Análisis del Sony Xperia XZ2 a fondo y opinión

Ir a página

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Sony Xperia XZ2.

En la pasada edición de la feria Mobile World Congress, Sony presentó sus dos nuevos smartphones de gama alta Xperia XZ2 y XZ2 Compact, que llegan con potentes especificaciones técnicas y un diseño renovado con respecto a los modelos anteriores.

Ambos dispositivos se convirtieron en los smartphones estrella de la compañía, aunque su reinado solo ha durado unos meses. Recientemente, la compañía ha anunciado el Xperia XZ2 Premium con especificaciones aún más avanzadas, si bien no llegará al mercado hasta verano.

El nuevo Sony Xperia XZ2 llega con pantalla Full HD+ de 5.7″ con ratio 18:9, procesador Snapdragon 845, 4GB de RAM, cámaras trasera/frontal de 19MP/5MP, 64GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD y batería de 3.180 mAh.

Uno de los aspectos más interesantes del Xperia XZ2 frente a sus predecesores es que la compañía ha abandonado su tradicional diseño de líneas rectas para adoptar un aspecto más redondeado, y además ha reducido el grosor de los marcos, aunque todavía hay margen de mejora.

He tenido la oportunidad de utilizar el Sony Xperia XZ2 durante varias semanas, lo que me ha permitido probar a fondo su funcionamiento. A continuación, os cuento mis impresiones al respecto.

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Batería y Software
  5. Multimedia, Cámara
  6. Creador 3D y Llamadas
  7. Precio y Conclusiones

Diseño y construcción

Desde el lanzamiento del Xperia Z en 2013, los smartphones de Sony han seguido una filosofía de diseño caracterizada por el uso de líneas rectas y grandes marcos rodeando la pantalla.

Hace ya tiempo que los usuarios venían pidiendo a Sony una actualización del diseño y, por fin, con el lanzamiento del Xperia XZ2, Sony ha evolucionado hacia un aspecto más moderno.

El Sony Xperia XZ2 sigue fiel a los principios básicos de Omnibalance — diseño simétrico con peso equilibrado a lo largo de todo el teléfono — pero ahora cuenta con un cuerpo curvado, esquinas redondeadas y unos marcos más estrechos.

Si bien el diseño del Xperia XZ2 está más acorde con los tiempos que corren, todavía está lejos de dispositivos como el Samsung Galaxy S9, el LG V30 o el Huawei P20 en aprovechamiento del espacio.

Sony ha reducido los marcos por encima y por debajo de la pantalla pero siguen siendo bastante anchos en comparación con otras marcas, más aún teniendo en cuenta que Sony no incorpora ni un botón físico de Inicio ni tampoco lector de huella en el frontal.

Si bien es cierto que Sony incorpora altavoces estéreo en los marcos superior e inferior, en mi opinión este no es motivo suficiente para justificar unos marcos considerablemente más anchos que la competencia.

Tampoco podemos aplaudir a Sony por haber creado un smartphone delgado ya que el grosor del Xperia XZ2 alcanza los 11,1 mm en el centro del dispositivo, muy por encima de lo que vemos en otros smartphones de gama alta o incluso en modelos previos de la marca.

Como veremos más adelante, este grosor no se traduce en una gran capacidad de la batería, por lo que nos preguntamos qué ha llevado a Sony a necesitar tanto espacio para el teléfono. A fin de cuentas, el Samsung Galaxy S9 y iPhone X, ambos con pantalla 5.8″, son considerablemente más compactos que el Sony Xperia XZ2.

El Sony Xperia XZ2 ha adoptado un diseño con un cuerpo curvado

 

El Sony Xperia XZ2 posee un chasis de metal que separa la parte de delante de la de atrás, ambas con un acabado en cristal Gorilla Glass 5. El teléfono puede presumir de una construcción impecable y, si no te molesta su gran tamaño,  se trata de un smartphone de apariencia premium tanto en su acabado en color negro como en deep green.

El uso de cristal curvado en la parte de atrás hace que el Xperia XZ2 sea uno de los smartphones más resbaladizos que he probado. Al apoyarlo sobre una mesa o cualquier superficie que no esté perfectamente nivelada, es frecuente que el Xperia XZ2 resbale y se desplace por la mesa de forma autónoma, como si fuera atraído por el suelo.

Por otro lado, la curva de la parte de atrás hace que se adapte muy bien a la forma de la mano y que resulte cómodo de agarrar, algo de lo que no podían presumir sus antecesores.

Otro a destacar del Xperia XZ2 es que las huellas dactilares no quedan para nada marcadas en la superficie del teléfono, por lo que no tendremos que estar limpiando el dispositivo a todas horas, como ocurre con otros teléfonos con acabado en cristal.

 

Un aspecto al que no encuentro explicación es la ubicación del lector de huella. Los modelos anteriores llevaban el lector integrado en el botón lateral de encendido pero Sony ha decidido moverlo a una posición bastante incómoda en la parte de atrás.

Personalmente no soy partidario de colocar el lector de huella en la parte de atrás, ya que impide desbloquear el teléfono cuando está apoyado sobre la mesa, pero es cuestión de gustos. Lo que no me explico es por qué Sony ha situado el lector tan abajo, ya que el dedo se va de manera instintiva al objetivo de la cámara.

De hecho, en mis primeros intentos de desbloqueo, pensé que no había registrado correctamente la huella, hasta que descubrí que estaba colocando el dedo sobre la cámara. Con el paso de los días, te acostumbras un poco más, pero sigue siendo una posición incómoda que te obliga a doblar el dedo o sostener el teléfono desde muy abajo.

La parte de delante del Sony Xperia XZ2 está ocupada por la pantalla, rodeada por unos marcos más grandes de lo que nos gustaría, como ya hemos comentado.

Encima de la pantalla encontramos el auricular del oído, la cámara frontal, y los sensores habituales de proximidad y luz ambiental.

El Xperia XZ2 dispone de un LED que se ilumina en distintos colores cuando recibimos notificaciones o para indicar el estado de carga, lo cual siempre es de agradecer.

En la parte inferior no encontramos ningún botón ya que los controles son virtuales y aparecen dibujados sobre la propia pantalla cuando son necesarios, y tampoco hay lector de huella (está en la parte de atrás, como ya hemos comentado).

Lo que sí que encontramos en la parte inferior es el logotipo de Sony en letras grandes pero con un color discreto, así como una rejilla de altavoz pegada al borde inferior que apenas es visible y aporta la configuración estéreo.

En la parte de atrás encontramos, centrada horizontalmente, la cámara principal, rodeada por un aro metálico. Justo encima está el flash LED y sensores.

La cámara sobresale ligeramente de la superficie, lo que puede provocar que se raye el cristal protector si lo apoyamos con frecuencia de ese lado.

Sony no ha especificado si el cristal que cubre la cámara es de zafiro, por lo que conviene tener un cierto cuidado.

Encima de la cámara encontramos el flash, el sensor de enfoque por láser, el sensor RGBC-IR y el lector NFC.

Debajo de la cámara trasera, en una posición algo incómoda, como hemos comentado, encontramos el lector de huella dactilar, de forma circular.

En la parte inferior encontramos el logotipo de XPERIA en letras bastante discretas y no hay ninguna otra inscripción en el teléfono.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, justo encima, el botón de volumen, que es alargado y de una sola pieza. En el otro extremo podemos ver el botón dedicado para la cámara, algo que cada vez se ve menos pero que Sony sigue manteniendo.

 

En el lateral izquierdo no encontramos ningún elemento.

 

La parte superior del teléfono únicamente cuenta con el compartimento que oculta las ranuras para la tarjeta tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD.

La parte inferior del teléfono solo posee un conector USB-C, ya que Sony ha decidido prescindir del conector de auriculares en el Xperia XZ2.

 

 

Como comentábamos anteriormente, los bordes del teléfono son redondeados, así que no se clavan en la mano cuando sostenemos el teléfono con fuerza, lo que favorece el buen agarre del terminal, aunque puede resultar algo resbaladizo.

Como ya es habitual en los dispositivos Sony, el Xperia XZ2 posee protección frente al agua y el polvo IP68, si bien la garantía no cubre daños por agua y, por tanto, no deberíamos utilizar el teléfono para tomar fotografías acuáticas.

Ir a página