Xbox One funcionará aún sin conectar Kinect, tras un cambio de opinión de Microsoft

Xbox OneEl lanzamiento de la Xbox One está poniendo de manifiesto cierta falta de planificación por parte de Microsoft, que ha ido cambiando frecuentemente sus políticas de compartición de juegos y las especificaciones hardware de la consola para hacer frente a las críticas de los usuarios.

Hoy Microsoft ha dicho en una entrevista con IGN que el sensor de movimiento Kinect, que se incluirá con cada compra de Xbox One, no necesitará estar conectado para que la consola funcione, es decir, lo contrario de lo que se dijo en un principio.

Esto significa que aquellos clientes que no se sientan cómodos con una cámara en su hogar permanentemente conectada a Internet podrán desconectarla para asegurarse de que nadie les está viendo. El portavoz de Microsoft también quiso hacer notar que existen otros motivos para esta decisión, como aquellas situaciones en las Kinect se estropee para no dejar al usuario con la consola inoperativa.

Aprovechamos para recordaros que si queréis conocer las diferencias en potencia gráfica de las dos consolas de nueva generación, hemos publicado una comparativa entre la potencia gráfica de la Xbox One y la PS4 que está generando mucho debate en los comentarios.

Quizás te interese

Microsoft llega a un acuerdo para precargar sus apps en los smartphones Android de Lenovo

Microsoft ha anunciado que ha llegado a un acuerdo con Lenovo para incorporar su software en los …