¡SORTEOS! Sorteamos un ZTE Blade A610 Plus, un Xiaomi Mi A1 64GB y un Xiaomi Mi MIX 2 [ Ver sorteos ]

¿Conseguirán los fabricantes chinos hacerse con el segmento ‘premium’?

smartphones premium

Hubo un tiempo en el que los teléfonos Android eran criticados por los seguidores del iPhone por ser “cutres” y de “poca calidad”. Sin embargo, desde hace ya muchos años, los teléfonos de gama alta de las grandes marcas han sido tan caros como los iPhone y se han vendido como churros.

Sin embargo, en los últimos años, la invasión de los fabricantes chinos con dispositivos de gama asequible y precios rompedores ha puesto en aprietos a los fabricantes históricos de Android. Compañías como Samsung, LG, Sony, HTC y Motorola han sufrido en primera persona el impacto en sus resultados financieros.

Últimamente los fabricantes chinos han comenzado a atacar a las grandes marcas donde más les duele: el segmento premium. Compañías como Huawei, Xiaomi o OnePlus han lanzado teléfonos premium que compiten en prestaciones con los teléfonos estrella a un precio más atractivo.

 

¿Por qué los teléfonos chinos son más baratos?

Existen varias razones por las que los fabricantes chinos son capaces de lanzar teléfonos a precios inferiores a las marcas tradicionales, tal y como han recopilado los chicos de Android Authority:

  1. Normalmente se venden online, bien sea por el propio fabricante o a través de webs especializadas. Esto elimina los costes de los intermediarios.
  2. Normalmente se publicitan online. Esto elimina los costes de publicidad física, como anuncios en medios impresos o carteles en las calles.
  3. Normalmente se venden con un margen muy pequeño. Los fabricantes chinos ganan dinero vendiendo muchos dispositivos con poco margen, en lugar de vendiendo pocos a alto margen.
  4. normalmente se venden en mercados emergentes como India y China, donde los clientes valoran más los bajos precios
  5. Normalmente están hechos de materiales sofisticados y cuentan con una buena construcción, lo que les permite competir en igualdad de condiciones.

Por supuesto hay excepciones a estas “reglas”, pero en general son las que han permitido a compañías como Xiaomi o OnePlus llegar muy lejos sin gastar un euro (o un yuan) en publicidad tradicional y sin que sus dispositivos estén presentes en las tiendas físicas.

Esta estrategia está funcionando francamente bien, ya que por ejemplo Samsung lleva cinco años con ingresos decrecientes en China y no ha liderado ese mercado desde hace ya muchos años.

OnePlus 3 - Teknofilo - 15

 

¿Cuál es el siguiente paso de los teléfonos chinos?

Los fabricantes chinos están empezando a lanzar teléfonos cada vez más caros. Por ejemplo, el Huawei P9 cuesta 599,90 euros, un precio que no se aleja mucho de lo que cuestan otros teléfonos como el Samsung Galaxy S7, el HTC 10 o el LG G5.

Incluso se rumorea que Xiaomi podría lanzar un teléfono alrededor de 600 euros este año, que sería el primero de la compañía en este rango de precio. En el caso de Xiaomi, este movimiento es más extraño que en el caso de Huawei, ya que la compañía está centrada en el mercado chino.

La duda que todos tenemos es si las compañías chinas conseguirán convencer a los usuarios de comprar sus teléfonos “caros”. Hemos escuchado informaciones que apuntan a que Huawei podría estar teniendo problemas con el precio del P9 y ha reducido su previsión global de ventas, aunque la compañía se muestra muy optimista con las ventas de su terminal.

Xiaomi Mi 5 - 1

En los países occidentales todavía existe una preferencia por marcas más establecidas como Samsung, HTC, LG o Sony por su pasado. Muchos tienen dudas sobre la seguridad y fiabilidad de un producto diseñado en China, y a todo esto se suma la disponibilidad de algunos terminales. Para hacerte con un terminal Xiaomi tienes que importarlo, y marcas como OnePlus solo son conocidas por los más frikis.

En cualquier caso, si los fabricantes chinos consiguen lanzar productos que cada vez tengan más calidad, no hay ninguna razón por la que no puedan hacerse con el mercado premium. A fin de cuentas, la propia Google seleccionó a Huawei para el Nexus 6P del año pasado y, en nuestros análisis, terminales como el Xiaomi Mi 5 o el OnePlus 3 nos han dejado igual de satisfechos (o más) que los buques insignia de las marcas tradicionales.

No cabe duda de que vivimos un momento muy interesante, y en los próximos años seremos testigos de quién gana la batalla del segmento premium. Lo que está claro es que los días en los que los teléfonos chinos eran sinónimos de “imitaciones baratas” han llegado a su fin, y no sería extraño que pronto los fabricantes tradicionales sean quienes comiencen a copiar a los fabricantes chinos.

SORTEOS: Sorteamos un ZTE Blade A610 Plus, un Xiaomi Mi A1 64GB y un Xiaomi Mi MIX 2 [ Ver sorteos ]