El Samsung Galaxy S7 muestra una mejora significativa en la gestión de RAM respecto al Galaxy S6

maxresdefault[1]

Los teléfonos estrella de Samsung combinan el mejor hardware que uno puede comprar a día de hoy, y los usuarios más avanzados esperan un rendimiento excepcional.

Por eso, cuando un terminal de gama alta de Samsung (u otro fabricante) muestra algún signo de lag u otro problema, muchos ponen el grito en el cielo y se preguntan a qué puede deberse.

Esto es lo que pasó con el Galaxy S6 y Galaxy S6 edge cuando salieron al mercado. Muchos usuarios se quejaban de los problemas que exhibían estos terminales a la hora de gestionar la memoria.

A pesar de llevar 3GB de RAM LPDD4, los Samsung Galaxy S6 y S6 edge sufrían de problemas de gestión de memoria. Al principio se culpó a Android 5.0 y sus conocidos problemas de fugas de memoria, que ralentizaban el teléfono tras un uso prolongado. Incluso Samsung admitió que era un problema, asegurando a los usuarios que solucionaría el problema.

Cuando Android 5.1 Lollipop llegó al Galaxy S6 y S6 edge, muchos de estos problemas desaparecieron, pero otros nuevos aparecieron. Los teléfonos fueron criticados por su agresiva gestión de la memoria, y muchos usuarios se quejaban de que las aplicaciones se reiniciaban al conmutar entre una y otra. Los mismos problemas se daban en el Galaxy Note 5 y el Galaxy S6 edge+.

En algunos casos, el problema era tan grave que las aplicaciones se reiniciaban simplemente al cambiar a otra aplicación y volver. Para un teléfono de estas características, este comportamiento no era aceptable.

Con la llegada del Galaxy S7 y S7 edge, la pregunta obvia es: ¿siguen sufriendo problemas de gestión de memoria estos teléfonos? ¿podremos tener varias aplicaciones abiertas a la vez o seguirá TouchWiz cerrando las apps a diestro y siniestro?

Por suerte hoy podemos ver un vídeo grabado por Erica Griffin en el que lleva a cabo una prueba de gestión de memoria en una unidad de prueba del Galaxy S7 expuesta en el MWC 2016.

En el vídeo, Erica ha sido capaz de cargar y conmutar entre ocho aplicaciones sin problemas, lo que es una mejora importante respecto a los previos Galaxy S6, que empezaban a tener problemas a partir de 5 aplicaciones.

El dispositivo sí que comienza a cerrar algunas apps (Chrome en este caso) cuando abre Hearthstone Heroes of Warcraft, debido a la gran cantidad de memoria que requiere este juego.

Seguramente Hearthstone no ha sido la mejor app para probar, ya que tiene unos requerimientos de memoria muy por encima de otras apps, pero imaginamos que no tenía muchas aplicaciones entre las que elegir en los teléfonos de exposición.

Erica hace énfasis en que su prueba no pretende ser científica ya que probablemente la unidad de demostración del Galaxy S7 lleva un firmware de prueba que no será el que llegue al público. Aún con todo, el vídeo muestra una mejora del Galaxy S7 y S7 edge respecto a sus predecesores.  |  Fuente: XDA Developers

Quizás te interese

La familia Samsung Galaxy S6 y el Galaxy Note 5 podrían no recibir la funcionalidad ‘Always On Display’

La funcionalidad Always On Display es una de las más interesantes que introdujo Samsung con el …