fbpx

Análisis del Samsung Galaxy S7 edge y opinión


💰 Oferta Xiaomi Mi Note 10: Consíguelo por solo 458€ con cupón de Gearbest [ Oferta ]

Ir a página

Conclusiones

El año pasado, los coreanos aprobaron el curso con muy buena nota con el Samsung Galaxy S6 / edge / edge+, pero no cumplieron todas las expectativas de los usuarios debido a la inexplicable ausencia de una tarjeta micro-SD, la menor capacidad de la batería, y la falta de protección frente al agua.

Este año, la compañía ha tomado muy buena nota de los puntos que tenía que mejorar, y el Galaxy S7 edge les ha quedado “redondo”. Se trata de un terminal espectacular por su diseño de lados curvados, su rendimiento, su brillante y colorida pantalla, su elevada autonomía y su excelente cámara.

El Galaxy S7 edge repite prácticamente el mismo diseño que el año anterior y, en nuestra opinión, es el teléfono con un diseño más atractivo que puedes encontrar a día de hoy.

Las curvas de los lados producen un efecto casi hipnótico, ya que muchos se quedan mirando al terminal cuando lo apoyas sobre una mesa. Además, la combinación de metal y cristal otorga al teléfono un toque de distinción, realzando todavía más su diseño cuando le incide la luz natural.

Por si fuera poco, Samsung ha dotado al nuevo terminal con la protección frente al agua que nunca debió haber faltado a su predecesor.

Samsung Galaxy S7 - 1

 

Como ya es habitual en los teléfonos estrella de Samsung, la pantalla del Galaxy S7 edge es extraordinaria, gracias al panel Super AMOLED de QHD (2.560 x 1.440 píxeles) que ofrece una densidad de píxeles indecente. El brillo máximo de la pantalla es sorprendentemente alto, por encima de 500 nits, y el contraste es elevadísimo gracias a sus negros puros.

El único inconveniente que encontramos a la pantalla es su curvatura ya que, a pesar de su belleza, dificulta ligeramente la visualización de los bordes de la pantalla. Si a esto unimos que la pantalla curvada no tiene una gran funcionalidad, podríamos incluso pensar que es mejor opción hacerse con el Galaxy S7 convencional, aunque esto ya depende de lo que uno valore el diseño frente a la practicidad.

Samsung Galaxy S7 - 32El rendimiento del Galaxy S7 edge es brutal, y el teléfono ha obtenido unos resultados excelentes en todas las pruebas que hemos realizado.

El procesador Exynos 8890 que ha llegado a Europa es toda una bestia y, con los 4GB de RAM LPDDR4, no tenemos problemas a la hora de utilizar muchas aplicaciones a la vez – a pesar de que en el pasado TouchWiz no ha sido especialmente eficiente a la hora de gestionar la memoria.

Hemos probado algunos juegos 3D exigentes y el teléfono no ha tenido ningún problema en moverlos con suavidad.

Además, si te gusta jugar, seguro que aprovechas las nuevas funciones que ha incorporado Samsung para grabar una partida, silenciar las notificaciones, desactivar los botones capacitivos y más mientras estamos jugando.

Samsung también ha dotado al Galaxy S7 edge de un cómodo lector de huella dactilar, que funciona por contacto (en lugar de arrastrando el dedo) y es muy rápido a la hora de identificar la huella. Tampoco se ha olvidado Samsung de incluir un lector de ritmo cardíaco, aunque personalmente no hubiera echado en falta su ausencia.

Una de las críticas más feroces sobre el modelo del año pasado fue la ausencia de ranura para tarjeta micro-SD. Por suerte, Samsung ha recuperado esta característica y ahora podemos insertar tarjetas de hasta 200GB. Lamentablemente Samsung no habilitado la función “Adoptable Storage” de Marshmallow, por lo que no podemos formatearlo como una extensión del almacenamiento interno (o quizás sí).

Samsung Galaxy S7 - 31

 

Otro aspecto muy criticado, la escasa capacidad de la batería, también ha sido solucionado ya que el nuevo Galaxy S7 edge posee una batería de gran tamaño. Samsung ha entendido que los usuarios no quieren teléfonos más finos, sino baterías de mayor capacidad, y por ello ha decidido acertadamente sacrificar delgadez a favor de autonomía.

Samsung ha lanzado el Galaxy S7 edge con Android 6.0.1 Marshmallow, la última versión del sistema operativo, y con su capa TouchWiz por encima. Samsung ha ido eliminando funcionalidades y aplicaciones poco utilizadas de su capa software a lo largo de los años, y las ha relegado a ser una descarga más en la Tienda Galaxy.

La criba ha llegado hasta el punto de que, este año, no encontramos una aplicación propia de Samsung para reproducir música, sino que debemos utilizar la aplicación de Google. Los efectos de sonido, sin embargo, siguen presentes, y podemos ajustar la ecualización y adaptar el sonido a nuestra respuesta auditiva.

El Samung Galaxy S7 edge sigue contando con la gran cantidad de funcionalidades software que ya habíamos visto en otros dispositivos de la marca: multi-ventana, control por gestos, modo privado, modo ultrahorro de energía, etc. Algunas de ellas resultan bastante útiles mientras que otras posiblemente no utilicemos nunca.

Samsug siempre se ha preocupado mucho de la calidad de sus cámaras, y ha tenido un valiente gestor al ir contracorriente y reducir la resolución del sensor. A cambio, la calidad de la imagen en condiciones de poca luz ha mejorado. A este incremento de calidad también contribuyen la excelente apertura f/1.7, la estabilización óptica y el enfoque ultrarrápido gracias a la tecnología Dual Pixel.

En las pruebas que hemos realizado con la cámara, los resultados han sido excelentes, tanto en fotos tomadas a plena luz del día – donde debemos admitir que algunas cámaras con sensores de más resolución ofrecen imágenes más nítidas – como en fotos nocturnas – donde el ruido está bastante controlado.

El precio del Galaxy S7 edge ( EUR 319,00) no es precisamente bajo. Por un precio inferior puedes encontrar excelentes terminales de gama alta de otras marcas, pero no son tan completos como este.

En conclusión, Samsung ha hecho un trabajo “redondo” con el Galaxy S7 edge, creando un producto excelente al que es difícil encontrar puntos débiles salvo el precio.

Si estás pensando hacerte con un teléfono Android de gama alta y puedes permitírtelo, no lo dudes, para nosotros es el mejor teléfono Android que puedes comprar a día de hoy.

Lo mejor:

  • Diseño sofisticado con la pantalla curvada y un cuerpo ligero construido con metal y cristal.
  • Pantalla de 5.5″ con panel Super AMOLED y resolución QHD, que ofrece una excelente nitidez, brillo y contraste
  • Pantalla siempre activa que muestra notificaciones e información relevante en todo momento
  • Rapidez en el manejo del teléfono gracias a un potente procesador de ocho núcleos y 4 GB de RAM LPDDR4
  • Cámara con excelente rendimiento en condiciones de poca luz, enfoque ultrarrápido y múltiples opciones de control manual
  • Mejoras interesantes de Samsung sobre Android como Game Launcher, Multi-Window, Modo Privado, Download Booster, Modo Ultrahorro de Energía, Smart Lock, etc.
  • Almacenamiento ampliable mediante tarjeta micro-SD (aunque no soporta Adoptable Storage)
  • Excelente autonomía de la batería, que se ve mejorada por los modos de ahorro de energía exclusivos de Samsung
  • Lector de huella dactilar por contacto, que permite desbloquear el teléfono con comodidad y rapidez sin arrastrar el dedo
  • Resistencia frente al polvo y el agua
Lo peor:
  • La pantalla “edge” aporta un diseño atractivo pero tiene poca utilidad práctica y puede dificultar la visión de los bordes de la pantalla.
  • Batería no reemplazable
  • No posee radio FM
  • Precio elevado
Nota: El teléfono Samsung Galaxy S7 edge ha sido cedido amablemente por Samsung España para la realización de este análisis.

Ir a página