Análisis a fondo y opinión del LG V40 ThinQ

Ir a página :

Hardware y rendimiento

El LG V40 ThinQ llega con el procesador Qualcomm Snapdragon 845, que cuenta con cuatro núcleos Kryo 385 a 2.8 GHz y cuatro núcleos Kryo 385 a 1.7GHz, así como una GPU Adreno 630.

Este procesador ha sido fabricado en un proceso de 10 nm eficiente en cuanto a consumo de energía, aunque ya han empezando a llegar los procesadores de 7 nm,  como el HiSilicon Kirin 980, el Apple A12 Bionic o el Qualcomm Snadpragon 855.

El LG V40 ThinQ cuenta con 6 GB de RAM de tipo LPDDR4, una cantidad que se ve superada por otros smartphones de gama alta que llegan con 8 GB o incluso 10 GB de RAM. En mi opinión, valores tan elevados de memoria RAM no aportan una ventaja real al usuario, por lo que los 6 GB del LG V40 ThinQ deberían ser más que suficientes.

El reto al que se va a enfrentar el LG V40 ThinQ es que, en pocas semanas, comenzarán a llegar al mercado los primeros smartphones con procesador Snapdragon 855 de 7 nm, que serán más potentes y consumirán menos batería.

 

Como no podía ser de otra forma, hemos sometido al LG V40 ThinQ a algunas pruebas de rendimiento para ver qué tal se comporta frente a otros teléfonos de gama alta.

En el benchmark AnTuTu v7 ha dado un resultado de 276.197 puntos, una puntuación alta.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido 2.417/8.557 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados buenos.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación elevada de 7.746 puntos.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados altos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura.

 

En la prueba CPU Throttling que mide la caída de rendimiento de CPU al cabo de 15 minutos de carga sostenida, el LG V40 ThinQ ha obtenido un resultado algo bajo ya que el rendimiento cae hasta el 60%. Esto significa que el rendimiento al ejecutar apps muy exigentes (como juegos) podría decaer en partidas largas.

 

El LG V40 ThinQ ha obtenido unos resultados elevados en las pruebas de rendimiento, como era de esperar dado que lleva el procesador de Qualcomm más potente que podemos ver en un smartphone a día de hoy (hasta que llegue el Snapdragon 855) y una buena cantidad de memoria RAM.

En el día a día, la interfaz del LG V40 ThinQ se mueve con fluidez y no he encontrado ningún problema de lentitud ni signos de lag a la hora de mover apps populares como WhatsApp, Twitter, Facebook, Instagram, Netflix, Google Maps, etc.

Tampoco he tenido problemas con la multi-tarea, ya que el LG V40 ThinQ es capaz de ejecutar varias aplicaciones a la vez sin que notes que se cierran en segundo plano.

El LG V40 ThinQ mueve con soltura los juegos más exigentes

 

En cuanto a la potencia gráfica, la GPU Adreno 630 ofrece un 30 por ciento más de rendimiento 3D y un 30 por ciento menos de consumo que la GPU Adreno 540 del Snapdragon 835, por lo que cabe esperar un rendimiento excelente.

A la hora de analizar la potencia gráfica, comenzamos con la prueba SlingShot de 3DMark, donde el teléfono ha obtenido unos resultados buenos pero por debajo de un buen número de smartphones de gama alta.

 

En la prueba GFXBench con APIs tradicionales, el LG V40 ThinQ ha logrado unos resultados buenos, sin ser espectaculares.

 

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), el LG V40 ThinQ ofrece unos resultados elevados.

 

En las pruebas de rendimiento gráfico, el LG V40 ThinQ ha conseguido resultados buenos, como cabía esperar ya que la GPU Adreno 630 del Snapdragon 845 es muy potente.

Para comprobar el rendimiento gráfico real en juegos 3D, he probado tres títulos 3D exigentes — Asphalt 9, Dead Effect 2 y PUBG  — y, en todos ellos, la experiencia de juego con el LG V40 ThinQ ha sido muy buena.

Utilizando el software GameBench, hemos podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos. En los tres juegos se obtiene una tasa estable de prácticamente 30 o 60 FPS, sin apenas pérdidas de frames, incluso en PUBG con el modo de calidad gráfica alta.

JuegoFPS medioEstabilidad FPSMin. FPSMax. FPS%CPU
Asphalt 927100%25309%
Dead Effect 25999%426110%
PUBG (calidad alta)2895%173114%

 

Los smartphones de gama alta suelen calentarse bastante bajo situaciones de carga elevada, como a la hora de jugar a títulos 3D exigentes. En el caso del LG V40 ThinQ, he medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de unos 34ºC por la zona de la cámara y el lector de huella.

En cuanto al almacenamiento interno, el LG V40 ThinQ se comercializa con 128GB de almacenamiento de tipo UFS 2.1 (existe una variante con 64GB que no llega a España), que puede ser ampliado hasta 2TB mediante una tarjeta micro-SD.

LG no activa la funcionalidad Adoptable Storage de Android, por lo que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como parte del almacenamiento interno

La razón que dan algunos fabricantes para no activar esta funcionalidad es evitar problemas con usuarios que utilizan la tarjeta micro-SD para intercambiar ficheros con el ordenador, especialmente fotos y vídeos, ya que eso no es posible si la tarjeta se ha formateado como interna por estar cifrada.

En el aspecto de conectividad, el LG V40 ThinQ va bien servido ya que soporta Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac en las bandas de 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 5, 4G/LTE Categoría 16 (hasta 1 Gbps), NFC y GPS-A.

El puerto USB Tipo-C es compatible con USB 3.1 y USB-On-The-Go, lo que significa que puedes conectar una memoria USB o disco duro a través de un adaptador compatible.

A pesar de que la hoja de características del LG V40 ThinQ indica que el teléfono tiene radio FM, la muestra para análisis que hemos recibido no parece contar con una aplicación de radio.

El LG V40 ThinQ admite dos tarjetas nano-SIM en configuración de Dual SIM, aunque para ello debemos renunciar al uso de una tarjeta micro-SD.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G han sido satisfactorias. El LG V40 ThinQ ha alcanzado los 465 Mbps de bajada y 90 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica. En la prueba de 4G, se han alcanzado los 16 Mbps de bajada y 9 Mbps de subida con una conexión 4G de Vodafone.

El LG V40 ThinQ cuenta con una batería de 3.300 mAh, una capacidad que parece algo escasa para su gran pantalla de 6.4″, más aún teniendo en cuenta que el LG V30 llegó con la misma batería pero una pantalla de 6.0″.

 

En la prueba de batería de PCMark Work 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado de 7 horas y 7 minutos. Este resultado es más bien bajo en comparación con otros smartphones, como ya esperábamos.

 

En el día a día, sin ningún modo de ahorro activado, el teléfono aguanta sin problemas un día de uso moderado, pero si haces un uso intensivo del teléfono a lo largo del día, la recarga a mitad de carga será obligada.

LG incorpora un modo de ahorro de batería Extendido que permite desactivar algunas funcionalidades del teléfono cuando la batería está baja.

Este modo reduce el brillo máximo, inhabilita la pantalla Always-on, desactiva la vibración y restringe el uso de datos en segundo plano. Todas estas funciones son personalizables.

LG incorpora la posibilidad de excluir apps del ahorro de energía, lo cual es bastante útil para aquellas apps que queramos que funcionen en segundo plano incluso con las funciones de ahorro activadas.

Para situaciones extremas, LG ha incluido el modo de ahorro de energía Máximo, que no solamente desactiva la conectividad y otros servicios, sino que el fondo y otros elementos visuales cambian a color negro.

El LG V40 ThinQ cuenta con carga rápida Quick Charge 3.0, aunque me hubiera gustado que utilizase el sistema de carga rápida más reciente, Quick Charge 4.0, que fue lanzado a principios de 2018. LG incorpora un cargador rápido en la caja del teléfono.

En mis pruebas, el proceso de carga completo tarda un total de 1 hora y 53 minutos con el cargador incluido. Como se puede apreciar en la gráfica, el proceso de carga es muy rápido hasta el 80 por ciento y luego se ralentiza hasta completar el 20 por ciento restante.

El LG V40 ThinQ alcanza el 50% de carga en poco más de 30 minutos

 

El LG V40 ThinQ cuenta con carga inalámbrica, por lo que puedes cargar el teléfono cómodamente apoyándolo sobre un cargador Qi compatible.

Por último, el LG V40 ThinQ cuenta con un lector de huella dactilar situado en la parte de atrás del teléfono. Basta con colocar el dedo encima para que se desbloquee el teléfono, sin necesidad de apretar el botón.

El proceso de reconocimiento de la huella no es tan rápido como en otros smartphones que he probado, sino que hay un pequeño retardo de alrededor de un segundo desde que colocamos el dedo hasta que vemos el escritorio.

El inconveniente de esta ubicación es que, cuando el teléfono está colocado sobre una mesa, resulta incómodo tener que introducir el código de desbloqueo o levantar el teléfono. Otros fabricantes han comenzado a integrar lectores de huella debajo de la pantalla, aunque estos suelen ser algo más lentos que los convencionales.

LG no ha incluido el gesto de desplegar el área de notificaciones arrastrando el dedo hacia abajo por el lector de huella dactilar. Dada la altura de la pantalla, sería un añadido muy útil.

El lector de huella permite proteger el acceso a la Galería y QuickMemo+, pero no podemos restringir el acceso a cualquier app, como ocurre en otros smartphones.

 

LG ha incorporado un sistema de reconocimiento facial que permite desbloquear el teléfono rápidamente utilizando nuestro rostro. Si queremos aumentar la seguridad, podemos activar el reconocimiento facial avanzado, que es un poco lento pero evita que alguien pueda usar una fotografía o vídeo.

Otra opción interesante es la posibilidad de que el smartphone detecte nuestra cara aún con la pantalla apagada, aprovechando el acelerómetro para detectar el movimiento. De esta forma el desbloqueo es mucho más rápido.

Ir a página :