Análisis del Oneplus 5 a fondo y opinión [REVIEW]


¡SORTEOS! Sorteamos un impresionante LG G6 [ Ver más sorteos ]

Ir a página :

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del OnePlus 5.

OnePlus es una máquina perfecta de crear expectación ante sus nuevos lanzamientos y, con el OnePlus 5, la compañía se han superado. Mientras que otros fabricantes sufren las filtraciones de trabajadores o socios, ha sido la propia OnePlus quien ha ido revelando información sobre las características de su teléfono antes de su anuncio oficial, llegando incluso a mostrar su diseño con anticipación.

El OnePlus 5 no es el smartphone más avanzado del mercado, pero llega con unas especificaciones muy potentes — pantalla Full HD de 5.5″, procesador Snapdragon 835, 6GB/8GB de RAM, 64GB/128GB de almacenamiento, cámara dual trasera 16MP+20MP, cámara frontal de 16MP y batería de 3.300 mAh — a un precio (499€/559€) más bajo que otros smartphones comparables, aunque ya no hay tanta diferencia como en años anteriores.

La llegada del OnePlus 5 no ha estado exenta de polémica. A las recriminaciones de muchos usuarios por no innovar en diseño sino copiar el del iPhone 7 Plus, se han sumado acusaciones de hacer trampas en los benchmarks y confundir en las especificaciones del zoom de la cámara. Por si fuera poco, recientemente se han detectado problemas con el scroll de su pantalla, que la compañía no querido admitir.

He tenido la oportunidad de utilizar el OnePlus 5 6GB/64GB durante varias semanas y, a continuación, os presento mis impresiones sobre el dispositivo.

 

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Batería y Software
  5. Multimedia y Llamadas
  6. Cámara
  7. Precio y Conclusiones

 

Diseño

El diseño del OnePlus 5 es uno de sus aspectos más polémicos ya que, desde los primeros renders que se filtraron, fue evidente el gran parecido con el iPhone 7 Plus negro.

La compañía no ha dado ninguna explicación convincente que explique este gran parecido pero, si a Apple no le importa, a nosotros tampoco ya que su aspecto es bastante atractivo.

Centrándonos en su construcción, el OnePlus 5 posee un cuerpo de aluminio anodizado, de una sola pieza, con unos acabados excelentes que poco tienen que ver con otros teléfonos chinos.

El frontal del OnePlus 5 está cubierto por un cristal Gorilla Glass 5 con una curvatura 2.5D muy elegante que se introduce suavemente en el chasis de metal.

La parte de atrás del OnePlus 5 es muy vistosa gracias a su acabado metálico, que además resulta suave al tacto ya que no posee ninguna textura. El acabado mate hace que las huellas no quedan marcadas en el metal, por lo que no tendrás que estar limpiando tu smartphone a cada momento.

La cubierta trasera del teléfono no es retirable, por lo que no podemos acceder a la batería ni a ningún otro componente interno. Lo contrario nos hubiera sorprendido ya que cada vez son menos los fabricantes que optan por una batería reemplazable.

Como cualquier smartphone metálico, las líneas de antena están presentes, pero OnePlus las ha situado en los extremos superior e inferior y, dado que son de color negro, no desentonan con el conjunto.

La cámara dual trasera sobresale ligeramente de la superficie del teléfono, aunque bastante menos que la del iPhone 7 Plus. El cristal que protege la cámara es zafiro, por lo que no debemos preocuparnos si lo dejamos apoyado sobre superficies duras.

 

El frontal del OnePlus 5 no presenta grandes diferencias con el modelo del año pasado. Mantiene unos marcos por encima y por debajo de la pantalla bastante generosos en comparación con los que encontramos en otros teléfonos estrella de este año, como el Samsung Galaxy S8 o el LG G6.

El botón de Inicio es capacitivo e integra un rapidísimo lector de huella (del que hablaremos más adelante). Este botón está ligeramente hundido, por lo que resulta muy sencillo localizarlo con al tacto.

A ambos lados del botón de Inicio encontramos botones capacitivos que permanecen invisibles durante la mayor parte del tiempo, y se iluminan con un punto en color blanco con un punto cuando es necesario.

Es posible intercambiar la función de los botones a través de los ajustes del teléfono, así como habilitar una barra de navegación en pantalla si preferimos utilizar botones virtuales. Ahora bien, teniendo botones físicos no vemos mucho sentido a desperdiciar una parte de la pantalla con una botonera virtual.

 

A pesar de los materiales elegidos por OnePlus para la construcción del terminal, el teléfono resulta bastante ligero, ya que solo pesa 153 gramos, y es bastante fino, ya que su grosor es de 7.25 mm.

El acabado de metal y cristal hace que el teléfono resulte muy agradable cuando lo sostenemos en la mano – aunque algo resbaladizo dado que el metal es completamente liso.

La pantalla del teléfono puede resultar demasiado grande como para poder alcanzar todas las zonas al utilizar el teléfono con una sola mano y, lamentablemente, OnePlus no ha incorporado ningún modo de uso con una sola mano.

El OnePlus 5 ha sido anunciado en dos colores – gris y negro – pero, lejos de ser únicamente dos variantes de color, cada uno corresponda a una capacidad diferente. El modelo de color gris posee 6GB/64GB, mientras que el modelo de color negro cuenta con 8GB/128GB.

La parte de delante del OnePlus 5 está ocupada principalmente por la pantalla, que posee un marco bastante estrecho a los lados.

Como hemos comentado anteriormente, el espacio que queda por encima y por debajo de la pantalla es más amplio de lo que nos gustaría, ya que OnePlus no ha seguido el ejemplo de Samsung y LG.

En la zona encima de la pantalla encontramos la cámara frontal, el altavoz del oído, los sensores de iluminación/proximidad y el LED de notificaciones, que apenas es visible cuando no está en funcionamiento.

En la parte inferior encontramos los dos botones capacitivos que permanecen invisibles cuando la pantalla del teléfono está apagada y, en el centro, el botón capacitivo de Inicio que actúa también como lector de huella dactilar.

Cuando tocamos el botón de Inicio, los dos botones – Tareas y Atrás – se encienden durante unos segundos y luego se vuelven a apagar hasta que tocamos la zona en la que se encuentra uno de los botones.

En la parte de atrás encontramos, en la zona superior izquierda, la cámara dual de fotos, que como ya hemos comentado posee un buen tamaño y sobresale de la superficie del teléfono.

Al lado de la cámara encontramos el flash LED, que es de un solo tono.

La mayor parte de la cubierta trasera está libre de cualquier elemento o adorno, como se puede apreciar en la imagen.

Debajo de la cámara y el flash encontramos el logotipo de OnePlus, en color negro, que es el único símbolo que denota que nos encontramos ante un teléfono de esta marca china.

Tanto en la parte superior como en la inferior podemos ver las líneas de antena, en color negro, que van de lado a lado del teléfono pero que apenas son visibles.

Estas líneas son necesarias para dejar pasar las ondas, ya que al poseer un cuerpo metálico las ondas no pueden atravesar fácilmente el chasis del teléfono.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y al lado, la bandeja para las dos tarjetas nano-SIM. El botón es firme y presenta un buen recorrido, por lo que resulta cómodo de apretar.

 

En el lateral izquierdo encontramos el botón alargado de volumen y el interruptor de tres posiciones Alert Slider que permite ajustar las notificaciones.

 

La parte superior del teléfono está libre de botones y conectores.

 

La parte inferior del teléfono posee el conector USB Tipo-C, el conector de auriculares y el altavoz.

 

Lamentablemente OnePlus no ha dotado al teléfono de protección frente al agua, por lo que debemos tener cuidado y evitar que el teléfono caiga en agua. Tratándose de un smartphone de gama alta, nos hubiera gustado que contase con esta protección.

Ir a página :