Quitar este panel

Análisis del Oneplus 5 a fondo y opinión [REVIEW]

💻 ¡Ofertón! Consigue Windows 10 Home por solo 11,09€ en CDKdeals [ Ofertón ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del OnePlus 5.

OnePlus es una máquina perfecta de crear expectación ante sus nuevos lanzamientos y, con el OnePlus 5, la compañía se han superado. Mientras que otros fabricantes sufren las filtraciones de trabajadores o socios, ha sido la propia OnePlus quien ha ido revelando información sobre las características de su teléfono antes de su anuncio oficial, llegando incluso a mostrar su diseño con anticipación.

El OnePlus 5 no es el smartphone más avanzado del mercado, pero llega con unas especificaciones muy potentes — pantalla Full HD de 5.5″, procesador Snapdragon 835, 6GB/8GB de RAM, 64GB/128GB de almacenamiento, cámara dual trasera 16MP+20MP, cámara frontal de 16MP y batería de 3.300 mAh — a un precio (499€/559€) más bajo que otros smartphones comparables, aunque ya no hay tanta diferencia como en años anteriores.

La llegada del OnePlus 5 no ha estado exenta de polémica. A las recriminaciones de muchos usuarios por no innovar en diseño sino copiar el del iPhone 7 Plus, se han sumado acusaciones de hacer trampas en los benchmarks y confundir en las especificaciones del zoom de la cámara. Por si fuera poco, recientemente se han detectado problemas con el scroll de su pantalla, que la compañía no querido admitir.

He tenido la oportunidad de utilizar el OnePlus 5 6GB/64GB durante varias semanas y, a continuación, os presento mis impresiones sobre el dispositivo.

 

 

Diseño

El diseño del OnePlus 5 es uno de sus aspectos más polémicos ya que, desde los primeros renders que se filtraron, fue evidente el gran parecido con el iPhone 7 Plus negro.

La compañía no ha dado ninguna explicación convincente que explique este gran parecido pero, si a Apple no le importa, a nosotros tampoco ya que su aspecto es bastante atractivo.

Centrándonos en su construcción, el OnePlus 5 posee un cuerpo de aluminio anodizado, de una sola pieza, con unos acabados excelentes que poco tienen que ver con otros teléfonos chinos.

El frontal del OnePlus 5 está cubierto por un cristal Gorilla Glass 5 con una curvatura 2.5D muy elegante que se introduce suavemente en el chasis de metal.

La parte de atrás del OnePlus 5 es muy vistosa gracias a su acabado metálico, que además resulta suave al tacto ya que no posee ninguna textura. El acabado mate hace que las huellas no quedan marcadas en el metal, por lo que no tendrás que estar limpiando tu smartphone a cada momento.

La cubierta trasera del teléfono no es retirable, por lo que no podemos acceder a la batería ni a ningún otro componente interno. Lo contrario nos hubiera sorprendido ya que cada vez son menos los fabricantes que optan por una batería reemplazable.

Como cualquier smartphone metálico, las líneas de antena están presentes, pero OnePlus las ha situado en los extremos superior e inferior y, dado que son de color negro, no desentonan con el conjunto.

La cámara dual trasera sobresale ligeramente de la superficie del teléfono, aunque bastante menos que la del iPhone 7 Plus. El cristal que protege la cámara es zafiro, por lo que no debemos preocuparnos si lo dejamos apoyado sobre superficies duras.

 

El frontal del OnePlus 5 no presenta grandes diferencias con el modelo del año pasado. Mantiene unos marcos por encima y por debajo de la pantalla bastante generosos en comparación con los que encontramos en otros teléfonos estrella de este año, como el Samsung Galaxy S8 o el LG G6.

El botón de Inicio es capacitivo e integra un rapidísimo lector de huella (del que hablaremos más adelante). Este botón está ligeramente hundido, por lo que resulta muy sencillo localizarlo con al tacto.

A ambos lados del botón de Inicio encontramos botones capacitivos que permanecen invisibles durante la mayor parte del tiempo, y se iluminan con un punto en color blanco con un punto cuando es necesario.

Es posible intercambiar la función de los botones a través de los ajustes del teléfono, así como habilitar una barra de navegación en pantalla si preferimos utilizar botones virtuales. Ahora bien, teniendo botones físicos no vemos mucho sentido a desperdiciar una parte de la pantalla con una botonera virtual.

 

A pesar de los materiales elegidos por OnePlus para la construcción del terminal, el teléfono resulta bastante ligero, ya que solo pesa 153 gramos, y es bastante fino, ya que su grosor es de 7.25 mm.

El acabado de metal y cristal hace que el teléfono resulte muy agradable cuando lo sostenemos en la mano – aunque algo resbaladizo dado que el metal es completamente liso.

La pantalla del teléfono puede resultar demasiado grande como para poder alcanzar todas las zonas al utilizar el teléfono con una sola mano y, lamentablemente, OnePlus no ha incorporado ningún modo de uso con una sola mano.

El OnePlus 5 ha sido anunciado en dos colores – gris y negro – pero, lejos de ser únicamente dos variantes de color, cada uno corresponda a una capacidad diferente. El modelo de color gris posee 6GB/64GB, mientras que el modelo de color negro cuenta con 8GB/128GB.

La parte de delante del OnePlus 5 está ocupada principalmente por la pantalla, que posee un marco bastante estrecho a los lados.

Como hemos comentado anteriormente, el espacio que queda por encima y por debajo de la pantalla es más amplio de lo que nos gustaría, ya que OnePlus no ha seguido el ejemplo de Samsung y LG.

En la zona encima de la pantalla encontramos la cámara frontal, el altavoz del oído, los sensores de iluminación/proximidad y el LED de notificaciones, que apenas es visible cuando no está en funcionamiento.

En la parte inferior encontramos los dos botones capacitivos que permanecen invisibles cuando la pantalla del teléfono está apagada y, en el centro, el botón capacitivo de Inicio que actúa también como lector de huella dactilar.

Cuando tocamos el botón de Inicio, los dos botones – Tareas y Atrás – se encienden durante unos segundos y luego se vuelven a apagar hasta que tocamos la zona en la que se encuentra uno de los botones.

En la parte de atrás encontramos, en la zona superior izquierda, la cámara dual de fotos, que como ya hemos comentado posee un buen tamaño y sobresale de la superficie del teléfono.

Al lado de la cámara encontramos el flash LED, que es de un solo tono.

La mayor parte de la cubierta trasera está libre de cualquier elemento o adorno, como se puede apreciar en la imagen.

Debajo de la cámara y el flash encontramos el logotipo de OnePlus, en color negro, que es el único símbolo que denota que nos encontramos ante un teléfono de esta marca china.

Tanto en la parte superior como en la inferior podemos ver las líneas de antena, en color negro, que van de lado a lado del teléfono pero que apenas son visibles.

Estas líneas son necesarias para dejar pasar las ondas, ya que al poseer un cuerpo metálico las ondas no pueden atravesar fácilmente el chasis del teléfono.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y al lado, la bandeja para las dos tarjetas nano-SIM. El botón es firme y presenta un buen recorrido, por lo que resulta cómodo de apretar.

 

En el lateral izquierdo encontramos el botón alargado de volumen y el interruptor de tres posiciones Alert Slider que permite ajustar las notificaciones.

 

La parte superior del teléfono está libre de botones y conectores.

 

La parte inferior del teléfono posee el conector USB Tipo-C, el conector de auriculares y el altavoz.

 

Lamentablemente OnePlus no ha dotado al teléfono de protección frente al agua, por lo que debemos tener cuidado y evitar que el teléfono caiga en agua. Tratándose de un smartphone de gama alta, nos hubiera gustado que contase con esta protección.

Pantalla

El OnePlus 5 cuenta con un panel Optic AMOLED de 5.5″ con resolución Full HD, lo que implica una densidad de píxeles de 401 ppp, y además cuenta con la excelente protección Corning Glass 5.

La matriz de sub-píxeles del OnePlus 5 es de tipo PenTile, como es habitual en los paneles AMOLED, lo que significa que los sub-píxeles se colocan en forma de rombo con una mayor cantidad de sub-píxeles de color verde que de color rojo o azul. Esto implica que la resolución efectiva del panel es inferior a 1080p cuando la pantalla muestra colores azules o rojos.

Las pantallas LCD que poseen otros teléfonos cuentan con matrices RGB, donde los sub-pixeles se colocan uno a continuación de otro, en hileras rojo-verde-azul (RGB), por lo que la resolución anunciada aplica por igual a los sub-píxeles de cada color.

 

En consecuencia, la densidad efectiva de píxeles del OnePlus 5 se encuentra por debajo de los 401 ppp. Esto significa que si colocamos un OnePlus 5 junto a un iPhone 7 Plus — ambos con pantalla 1080p de 5.5″ — la pantalla del iPhone se verá más nítida debido a que su panel LCD utiliza matriz RGB en lugar de PenTile.

¿Significa esto que la pantalla del OnePlus 5 no es suficientemente nítida? A mis ojos, la pantalla del OnePlus 5 se ve muy nítida y no noto ninguna diferencia al colocar el iPhone 7 Plus al lado. Sin embargo, si tienes muy buena vista de cerca y te fijas con atención, es posible que notes un ligero zigzagueo de las líneas verticales, especialmente en zonas de color rojo o azul.

Todo esto podría haberse solucionado con un panel con resolución superior, como QHD (2.560 x 1.440 píxeles), pero OnePlus sigue defendiendo que un panel Full HD consume menos energía y permite reducir el grosor del teléfono, además de que es menos costoso.

En mi opinión, la decisión es acertada, salvo si planeas utilizar tu teléfono para aplicaciones de Realidad Virtual, ya que ahí se requieren pantallas QHD o 4K para no ver píxeles demasiado grandes al colocar el teléfono cerca de los ojos.

Samsung ha sido el encargado de fabricar el panel Optic AMOLED del OnePlus 5, que según hemos conocido es exactamente el mismo que incorporaba el OnePlus 3T.

Este panel es el famoso Super AMOLED de Samsung pero con un contraste y una temperatura de color ajustados por OnePlus para mostrar colores más reales. No cuenta con la posibilidad de reproducir vídeo de alto rango dinámico (HDR), algo que por ahora está limitado a muy poco dispositivos.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Cuando el OnePlus 3 salió al mercado, recibió fuertes críticas por la mala calibración de la pantalla.

La compañía actuó rápidamente y actualizó el software para lanzar un nuevo modo de pantalla sRGB calibrado según este popular espacio de color.

Con el OnePlus 5, la compañía ha añadido un nuevo modo de pantalla calibrado para el espacio de color DCI-P3, más amplio que sRGB y utilizado habitualmente en la industria cinematográfica.

En definitiva, el OnePlus 5 ofrece tres modos de color predefinidos — Predeterminado, sRGB y DCI-P3 — así como un cuarto modo llamado Color Personalizado que es, en realidad, un simple ajuste del balance de blancos.

A continuación vamos a llevar a cabo un conjunto de pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro para conocer la calidad de la pantalla del OnePlus 5.

Por defecto, está activo el modo Predeterminado, que cubre un 142% del gamut sRGB, lo que quiere decir que ofrece unos colores sobre-saturados. Este exceso de colorido produce imágenes visualmente más llamativas pero menos fieles a la realidad. Esto significa que, si retocamos una fotografía en el teléfono, es posible que nos llevemos una decepción cuando la veamos después en otro dispositivo.

Este modo tiene una ventaja importante y es que resulta muy útil cuando utilizamos el teléfono a plena luz del día dado que, bajo el sol, los colores pierden fuerza.

Por todas estas razones, en el modo Predeterminado, el error medio en la fidelidad de color respecto al gamut sRGB es mejorable, 5.4 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser muy elevado, 11.4 dE. Esto se debe al exceso de saturación de los colores que hemos comentado.

La temperatura de color es 7.753ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500ºK, lo que implica un marcado tono azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador. Por suerte, OnePlus ha añadido un ajuste de color blanco llamado Balance de color que permite alterar el nivel de rojo, verde y azul de la pantalla. De esta forma podemos acercarnos bastante al valor ideal de 6.500ºK.

 

El modo sRGB está pensado para reflejar con mayor fidelidad el gamut sRGB, que es el que se utiliza en la industria informática y de los smartphones. Como ya hemos comentado alguna vez, sRGB es el espacio de color utilizado por los smartphones y los ordenadores, así que es el que debes elegir si buscas la máxima fidelidad de color en los contenidos de apps y juegos — aunque los colores se ven más apagados que con el modo Predeterminado.

Con el modo sRGB activo, la pantalla del OnePlus 5 cubre un 96% del gamut sRGB. El error medio en la fidelidad de color resulta ser muy bajo, 1.6 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser 3.4 dE, un valor bueno. La temperatura de color, 6.581ºK, está muy cerca del valor de referencia, 6.500ºK.

 

Por último, con el modo DCI-P3 activo, la pantalla cubre un 96% de este gamut, que es un valor muy elevado, en línea con la pantalla del Galaxy S8+.

En este modo, el error medio en la fidelidad de color resulta ser muy bajo, 1.9 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser 3.6 dE, un valor excelente. La temperatura de color, 6.570ºK, está muy cerca del valor de referencia, 6.500ºK.

 

El brillo máximo del OnePlus 5 con el brillo automático desactivado es de 426 nits según nuestras mediciones. A diferencia de otros smartphones, no hay un modo de potenciación de brillo por encima de este valor aunque tengamos activado el modo de brillo automático y estemos bajo la luz del sol.

Como podemos apreciar en la gráfica, el valor máximo de brillo es más bien bajo. En parte esto se debe a que las pantallas AMOLED no destacan en brillo frente a las LCD cuando la pantalla es totalmente blanca, pero sí que lo hacen en entornos mixtos con píxeles blancos, negros y de otros colores. Ahora bien, hay smartphones con pantallas AMOLED que ofrecen un brillo máximo mucho más elevado.

 

El color negro es muy profundo, hasta el punto de que nuestro colorímetro ha sido incapaz de medir ningún nivel de brillo. Esto significa que es realmente negro y que el contraste es, teóricamente, infinito. Una ventaja de un color negro tan profundo es que, al ver una película, las franjas negras alrededor de la imagen se ven completamente negras y no gris oscuro.

Las pantallas AMOLED tienen un comportamiento peculiar al ser observadas´desde un ángulo. Por un lado los emisores de luz están más cerca de la superficie, y esto hace que el contraste y el brillo varíen menos al desplazarnos respecto al centro, pero por otro lado la matriz Pentile provoca que los colores se distorsionen.

En el caso del OnePlus 5, los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

 

Una característica interesante de la pantalla del OnePlus 5 es la función Activar la Pantalla que hace que el teléfono muestre la hora y la fecha junto a las notificaciones al agarrar el teléfono. También es posible activar la Pantalla Ambiente, que reactiva la pantalla de bloqueo cuando recibimos una notificación.

El OnePlus 5 cuenta con el Modo Nocturno, que activa un filtro de luz azul para reducir la fatiga ocular limitando la cantidad de luz azul que emite la pantalla. Este modo se puede ser activar manualmente, a ciertas horas, o desde que se pone el sol hasta que amanece.

Por último, el OnePlus 5 cuenta con un Modo Lectura que, en función de las condiciones de luz ambiental, ajusta la temperatura de color de la pantalla y su calibración para facilitar la lectura de textos. Es posible añadir aplicaciones para se active de forma automática el modo lectura al abrir dichas apps.

Un aspecto que se ha comentado mucho es el efecto «gelatina» de la pantalla al hacer scroll, cuyo origen todavía no está muy claro. En nuestras pruebas, el efecto «gelatina» existe pero no es apenas visible salvo que te quieras fijar, y no resulta para nada molesto. Dicho esto, hemos visto vídeos donde este problema parecía ser más acusado que lo que hemos experimentado en nuestro dispositivo.

Hardware y rendimiento

El OnePlus 5 es un smartphone con un hardware muy potente, ya que cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 835, el más avanzado del momento.

Este procesador incorpora cuatro núcleos Kyro a 2.45GHz y otros cuatro núcleos Kryo a 1.9GHz.

El Snapdragon 835 debutó con el Samsung Galaxy S8 (en los países donde se comercializa con este procesador) y está construido en un proceso de 10nm muy eficiente en cuanto a consumo de energía.

Este procesador viene acompañado por una GPU Adreno 540 y por nada menos que 6 u 8 GB de RAM de tipo LPDDR4X, una cantidad superior a la que vemos en la mayoría de los teléfonos estrella.

El modelo que nosotros hemos probado es el de 6GB, que es más que suficiente para un smartphone. Recientemente hemos visto una comparativa con el modelo de 8GB de RAM que muestran que la mejora en multi-tarea existe pero es marginal.

El almacenamiento interno es de tipo UFS 2.1, el más rápido que encontramos a día de hoy. Además, OnePlus afirma que el almacenamiento cuenta con dos vías, para una velocidad todavía superior. El modelo de 6GB de RAM incorpora 64GB y el modelo de 8GB posee 128GB de almacenamiento.

Todas estas características están a la par de lo que ofrecen los grandes teléfonos estrella del momento como el Samsung Galaxy S8 o el Sony Xperia XZ Premium, a pesar de que el teléfono cueste considerablemente menos.

A continuación, vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks, lo que nos dará una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros teléfonos.

 

En el benchmark AnTuTu v6, ha dado un resultado de 179.155 puntos, una puntuación extremadamente alta, por encima de todos los smartphones Android que hemos probado hasta la fecha.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido 1.958/6.719 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados excelentes.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados excelentes en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura, ya que cuenta con almacenamiento UFS 2.1.

 

En el test de rendimiento general PCMark 1.0, ha obtenido una puntuación de 8.027 puntos, un valor extremadamente alto.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido también una puntuación espectacular de 6.448 puntos, por encima de la mayoría de smartphones.

 

A la hora de analizar la potencia gráfica, comenzamos con la prueba SlingShot de 3DMark, el teléfono ha obtenido unos excelentes resultados.

 

En el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados excelentes, a la par o incluso por encima del Samsung Galaxy S8 en algunas pruebas.

Los resultados de las pruebas off-screen (en color verde, son aquellas que se llevan a cabo a resolución 1920 x 1080 independientemente de la resolución de la pantalla) muestran unos resultados excelentes, aunque algo por debajo del Galaxy S8 o Xiaomi Mi 6.

En las pruebas on-screen (en color morado, son aquellas a la resolución nativa de la pantalla), el OnePlus 5 obtiene también unos resultados espectaculares.

 

Los resultados que ha obtenido el OnePlus 5 en las diversas pruebas muestran que el teléfono ofrece un rendimiento excelente, aunque debemos tener en cuenta que la compañía ha sido acusada de hacer trampas en los benchmarks, potenciando al máximo el rendimiento del procesador cuando detecta que se está ejecutando un benchmark popular.

Dejando a un lado los benchmarks, el OnePlus 5 responde rápidamente a las pulsaciones y no da signos de lentitud al utilizar aplicaciones cotidianas como WhatsApp, Twitter, Facebook, Google Maps, Instagram, Chrome y otras. Las animaciones del interfaz son fluidas y, en general, la experiencia de uso es muy satisfactoria.

El interfaz se mueve con suavidad, tanto a la hora de abrir aplicaciones como de movernos entre ellas haciendo uso de la multi-tarea. En más de una ocasión nos hemos sorprendido al encontrar apps abiertas en memoria en el mismo punto donde las dejamos tras muchas horas de uso.

 

En cuanto a la potencia gráfica, la GPU Adreno 540 ofrece un 25 por ciento más de rendimiento 3D que la Adreno 530 del Snapdragon 820 y, por tanto, es de esperar un rendimiento excelente.

He probado juegos 3D exigentes como Asphalt Extreme, Dead Effect 2 y Afterpulse, que se configuran en el modo de calidad alta, y los tres juegos se desenvuelven con mucha fluidez sin pérdida aparente de frames.

De hecho, utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado ha sido muy bueno. En los tres juegos obtenemos una tasa estable de 30 o 60 fps, sin pérdidas de frames.

Juego Media de FPS Estabilidad FPS %GPU %CPU
Asphalt Xtreme 30 100% 52% 6%
Dead Effect 2 60 100% 59% 11%
Afterpulse 30 99% 67% 6%


 

Los teléfonos de gama alta tienden a calentarse al ser sometidos a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. Sin embargo, hemos medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de unos 35ºC, por debajo de otros smartphones.

 

El OnePlus 5 posee 64GB de almacenamiento interno, de los cuales quedan libres cerca de 53GB para el usuario nada más sacarlo de la caja. También existe una versión con 128GB, que llega con 8GB de RAM en lugar de 6GB de RAM.

Lamentablemente, no es posible añadir una tarjeta micro-SD para ampliar el espacio, por lo que debemos elegir bien la variante que queremos adquirir. Si tenemos intención de cargar películas, grabar vídeos en formato 4K o hacer uso juegos muy pesados, posiblemente haremos mejor optando por la variante de 128GB para no tener problemas de espacio.

En el aspecto de conectividad, el OnePlus 5 es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 5.0 (compatible con aptX y aptX HD), 3G/HSPA+, 4G/LTE, NFC y GPS-A.

La conexión Bluetooth no permite enviar audio a dos dispositivos a la vez, como ofrece el Samsung Galaxy S8.

Lamentablemente, no es compatible con MHL o DisplayPort sobre USB, por lo que no puedes conectar el teléfono a un televisor con un cable.

Tampoco incorpora un emisor de infrarrojos, aunque nunca le he visto gran utilidad a esta funcionalidad, ni radio FM.

El teléfono admite dos tarjetas nano-SIM, por lo que podemos llevar dos números a la vez.

La conectividad 4G es Cat. 12, por lo que puede alcanzar velocidades máximas teóricas de 600 Mbps. Es curioso que OnePlus no haya optado por el modem con capacidad de 1 Gbps que se publicita junto al Snapdragon 835.

En nuestras pruebas de velocidad de red, el Oneplus 5 ha alcanzado los 273 Mbps de bajada y 30 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30 Mbps.

En la prueba de conexión 4G hemos obtenido una velocidad de descarga de 20 Mbps y de subida de 8 Mbps, unos resultados buenos.

El OnePlus 5 incorpora lector de huella en el botón de inicio, situado debajo de la pantalla. Reconoce la huella rápidamente, incluso con la pantalla apagada, y resulta muy fiable.

Batería

La batería del OnePlus 5 no es reemplazable y posee una capacidad de 3.300 mAh. Se trata de una capacidad que debería ser más que suficiente para un teléfono con pantalla de 5.5″, aunque su predecesor, el OnePlus 3T, contaba con 3.400 mAh de batería con el mismo tamaño de pantalla.

 

A favor de la autonomía del OnePlus 5, tenemos que decir que posee una pantalla con resolución «solo» Full HD (que consume menos energía que QHD) y con tecnología AMOLED (que consume menos energía que las pantallas LCD), y además utiliza un procesador fabricado en un proceso de 10 nm, más eficiente que las generaciones anteriores.

En la prueba de autonomía de PCMark 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un excelente resultado de 9 horas y 2 minutos.

 

Este valor de autonomía es alto en comparación con otros teléfonos de gama alta, ya que queda por encima del Samsung Galaxy S8, el LG G6 o el Huawei P10, por citar algunos.

En la práctica, la autonomía del OnePlus 5 es suficiente para aguantar un día completo sin problemas.

El OnePlus 5 no cuenta con perfiles de uso de batería ni con ninguna funcionalidad que nos permite controlar el consumo de batería más allá de lo que incorpora Android por defecto. En este aspecto echamos de menos algún modo de ahorro de energía o el modo Stamina que incorpora Sony.

El OnePlus 5 no cuenta con carga rápida Quick Charge 3.0, sino que la compañía ha optado por un sistema propio llamado Dash Charge, que es capaz de cargar el teléfono muy rápidamente.

Como se puede ver en la siguiente gráfica, el proceso de carga es muy rápido hasta el 80 por ciento, y después se ralentiza hasta llegar al 100%. En solo media hora, alcanzamos el 60% de carga, y el proceso completo de carga dura 1 hora y 26 minutos.

 

Una de las ventajas de Dash Charge es que el teléfono no se calienta durante el proceso de carga, sino que el calor se genera en el propio cargador. Ahora bien, para poder disfrutar de Dash Charge necesitamos emplear el cargador y el cable incluido con el teléfono.

OnePlus no ha dotado al teléfono de carga inalámbrica, algo que por el momento pocos fabricantes incorporan, a pesar de ser una gran comodidad.

 

Software

El OnePlus 5 llega con Android 7.1.1 Nougat, que es la versión más reciente del sistema operativo Android.

Por encima de Android, la compañía incorpora su propia capa de personalización, que recibe el nombre de Oxygen OS en su versión internacional.

Una de las ventajas de utilizar un teléfono OnePlus es que mantienen la garantía incluso aún después de hacer “root”.

A diferencia de otras capas de personalización como las que encontramos en LG o Samsung, OnePlus mantiene en gran medida la apariencia de Android estándar, algo que agradecemos.

Un cambio que sí que resulta llamativo es que el acceso al cajón de aplicaciones se hace arrastrando el dedo hacia arriba en la pantalla principal, de forma parecida a como se hace en el Google Pixel. En el cajón de aplicaciones encontramos todas nuestras apps, que aparecen ordenadas alfabéticamente y no pueden re-ordenarse ni agruparse en carpetas.

OnePlus permite alterar el aspecto de los iconos. Podemos elegir entre su aspecto original, un acabado redondeado o un acabado cuadrado. Por defecto, está activo el aspecto original de los iconos, que es el que más nos gusta.

Una de las funcionalidades de los teléfonos es Shelf, una pantalla extra que se sitúa a la izquierda de la página principal donde podemos colocar nuestros widgets, uno a continuación de otro, con la posibilidad de hacer scroll vertical.

OnePlus ha añadido algunos widgets propios como el tiempo, las aplicaciones más usadas, y contactos frecuentes, pero podemos colocar widgets de cualquier aplicación.

Shelf tiene cierta utilidad para acceder rápidamente a una aplicación o a un contacto, aunque lo más probable es que tus aplicaciones más frecuentes ya las hayas colocado en la pantalla principal.

Suponemos que OnePlus irá añadiendo nuevas funcionalidades, ya que por el momento Shelf no parece tener una gran utilidad. Si no quieres utilizarlo, puedes desactivarlo en los ajustes.

OnePlus incorpora una funcionalidad de gestos que permite, por ejemplo, dar la vuelta al teléfono para silenciarlo, capturar la pantalla con tres dedos, o dar un doble toque a la pantalla para despertar.

Si pulsamos dos veces el botón de encendido podes configurar que se abra rápidamente la cámara.

También son interesantes los gestos al dibujar sobre la pantalla, que permiten asignar aplicaciones al trazo las letras O, V, S, M y W sobre la pantalla. También es posible dibujar ‘>’, ‘<‘ o ‘||’ con el dedo sobre la pantalla para controlar la reproducción de música.

Otra de las funcionalidades que encontramos en el menú de ajustes es la facilidad de programar los botones táctiles que están debajo de la pantalla para cambiar su función. De esta forma podemos, por ejemplo, intercambiar los botones de ‘Reciente’ y ‘Atrás’.

También podemos habilitar la barra de navegación por software en pantalla, y asignar acciones si realizamos una pulsación larga o una doble pulsación sobre cualquiera de los tres botones capacitivos.

OnePlus nos da la posibilidad de cambiar activar un tema oscuro (blanco sobre negro) que es el más adecuado si quieres extender la autonomía del teléfono, ya que las pantallas AMOLED consumen menos energía al mostrar colores oscuros.

También es posible ajustar el color de la notificación LED que se muestra encima de la pantalla para ciertas funciones como batería baja o notificaciones.

 

La funcionalidad “Pantalla Ambiente” es bastante útil ya que permite encender la pantalla cuando recibes notificaciones. Con esta función activada, es posible configurar la opción «Activar la Pantalla» que enciende la pantalla cuando detecta que agarras el teléfono.

La pantalla de bloqueo muestra la hora y ofrece un acceso rápido a la cámara arrastrando la pantalla desde la esquina inferior derecha hacia arriba. No podemos colocar widgets en la pantalla de bloqueo, aunque sí que podemos eliminar notificaciones desde ahí.

En el escritorio del teléfono, una pulsación simple sobre el botón de Tareas muestra las aplicaciones abiertas en forma de baraja. Si pulsamos sobre el icono de candado que aparece en cada aplicación, podemos protegerla para que quede permanentemente en memoria.

A diferencia de otros teléfonos, OnePlus no incorpora una aplicación para cambiar el aspecto del interfaz a través de temas.

 

Otra de las funcionalidades que encontramos es la posibilidad de seleccionar las notificaciones que queremos que nos interrumpan mediante el interruptor Alert Slider situado a un lado del teléfono.

Gracias al interruptor, podemos seleccionar de forma cómoda si queremos activar el modo Silencio, el modo No molestar o el Modo Timbre. En el modo No Molestar podemos elegir qué tipo de notificaciones pueden interrumpir: recordatorios, eventos, alarmas, contactos favoritos, mensajes, llamadas, o llamadas repetidas.

El OnePlus 5 también ofrece un nuevo modo «no molestar» dentro de un juego, que nos permitirá aislarnos de cualquier distracción, así como una carpeta segura para almacenar contenidos privados que solo puedan ser accedidos por PIN o huella.

 

Aplicaciones incluidas

El OnePlus 5 no incluye ninguna aplicación pre-instalada salvo las habituales de Google.

Por supuesto el teléfono es compatible con Play Store, desde donde podemos instalar cualquier aplicación en nuestro teléfono.

Multimedia

El OnePlus 5 cuenta con un único altavoz en la parte de abajo del teléfono, por lo que no cabe esperar mucho de la calidad del sonido. Es una pena que con unos marcos encima y debajo de la pantalla tan grandes, OnePlus no haya optado por unos altavoces estéreo frontales.

El altavoz ofrece con una potencia bastante elevada y una calidad aceptable para tratarse de un altavoz de estas características, aunque no puede competir con la de otros altavoces frontales estéreo.

La posición del altavoz no es la mejor, ya que es sencillo taparlo con un dedo o con la mano cuando sostenemos el teléfono en horizontal.

El OnePlus 5 no incorpora su propio reproductor de música, sino que hace uso de la aplicación Play Música de Google.

Play Música permite organizar nuestras canciones por géneros, artistas, álbumes y títulos.

También ofrece un servicio de suscripción de música en streaming similar a Spotify. Otra opción interesante es que permite crear mezclas al instante basadas en las canciones que más te gustan o en tus artistas favoritos. Tiene soporte de listas de reproducción, pero es incapaz de descargar portadas de discos o las letras de las canciones, por citar alguna limitación.

Para ver imágenes, OnePlus recurre a Fotos de Google. La aplicación Fotos muestra todas las imágenes almacenadas en el teléfono organizadas por álbumes, lugares, fecha, personas y cosas.

Otra posibilidad que ofrece Fotos es crear collages y animaciones a partir de fotografías, o crear películas combinando fotografías y vídeos. Por último, Google permite incluso realizar copias de seguridad de las fotografías en tu cuenta de Google.

 

OnePlus no ha incorporado ninguna aplicación para visualizar vídeos, sino que se utilizan las propias aplicaciones del sistema. La reproducción de vídeos almacenados en el teléfono es buena gracias a su pantalla 1080p que, como hemos comentado, ofrece negros profundos y colores vivos.

Para comprobar la compatibilidad con diversos formatos de audio y vídeo, hemos probado a reproducir algunos ficheros 4K codificados con H.264 y con el más moderno HEVC. El OnePlus 5 puede reproducir todos estos ficheros con suavidad.

Los vídeos procedentes de aplicaciones de streaming, como YouTube o Netflix, también se ven perfectamente en el OnePlus 5.

 

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

Cámara de fotos

La cámara trasera del OnePlus 5 es una cámara dual con una configuración similar a la del iPhone 7 Plus: una lente gran angular y otra lente teleobjetivo.

La cámara gran angular cuenta con un sensor Sony IMX398 con resolución de 16MP, una lente con apertura f/1.7, mientras que la cámara teleobjetivo cuenta un sensor Sony IMX350 de 20MP, una lente con apertura f/2.6. Ninguna de las dos cámaras cuenta con estabilización óptica.

La combinación de estas cámaras permite conseguir zoom 2x, aunque conviene saber que, en realidad, el zoom óptico llega hasta 1.6x y el resto se realiza por software. La presencia de una cámara dual también permite tomar fotografías con efecto Retrato.

A continuación podemos ver un ejemplo de una fotografía tomada con cada lente desde el mismo punto, donde se aprecia el nivel de zoom conseguido con la lente teleobjetivo:

 

El interfaz de la cámara es muy simple. A la derecha, encontramos un icono para conmutar entre cámara frontal/trasera y una miniatura de la última fotografía tomada, así como el botón de disparo. Junto al botón de disparo hay un ajuste para conmutar entre el objetivo normal y el teleobjetivo 2X.

Si arrastramos la pantalla de arriba a abajo pasamos por los modos de captura de foto, captura de vídeo y retrato. A la izquierda tenemos acceso rápido a los ajustes de flash, aspecto (1:1, 16:9 y 4:3), HDR y temporizador, así como a los modos adicionales: modo Pro, lapso de tiempo, cámara lenta y panorama.

 

Para enfocar un elemento de la imagen basta con pulsar sobre él y veremos cómo aparece un círculo en ese punto y una barra a la derecha que nos permite ajustar la exposición manualmente arrastrando el dedo en sentido vertical.

En el modo Pro es posible modificar distintos parámetros como el balance de blancos, el enfoque, el tiempo de exposición y la sensibilidad ISO. Incluso podemos ver un histograma en tiempo real y un horizonte artificial.

El sistema de enfoque híbrido por contraste y fase del OnePlus 5 consigue enfocar rápidamente y con gran precisión. En nuestras pruebas no hemos encontrado problemas con fotografías mal enfocadas, tanto en condiciones de buena iluminación como cuando esta escasea.

 

Para analizar la calidad de la cámara, hemos tomado algunas fotografías en diversas situaciones junto con otros smartphones de gama alta.

En esta escena tomada en condiciones de buena luz podemos apreciar las diferencias de nitidez entre las cámaras de los distintos smartphones de gama alta, incluyendo una cámara compacta.

El OnePlus 5 ofrece una buena nitidez y una exposición correcta, aunque el colorido de la imagen peca de ser algo anaranjado en comparación con el resto de smartphones.

 

En esta comparativa podemos apreciar el rendimiento de las cámaras de los distintos smartphones en condiciones de poca luz. En estas situaciones, el tamaño de píxel, la apertura de la lente, la presencia de estabilización óptica y el procesado software juegan un papel muy importante a la hora de capturar la imagen sin ruido (o «grano»).

Lamentablemente, las cámaras del OnePlus 5 no cuentan con estabilización óptica, por lo que es de esperar que el rendimiento en condiciones de poca luz esté por debajo de otros smartphones.

El OnePlus 5 ofrece una imagen bastante buena, aunque de nuevo presenta un tono de color demasiado amarillento. La imagen presenta más grano que la del LG G6, Samsung Galaxy S8+ y iPhone 7 Plus, pero la calidad es correcta.

 

Esta otra escena de un retrato ha tenido lugar en la calle, delante de una pared con un intenso color morado, Antes de tomar cada fotografía, hemos pulsado sobre los ojos para fijar el enfoque sobre esa zona.

De nuevo la fotografía  capturada por el OnePlus 5 no está nada mal, aunque el procesado de imagen para resaltar la nitidez de la imagen parece algo agresivo y produce ciertos artefactos en la piel.

 

El uso de una cámara dual permite al OnePlus 5 hacer uso del Moto Retrato, que desenfoca el fondo de la imagen para crear un efecto bokeh.

A continuación podemos ver el resultado de una fotografía tomada con este modo, que es bastante bueno aunque la profundidad de campo es demasiado estrecha (no solo el fondo está desenfocado sino también buena parte del pelo).

Modo Retrato OnePlus 5

 

Aquí os dejamos con una galería de fotografías tomadas con el OnePlus 5 en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una variedad de situaciones.

 

El OnePlus 5 puede grabar vídeo 4K a 30 fps, así como vídeo 1080p a 60 fps / 30 fps, 720p a 30 fps. También puede grabar cámara lenta a resolución 720p y 120 fps.

A continuación podemos ver un vídeo 4K capturado por el OnePlus 5.

 

La cámara frontal es de 16 MP, cuenta con lente con apertura f/2.0 y permite grabar vídeo Full HD 1080p, por lo que debería ser más que suficiente para los amantes de los selfies.

Aquí dejamos un selfie capturado con la cámara frontal, que ofrece un colorido y una exposición correctas. La calidad de la imagen es bastante buena, aunque está algo sobreexpuesta y se pierden algunos detalles de la piel.

 

Precio

El OnePlus 5 esta a la venta por 499 euros (6GB/64GB) o 559 euros (8GB/128GB) a través de la tienda online de OnePlus. Además del teléfono, puedes hacerte con fundas protectoras y otros accesorios como un cargador para el coche.

El precio del OnePlus 5 es una de sus mejores bazas ya que los teléfonos de las grandes marcas que cuentan con características comparables cuestan más, aunque la diferencia no es tan acusada como años anteriores.

Como hemos comentado a lo largo del análisis, el OnePlus 5 es uno de los teléfonos más potentes del momento, pero presenta algunas limitaciones en aspectos como la pantalla o la cámara en comparación con otros teléfonos de gama alta. De igual forma, carece de algunas funcionalidades como protección frente al agua, carga inalámbrica, ranura para micro-SD, radio FM, etc. que otros teléfonos poseen.

Un teléfono que, en mi opinión, compite en precio y prestaciones con el OnePlus 5 de igual a igual es el Xiaomi Mi 6, que no está a la venta oficialmente en España pero puedes adquirirlo en tiendas chinas. En el momento de escribir este análisis, el precio del Xiaomi Mi 6 es de 479 euros en Gearbest.

El Xiaomi Mi 6 posee un diseño muy atractivo en cristal y metal, y también llega con unas especificaciones muy potentes, similares a las del OnePlus 5 en muchos aspectos. Su pantalla es algo más pequeña, 5.15″, y corre la capa de personalización MIUI, que ofrece bastante funcionalidades pero a veces da algunos problemas al utilizar la ROM en español.

Un smartphone interesante por un precio similar es el Honor 9 (449 euros), que llega con pantalla 5.15″ Full HD, procesador Kirin 960, 4GB/6GB de RAM, 64GB/128GB de almacenamiento, cámara dual 20MP+12MP y batería de 3.200 mAh.

Otra buena opción es el LG G6 (434 euros), que ha bajado mucho de precio y puede encontrarse por menos de lo que cuesta el OnePlus 5. A favor del LG G6 tenemos su diseño, con un gran aprovechamiento del espacio, una cámara de fotos muy competente con gran angular y el soporte de micro-SD. Sus procesador y memoria RAM, sin embargo, están por debajo de lo que ofrece el OnePlus 5.

 

Conclusiones

En pocos años, OnePlus se ha convertido en una marca muy conocida entre los usuarios más techies por ofrecer smartphones con especificaciones muy potentes a un precio inferior del que presentan los smartphones comparables de otras marcas.

El OnePlus 5 sigue por este mismo camino y ofrece especificaciones de gama alta a un precio razonable, aunque ni la diferencia de precio es tan alta como en el pasado ni ofrece todas las prestaciones que encontramos en smartphones estrella.

Comenzando por su diseño, el OnePlus 5 posee una apariencia atractiva, con un cuerpo delgado en aluminio anodizado que recuerda al iPhone 7 Plus negro en muchos aspectos.

Nos hubiera gustado ver unos marcos superior e inferior más estrechos, al estilo del LG G6 y Samsung Galaxy S8, así como una construcción resistente al agua, pero OnePlus ha preferido un optar por algo más tradicional.

La pantalla del OnePlus 5 no presenta apenas cambios respecto a la del año pasado, salvo porque está protegida por Gorilla Glass 5 y ofrece un nuevo modo de imagen ajustado al espacio de color DCI-P3, más amplio que el habitual sRGB.

La resolución de la pantalla sigue siendo Full HD y, aunque utiliza una matriz PenTile (menos nítida que las RGB), la nitidez de la pantalla es suficientemente elevada como para que no echemos de menos una resolución superior — siempre que no planees utilizar el teléfono para Realidad Virtual.

Al tratarse de una pantalla AMOLED, los negros son puros y el contraste es muy elevado (teóricamente, infinito). El brillo máximo de la pantalla es correcto pero, a diferencia de otros smartphones, no cuenta con un modo de potenciación de brillo bajo la luz del sol, por lo que en este aspecto nos quedamos con ganas de «más.»

OnePlus ha añadido la funcionalidad de ‘Pantalla Ambiente’ para que la pantalla se ilumine al llegar una notificación, así como un modo que activa automática de la pantalla al coger el teléfono. No obstante, nos hubiera gustado ver un modo de ‘Pantalla Siempre Activa’.

No podemos dejar de mencionar el efecto «gelatina» de la pantalla al hacer scroll que, si bien existe, no resulta apenas visible y para nada es molesto, al menos en la unidad que hemos probado.

 

El OnePlus 5 posee un hardware muy potente, capaz de hacer frente a cualquier smartphone del momento. Incorpora un procesador Snapdragon 835, fabricado en un proceso muy eficiente de 10nm, 6GB de memoria RAM LPDDR4X, y 64GB almacenamiento UFS 2.1 de doble vía para una mayor velocidad. También existe otra variante con 8GB/128GB que no es la que hemos probado.

En los benchmarks que hemos ejecutado, el OnePlus 5 ha obtenido una puntuación espectacular. Ahora bien, se ha descubierto que OnePlus pone el procesador a trabajar al máximo cuando detecta ciertas apps de benchmark en particular, por lo que estos resultados no tienen por qué ser representativos del comportamiento con otras apps.

Dejando a un lado los benchmarks, el rendimiento en el día a día es excelente.

El interfaz se mueve con suavidad y no hemos notado ningún parón ni signo de lag al ejecutar apps y juegos 3D exigentes como Asphalt Xtreme, Dead Effect o Afterpulse, donde hemos medido tasas estables de 30 o 60 FPS en función del título.

Aunque el modelo que hemos probado ha sido el de 6GB de RAM (y no el más potente con 8GB de RAM), hemos disfrutado de un excelente comportamiento en multi-tarea.

En más de una ocasión nos hemos sorprendido al encontrar apps abiertas en memoria en el mismo punto donde las dejamos tras muchas horas de uso.

El OnePlus 5 no ofrece la posibilidad de ampliar el almacenamiento mediante tarjeta micro-SD, por lo que debemos elegir bien entre la versión con 64 o 128GB. Nos cuesta entender que OnePlus no ofrezca esta posibilidad cuando la mayoría de los fabricantes sí que lo incorporan.

El OnePlus 5 llega con una batería no reemplazable de 3.300 mAh, una capacidad adecuada para un terminal con pantalla de 5.5″. En la prueba de batería PCMark, el OnePlus 5 ha ofrecido una autonomía excelente, en línea con lo que hemos experimentado en el día a día.

 

OnePlus incorpora el sistema de carga rápida DASH Charge que es capaz de cargar algo más del 60% de la batería en media hora, y cargar completamente el teléfono en menos de una hora y media. El inconveniente de este sistema de carga es que requiere el uso del cable USB y el cargador DASH que vienen en la caja para aprovechar la alta velocidad de carga, pero por lo demás funciona muy bien.

En el apartado fotográfico, el OnePlus 5 se ha unido al carro de las cámaras duales con una configuración de lente estándar y teleobjetivo. En condiciones de buena luz, las imágenes son nítidas pero, cuando la luz escasea, el ruido hace acto de presencia.

Otros teléfonos de gama alta como el Samsung Galaxy S8, el iPhone 7 Plus o el LG G6 ofrecen imágenes más limpias, pero en general el resultado fotográfico con el OnePlus 5 es bueno.

Además, la cámara ofrece un modo Pro con muchas opciones de control manual, y un modo Retrato para desenfocar el fondo de la imagen.

En el apartado software, el OnePlus 5 llega con Android 7 Nougat con la capa de personalización Oxygen OS, que es poco intrusiva y mantiene en gran medida la apariencia de Android original, con ciertos toques heredados del launcher del Pixel.

Oxygen OS añade algunas funcionalidades interesantes, como la Pantalla Ambiente, el encendido de la pantalla con un doble toque, la personalización de los botones táctiles, los Modo Noche/Lectura, y los gestos sobre la pantalla para abrir aplicaciones, por citar algunas. No obstante, echamos de menos algunas opciones para controlar mejor el consumo de la batería o aplicar temas al interfaz del teléfono, por ejemplo.

 

Otra funcionalidad que nos gusta del OnePlus 5 es el interruptor Alert Slider, que permite silenciar rápidamente el teléfono o limitar las notificaciones a aquellas que son prioritarias.

Por supuesto, la baza más importante del OnePlus 5 es su precio, ya que está a la venta por 499 euros con 6GB/64GB (o 559 euros con 8GB/128GB). Sus principales competidores cuestan mucho más dinero, aunque también es cierto que en algunos casos ofrecen funcionalidades adicionales que no están presentes en el OnePlus 5: marcos de pantalla más estrechos, carga inalámbrica, ranura micro-SD, resistencia al agua, pantalla siempre activa, etc.

En definitiva, si andas detrás de un teléfono que ofrezca un rendimiento potente, una cámara equilibrada y una buena autonomía, pero no quieres gastarte 700 euros, el OnePlus 5 es una excelente opción aunque ya no es la misma ganga que los modelos anteriores.

Lo mejor:

  • Diseño con cuerpo de aluminio anodizado y un acabado excelente
  • Pantalla AMOLED con excelente contraste y negros muy profundos
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias al potente procesador Snapdragon 835, los 6GB/8GB de RAM LPDDR4X y el almacenamiento UFS 2.1
  • Capa de software Oxygen OS con algunas funcionalidades que mejoran las prestaciones de Android (por ejemplo, Pantalla Ambiente, doble toque para activar pantalla, gestos sobre la pantalla, etc.)
  • Carga rápida DASH Charge capaz de cargar un 60% de batería en tan solo 30 minutos y el 100% en menos de 90 minutos
  • Rendimiento de la cámara principal bueno incluso en condiciones de poca luz (aunque por debajo de otros teléfonos de gama alta)
  • Modo Pro de fotografía con muchas opciones de control manual
  • Autonomía excelente gracias a una batería de buen tamaño y componentes eficientes
  • Interruptor Alert Slider que permite silenciar las notificaciones con comodidad
  • Lector de huella dactilar que desbloquea el teléfono rápidamente
  • Precio atractivo para las características del terminal

Lo peor:
  • Marcos por encima y debajo de la pantalla bastante anchos, lejos de lo que ofrecen los nuevos smartphones de Samsung y LG
  • Pantalla con un brillo máximo por debajo de otros teléfonos de gama alta y sin Always On Display.
  • Almacenamiento limitado a 64GB (o 128GB) sin posibilidad de ampliación con micro-SD
  • Sonido por un solo altavoz, sin capacidad estéreo, y en una posición que hace que la tapes fácilmente
  • Ausencia de carga inalámbrica
  • Ausencia de resistencia al agua

💻 ¡Ofertón! Consigue Windows 10 Home por solo 11,09€ en CDKdeals [ Ofertón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario