5:9 y resolución Quad HD+ (3.120 x 1.440 píxeles), lo que implica una densidad de píxeles muy elevada de 538 ppp. En la práctica, la pantalla del Huawei Mate 20 Pro es muy nítida y resulta totalmente imposible distinguir los píxeles individuales a simple vista.

Por defecto, Huawei trae activa una funcionalidad llamada resolución inteligente que disminuye automáticamente la resolución de la pantalla para ahorrar batería. Esto significa que, normalmente, la resolución de la pantalla es Full HD+ y solo se utiliza Quad HD+ en ciertas apps.

Huawei ha dicho adiós a los paneles de Samsung y ha optado por el fabricante BOE como su proveedor principal, quedando LG como segundo fabricante. La unidad que hemos probado tiene un panel BOE, según podemos ver en la app Device Info HW.

En este aspecto merece la pena comentar que algunas unidades del Huawei Mate 20 Pro han experimentado fugas de luz de color verde que son visibles en condiciones de poca luz. Por el momento se desconoce el origen de este problema pero todo apunta a que Huawei reemplazará los terminales que exhiben este problema. Nuestra unidad de prueba no presenta este problema.

Al tratarse de una pantalla OLED, la matriz de sub-píxeles es de tipo Pentile. Sin embargo, mientras que los paneles OLED de Samsung utilizan una disposición de los sub-píxeles en forma de diamante, BOE ha optado por un patrón en triangular conocido como RGB-Delta, en el que el el sub-píxel verde está dividido en dos.

Matriz Pentile del panel OLED del Huawei Mate 20 Pro

 

Además de contar con una buena resolución, Huawei asegura que la pantalla del Mate 20 Pro ofrece una gran amplitud de color, siendo capaz de cubrir el gamut DCI-P3.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Si no estás familiarizado con los espacios de color, todos los smartphones de gama cubren el espacio de color estándar de Android: Rec. 709 / sRGB.

Los más avanzados tratan de cumplir con el espacio DCI-P3 utilizado en la industria cinematográfica, y unos pocos apuntan hacia el espacio de color aún más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color completo Rec. 2020, pero muchos paneles sí que llegan a cubrir el espacio DCI-P3.

Por otro lado, la tecnología HDR incrementa el rango dinámico de tonos de color que se muestran en la pantalla. El panel del Mate 20 Pro es compatible con HDR10 y Dolby vision, al igual que otros smartphones de gama alta de Samsung, LG o Apple.

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El Huawei Mate 20 Pro ofrece dos modos de reproducción de color: normal y vívido. Como su propio nombre indica, el modo vívido ofrece colores más vivos pero, a la vez, menos fieles a la realidad, mientras que el modo normal es el que pretende mostrar colores más cercanos a la realidad.

 

Con el modo normal activo, la fidelidad de color resulta ser espectacular ya que el error medio se sitúa en 0.7 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable) y el error máximo en 2.2 dE. Estos valores son mejores incluso que los que ofrece la pantalla del iPhone XS o Samsung Galaxy Note9.

En este modo de color, la pantalla cubre el 100% del espacio sRGB, como era de esperar, y la temperatura de color resulta ser 6591ºK, un valor que está muy cercano a la temperatura óptima de 6.500ºK. El valor de gamma, 2.4 es correcto.

Resultados de las pruebas de pantalla en el modo de color normal

 

Si pasamos al modo vívido, que es el que está activo por defecto, la fidelidad de color empeora hasta un error medio de 5.1 dE y un error máximo de 11.5 dE. Esto se debe a que los colores se muestran más saturados de lo que son en realidad.

El modo de color vívido cubre el 137% del espacio sRGB (debido a la saturación excesiva de los colores), el 100% del espacio de color más amplio DCI-P3 y el 74% del espacio Rec. 2020.

La temperatura de color resulta ser 7.408 ºK, un valor alto que otorga a la pantalla un tono azulado bastante marcado. La pantalla ofrece un ajuste de temperatura de color y, si elegimos el modo cálido, la temperatura de color disminuye a 6.446ºK, un valor que es excelente. El valor de gamma es bueno, 2.4.

Resultados de las pruebas de pantalla en el modo de color vívido

 

La pantalla del Mate 20 Pro una funcionalidad llamada tono natural que ajusta la temperatura de color a la luz ambiente para lograr experiencia similar a la de la lectura en papel.

Es una funcionalidad similar a True Tone de los últimos iPhone que, personalmente, encuentro muy interesante, especialmente en lugares iluminados por luz naranja o de un tono de color que no sea blanco.

Según nuestras propias mediciones, el brillo máximo del Huawei Mate 20 Pro se encuentra alrededor de 440 nits con el brillo al máximo en modo manual, pero aumenta a 591 nits si establecemos el modo automático y nos encontramos bajo un entorno muy iluminado. Estas pruebas se han realizado, como es habitual, con la pantalla totalmente en blanco.

Si en lugar de mostrar toda la pantalla en blanco, reducimos la superficie iluminada a un rectángulo que ocupe un 25% de la superficie (estando el resto de los píxeles de color negro, es decir, apagados), el brillo del cuadrado iluminado se dispara y alcanza, en nuestras pruebas, los 863 nits (el brillo máximo de una pantalla OLED depende de la cantidad de píxeles encendidos).

En esta gráfica comparativa, sin embargo, reflejamos el valor de brillo máximo con la pantalla al 100% en color blanco, ya que es la forma habitual de medir el brillo de una pantalla.

 

Este valor máximo de brillo con la pantalla iluminada al 100% es muy alto, aunque queda ligeramente por debajo de otros smartphones de gama alta con pantalla OLED como el Samsung Galaxy S9+ o el iPhone XS. Los paneles OLED no destacan en brillo frente a los LCD cuando la pantalla es totalmente blanca, pero sí que lo hacen en entornos mixtos con píxeles blancos, negros y de otros colores.

El color negro es muy profundo, por lo que nuestro colorímetro ha sido incapaz de medir ningún nivel de brillo. Esto significa que el color negro es realmente negro y que el contraste es, teóricamente, infinito.

Las pantallas OLED tienen un comportamiento peculiar al ser observadas´desde un ángulo. Por un lado los emisores de luz están más cerca de la superficie, y esto hace que el contraste y el brillo varíen menos al desplazarnos respecto al centro, pero por otro lado la matriz Pentile provoca que los colores se distorsionen.

En el caso del Huawei Mate 20 Pro, los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

Pantalla Always On Display del Huawei Mate 20 Pro

 

Huawei no ha incorporado la funcionalidad de encender la pantalla con un doble toque para ver si tenemos notificaciones pendientes, pero incorpora una funcionalidad de Always On Display algo escondida (Ajustes > Pantalla principal y fondo de pantalla > Mostrar siempre en pantalla).

Esta funcionalidad muestra en la pantalla de bloqueo la hora, fecha y nivel de batería pero no muestra notificaciones de apps. Tampoco muestra el lugar donde debemos colocar el dedo para activar el reconocimiento por huella dactilar, lo cual dificulta acertar con el dedo en el lugar correcto.

Por último, Huawei ha incorporado un modo lectura que filtra la luz para aliviar el consumo visual. Puede ser activado manualmente o, si preferimos, programar la hora de inicio y final.

Ir a página