Las copias piratas de Windows 7 / 8.1 no podrán actualizarse gratuitamente a Windows 10

windows_10_vrdesktop-640x360[1]

Los usuarios de copias piratas de Windows van a tener que pagar o seguir pirateando si quieren actualizar sus ordenadores a Windows 10, según ha clarificado Microsoft.

Esta información contrasta con la que dio en la propia compañía en marzo, cuando anunció que ofrecería actualizaciones gratuitas a Windows 10 a aquellas personas que utilizasen Windows 7 y 8.1 incluso aunque fuesen copias piratas.

Poco después Microsoft hizo ciertas aclaraciones, bastante vagas, pero siempre manteniendo que habría formas de actualizar sin coste, aunque las copias piratas siguieran sin ser legales.

Ahora Microsoft ha aclarado definitivamente toda la confusión: los piratas tendrán que pagar. Microsoft dice que planea lanzar ciertas ofertas de actualización muy atractivas a Windows 10 que permitirá a las personas con copias piratas pasar a tener una versión oficial. Lamentablemente no han dado más detalles sobre estas ofertas.

Hay varias razones por las cuales Microsoft quiere hacer negocio con los piratas. La principal es que son clientes potenciales, y la segunda es que algunos clientes realmente no saben que son piratas ya que han podido comprar un ordenador sin una copia legal de Windows sin saberlo.

En Windows 10m Microsoft dice que mostrará una marca de agua en el escritorio informando las personas que están ejecutando una copia pirata de Windows, pero en principio no habrá ningún obstáculo para que puedan utilizarla. En el pasado Microsoft incluso ha distribuido actualizaciones de seguridad a las copias piratas de Windows.

Quizás te interese

¿Un Samsung Galaxy S8 corriendo Windows 10 Mobile? No tan rápido…

Samsung no ha mostrado mucho interés por Windows 10 Mobile desde que salió al mercado …