Análisis a fondo y opinión del Honor 10


🎁 ¡Sorteo! Gana un Huawei P20, un Huawei P Smart+ o un WD MyCloud Home 2TB [ Participar ]

Ir a página

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del Honor 10.

El pasado 15 de mayo, Honor presentó en Europa su nuevo smartphone estrella, Honor 10, que se sitúa como alternativa más asequible del Huawei P20 que había sido presentado unas semanas antes.

El Honor 10 posee un gran número de similitudes con el Huawei P20 en aspectos como el diseño, los componentes y el software, lo cual no nos sorprende dado que Honor y Huawei tienen fuertes lazos que las unen. Sin embargo, el nuevo smartphone de Honor llega con un precio más asequible ya que se han recortado algunas especificaciones.

El Honor 10 llega con una pantalla LCD IPS de 5.84″ con resolución Full HD+, procesador Kirin 970, 4 GB de RAM, 64 o 128 GB de almacenamiento sin micro-SD, cámaras traseras de 16MP + 24MP, cámara frontal de 24MP y batería de 3.400 mAh. Llega con Android 8.1 Oreo y, por encima, corre EMUI 8.1, la capa de personalización de Huawei que también está presenta en los smartphones Honor.

El Honor 10 está a la venta oficialmente por EUR 399 (4GB/64GB) y EUR 449 (4GB/128GB), y en Amazon España se vende por un precio algo más reducido. Se trata de un precio muy atractivo para un smartphone de estas características.

Por gentileza de Honor, tuvimos oportunidad de asistir a la presentación del Honor 10 y hemos podido probar el Honor 10 durante varias semanas, por lo que, a continuación, os traemos nuestro análisis en profundidad.

 

Índice

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Batería y Software
  5. Multimedia, Cámara y Llamadas
  6. Precio y Conclusiones

Diseño y construcción

Honor dedicó un buen tiempo en la presentación de su nuevo smartphone a hablar sobre su diseño, especialmente de los acabados Phantom Blue y Phantom Green.

Gracias a su construcción con 15 capas de vidrio reflectante, la parte de atrás del Honor 10 con estos acabados se ve en distintos colores dependiendo del ángulo desde el que mires el teléfono.

Según la compañía, el proceso de fabricación del Honor 10 es el doble que el del Honor 9. El resultado es un smartphone que entra por los ojos.

Ambos acabados Phantom Blue y Phantom Green resultan muy atractivos, aunque quizás resulten demasiado llamativos para algunos usuarios que prefieren no llamar la atención.

El acabado Phantom Blue es muy parecido al gradiente de color del modelo Twilight del Huawei P20 Pro, que tuvimos oportunidad de analizar hace unas semanas, mientras que el acabado Phantom Green posee unos tonos más verdosos.

Honor también ofrece dos tonos de color más tradicionales, gris y negro. De hecho, el modelo que hemos tenido oportunidad de probar es el de color negro, que resulta muy elegante y tiene refleja en cierta forma la luz, aunque no de manera tan llamativa.

Uno de los aspectos característicos del Honor 10 es que se ha unido a la moda de las pantallas sin apenas marcos con una “muesca”. El Honor 10 posee un recorte de dimensiones reducidas en la parte superior de la pantalla que alberga la cámara frontal, el auricular para el oído y algunos sensores.

Si eres de los que no aceptan la controvertida muesca en la pantalla, Honor ofrece la posibilidad de ocultarla oscureciendo las zonas a izquierda y derecha de la pantalla. Al hacerlo, da la impresión de que el teléfono tuviera un marco de color negro grueso en la zona superior.

El Honor 10 en color negro presenta un aspecto elegante

 

Debajo de la pantalla, encontramos un marco bastante estrecho que alberga el lector de huella dactilar. Se trata de un lector de huella de tipo ultrasónico, que está situado bajo el cristal, aunque Honor ha dibujado la forma del lector para que sepamos dónde colocar el dedo.

Como ya es habitual en la mayoría de los smartphones, Honor no ha colocado botones capacitivos debajo de la pantalla sino que los botones aparecen sobre la pantalla cuando es necesario.

Como ocurre con todos los teléfonos de un tamaño similar, no es fácil alcanzar todas las zonas de la pantalla con el pulgar al sostener el teléfono con una sola mano. Por suerte, Honor ha incorporado una función en el interfaz de usuario que reduce el tamaño de la pantalla y la mueve a un lado.

Otra funcionalidad relacionada con el tamaño de la pantalla es la posibilidad de mostrar un botón flotante en la pantalla llamado dock de navegación, que se puede utilizar para emular las pulsaciones sobre los botones de Volver, Inicio y Tareas recientes.

La parte de delante del Honor 10 está ocupada principalmente por la pantalla, cuyos marcos laterales son bastante estrechos.

Como hemos comentado, en la zona superior de la pantalla encontramos la muesca, lo que ha permitido a Honor eliminar casi por completo el marco superior.

La muesca alberga el auricular para el oído, la cámara frontal y los sensores habituales de proximidad y luminosidad.

En la zona de la muesca también encontramos el LED de notificaciones multi-color, que pasa desapercibido la mayor parte del tiempo

Es un acierto que Honor haya incluido un LED de notificaciones, ya que muchos fabricantes prescinden ya de este elemento, más aún cuando el Honor 10 no cuenta con Pantalla Siempre Activa.

En la parte inferior solamente encontramos el lector de huella dactilar, que está bajo el cristal. Nos hubiera estado mal encontrar botones capacitivos a izquierda y derecha del lector de huella para aprovechar mejor el espacio, pero Honor ha optado por botones virtuales.

En la parte de atrás, encontramos la cubierta trasera de cristal, que no se puede retirar y, por tanto, no tenemos acceso a la batería.

En la esquina superior izquierda encontramos la cámara dual, que sobresale ligeramente de la superficie.

No sabemos qué tipo de cristal protege la cámara, por lo que nos preocupa que pueda rayarse si la apoyamos de ese lado.

Junto a la cámara, encontramos un flash y, justo lado, una inscripción que dice “AI CAMERA.”

Un poco más abajo se encuentra el logotipo de Honor, en letras plateadas que son bastante visibles sobre el fondo negro.

A diferencia del Honor 9, en el Honor 10 no hay ninguna referencia a ‘Huawei Technologies’ que nos recuerde cuál es el origen del terminal.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, encima, el botón de volumen, de una sola pieza y alargado. Ambos botones presentan una buena sensación al tacto y un recorrido suficiente.

 

En el lateral izquierdo solamente encontramos la ranura para albergar dos tarjeta nano-SIM.

 

La parte superior del teléfono únicamente cuenta con un micrófono y el emisor de infrarrojos

 

La parte inferior del teléfono posee un conector USB-C en el centro. A un lado está el conector de auriculares y, al otro lado, el altavoz.

 

El agarre del teléfono es cómodo ya que los bordes laterales del teléfono son redondeados y, por tanto, no se clavan en la mano al sujetarlo con fuerza. La parte de atrás es completamente plana, por lo que no se adapta tan bien a la mano como otros terminales pero, a cambio, podemos utilizarlo cómodamente estando apoyado sin que apenas “baile” al teclear sobre la pantalla.

Debido a su construcción en cristal, el teléfono puede resultar algo resbaladizo en la mano, pero en nuestras pruebas no ha resultado ser un problema demasiado grave.

Por último, el Honor 10 no es resistente al agua, por lo que debemos tener precaución para que no se moje. Nos hubiera gustado ver este añadido en el teléfono, ya que es algo que cada vez más smartphones incorporan y que incluso encontramos en ciertos smartphones de Honor como el Honor 7X.

Ir a página