El futuro de ZTE vuelve a ser incierto después de que el Senado de EE.UU. haya reactivado la prohibición

A pesar de los esfuerzos del presidente Donald Trump y del secretario de Comercio Wilbur Ross para salvar a ZTE de una prohibición de siete años sobre el uso de productos estadounidenses, el Senado aprobó ayer la Ley de Autorización de la Defensa Nacional, que incluye una disposición para restablecer la prohibición sobre el fabricante de teléfonos chinos.

ZTE, el cuarto fabricante de smartphones más grande de los EE.UU., se encuentra una vez más en una posición difícil.

Después de que la prohibición original se diera a conocer por primera vez en abril, ZTE se vio obligada a cesar todas las actividades operativas mientras la empresa exploraba sus opciones. 

Sin acceso a componentes fabricados en Estados Unidos como los procesadores Snapdragon de Qualcomm, los módems de Intel y posiblemente incluso el propio Android, toda el negocio de smartphones de ZTE se viene abajo.

Sin embargo, el diario Politico informa que Trump ha programado una reunión con líderes republicanos para el miércoles para discutir sobre ZTE.

Otra posibilidad es que la prohibición pueda ser modificada o ajustada cuando la Ley de Autorización de la Defensa Nacional sea enviada a la Cámara.

Trump también podría optar por vetar el proyecto de ley por completo. Sin embargo, con el Senado habiendo votado 85-10 a favor ayer, hay bastantes posibilidades de que el Congreso tenga la mayoría necesaria de dos tercios para anular un veto presidencial.  |  Fuente: Gizmodo