Quitar este panel

Análisis del Sony Xperia XZ3 a fondo y opinión

👉 No te lo pierdas: Así cuidan de tu ❤️ salud los últimos dispositivos de Huawei [ Entérate ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Sony Xperia XZ3.

Sony acostumbra a presentar sus buques insignia en la feria Mobile World Congress de Barcelona en febrero y en la feria IFA de Berlín en agosto, con unos seis meses de diferencia. Esto hace que, entre dos generaciones sucesivas, las diferencias no sean tan grandes como en otros fabricantes.

Sony presentó en Barcelona el Xperia XZ2 y, más recientemente, el Xperia XZ3 en Berlín. Ambos smartphones presentan bastantes similitudes en diseño y especificaciones técnicas, pero también vemos diferencias notables en aspectos como la tecnología de pantalla.

El nuevo Sony Xperia XZ3 llega con pantalla Quad HD+ de 6″, procesador Snapdragon 845, 4GB de RAM, cámaras trasera/frontal de 19MP/13MP, 64GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD y batería de 3.330 mAh. Además, incorpora Side Sense, una funcionalidad que permite interactuar con los marcos del teléfono.

He tenido la oportunidad de utilizar el Sony Xperia XZ3 durante varias semanas, lo que me ha permitido probar a fondo su funcionamiento. A continuación, os cuento mis impresiones al respecto.

👉 ¿Quieres mejorar tu salud? No te pierdas lo último que ha anunciado Huawei [ ♥ Entérate ]


Diseño y construcción

En los últimos años, muchos seguidores de Sony habían pedido a la compañía japonesa una actualización del diseño de los smartphones Xperia. En opinión de muchos, sus smartphones se habían quedado atrás en aprovechamiento del espacio y en unos bodes demasiado angulosos.

Con el Xperia XZ2, Sony dio un paso adelante añadiendo curvas al diseño del terminal y ahora, con el Xperia XZ3, Sony ha dado otro paso a la hora de reducir los marcos, pero todavía le queda camino por recorrer.

La pantalla del Sony Xperia XZ3 posee esquinas redondeadas y está curvada a ambos lados, al estilo de los buques insignia de Samsung, por lo que los marcos laterales se ven estrechos.

Los marcos que rodean la pantalla por encima y por debajo son más estrechos de lo que tradicionalmente hemos visto en Sony pero siguen siendo más anchos de lo que encontramos en otros smartphones de gama alta.

Mientras que muchos fabricantes han optado por incorporar una muesca en la pantalla para prescindir del marco superior, Sony ha preferido mantener un marco tradicional bastante ancho donde se ubican los sensores, la cámara frontal, el auricular del oído y el LED de notificaciones.

Lo mismo ocurre con el marco inferior de la pantalla, que sigue estando presente y tiene un tamaño considerable en relación con otros smartphones, en los que prácticamente ha desparecido.

El espacio del marco inferior está solo parcialmente aprovechado, ya que no incluye ningún botón o escáner de huella pero, al menos, alberga un altavoz secundario que, como veremos más adelante, ofrece sonido estéreo.

Quizás estemos demasiado obsesionados con los marcos pero la realidad es que todos los fabricantes están yendo hacia el «todo pantalla» y, en este aspecto, mi impresión es que Sony no lidera sino que va a la zaga.

El Sony Xperia XZ3 cuenta con un cuerpo curvado y unos marcos algo más anchos que la competencia

 

El Sony Xperia XZ3 tampoco destaca por su delgadez ya que, aunque ha adelgazado considerablemente con respecto al Xperia XZ2 (11,1 mm), sigue estando por encima de otros smartphones con sus 9.9 mm. Ahora bien, como la cubierta trasera está curvada en sus cuatro lados, este grosor realmente solo se da en la zona central y el teléfono no se percibe tan ancho como pudiera parecer.

El Sony Xperia XZ3 posee un chasis de aluminio resistente de la serie 7.000 que es considerablemente más delgado que el del Xperia XZ2 gracias a la curvatura de la pantalla y de la cubierta trasera. Esto ha obligado a Sony ha hacer los botones más estrechos, pero siguen teniendo un buen tacto.

Tanto el frontal como la parte trasera cuentan con acabado en cristal Gorilla Glass 5. Si bien la generación más reciente de esta protección es Gorilla Glass 6, no podemos echar nada en cara a Sony dado que, actualmente, solo hay un smartphone que haya optado por esta protección.

 

El cristal curvado de la parte de atrás hace que sea un smartphone bastante resbaladizo. Al apoyarlo sobre una mesa o una superficie que no esté perfectamente nivelada, es frecuente que se mueva con «vida propia», así que te recomiendo que tengas cuidado con dónde lo apoyas para evitar sustos.

Por otro lado, la curva de la parte de atrás hace que se adapte muy bien a la forma de la mano y que resulte cómodo de agarrar. Otro aspecto destacar del Xperia XZ3 es que las huellas dactilares no quedan apenas marcadas en la superficie trasera del teléfono, al menos en la versión de color blanco que hemos probado — también está disponible en negro y verde.

Un aspecto que me tiene desconectado de la parte de atrás es el pequeño saliente de metal que crea una «muesca» en el cristal de la cubierta trasera. Desconozco si tiene alguna utilidad o es un elemento puramente estético pero, si alguien lo sabe, agradeceré que lo comparta en los comentarios.

El metal se introduce en el cristal creando una «muesca» en la cubierta trasera

 

En mi análisis del Sony Xperia XZ2, dediqué algunas líneas a la ubicación del lector de huella dactilar, que pasó de estar integrado en el botón lateral de encendido a estar ubicado en una posición bastante incómoda de alcanzar en la parte de atrás.

Con el Xperia XZ3, Sony ha vuelto a cometer el mismo fallo ya que ha colocado el lector demasiado abajo, hasta el punto de que el dedo se va de manera instintiva al objetivo de la cámara cuando vas a desbloquear el teléfono — al menos durante los primeros días. Para colocar el dedo en el lector, es necesario doblarlo excesivamente o sostener el teléfono desde muy abajo.

Tanto la cámara trasera como el lector de huella dactilar están a ras de la superficie y tienen un tamaño prácticamente idéntico, lo que complica todavía más distinguirlos al tacto. Si Samsung escuchó las críticas sobre la posición del lector de huella en el Galaxy S8 y corrigió el fallo en el Galaxy S9, no esperamos menos de Sony para el XZ4.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, justo encima, el botón de volumen, que es alargado y de una sola pieza. En el otro extremo podemos ver el botón dedicado para la cámara, algo que cada vez se ve menos pero que Sony sigue manteniendo con gran acierto.

 

En el lateral izquierdo no encontramos ningún elemento.

 

La parte superior del teléfono únicamente cuenta con el compartimento que oculta la bandeja para la tarjeta tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD. Un aspecto que no nos gusta de los smartphones de Sony (y que no recordamos haber visto en otros fabricantes) es que al extraer esta bandeja, el teléfono se reinicia.

 

La parte inferior del teléfono solo posee un conector USB-C 3.1, ya que Sony ha prescindido del conector de auriculares en el Xperia XZ3.

 

Los bordes laterales del teléfono son bastante redondeados, por lo que no se clavan en la mano cuando sostenemos el teléfono con fuerza, lo que favorece el agarre cómodo del terminal a la hora de hablar por teléfono.

Por último, como ya es habitual en los dispositivos Sony, el Xperia XZ3 posee protección frente al agua y el polvo IP68, si bien la garantía no cubre daños por agua y, por tanto, no deberíamos utilizar el teléfono para tomar fotografías acuáticas.

Pantalla

El Sony Xperia XZ3 posee un panel OLED de 6″, lo que supone un cambio importante con respecto a modelos anteriores. Hasta ahora, Sony se había mantenido fiel a los paneles LCD pero, por fin, la compañía ha dado el salto a los paneles OLED.

Las pantallas OLED ofrecen mejoras visuales respecto a LCD como un tiempo de respuesta más rápido, menor pérdida de brillo desde ángulos extremos, mayor amplitud cromática y mejor uniformidad de la imagen debido a la ausencia de las variaciones en la retroiluminación que experimentan las pantallas LCD.

Por otro lado, en una pantalla OLED, es posible iluminar de forma independiente cada sub-píxel. Esto significa que las pantallas OLED son más eficientes en consumo energético que las LCD para la mayoría de los contenidos.

Además, las pantallas OLED pueden ofrecer un brillo máximo más elevado ya que pueden concentrar toda la energía en únicamente los sub-píxeles iluminados. Ahora bien, a la hora de mostrar una imagen blanca o casi blanca a pantalla completa, las pantallas LCD siguen siendo más brillantes y más eficientes.

La resolución del panel OLED del Xperia XZ3 es Quad HD+ (2880 x 1440 píxeles, 537 ppp) y cuenta con una relación de aspecto 18:9. La densidad de la pantalla es muy elevada, hasta el punto de que los píxeles individuales son absolutamente indistinguibles.

La pantalla del Sony Xperia XZ3 es un panel OLED de 6″

 

El Sony Xperia XZ3 posee un panel compatible con la reproducción de contenidos HDR, lo que significa que podrás disfrutar de contenidos con un gran rango dinámico en servicios de streaming como Netflix o incluso YouTube. Además, el Xperia XZ3 es capaz de convertir contenidos estándar a contenidos HDR mediante software a través de la funcionalidad X-Reality for mobile.

La matriz de sub-píxeles del Sony Xperia XZ3 es de tipo Pentile, en el que los sub-píxeles rojo, verde y azul no están dispuestos uno a continuación del otro en una hilera sino que están colocados formando rombos, como se puede apreciar en la imagen de más abajo.

A igualdad de resolución, las pantallas RGB se ven más nítidas que las pantallas PenTile de los paneles AMOLED, donde los sub-pixeles se organizan irregularmente con formas geométricas. El patrón PenTile produce un efecto de zigzagueo en las líneas rectas que es perceptible a simple vista si la resolución no es lo suficientemente elevada, aunque esto no es un problema en smartphones como el Xperia XZ3.

Matriz Pentile de la pantalla del Sony Xperia XZ3

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El Sony Xperia XZ3 ofrece tres modos de pantalla: Estándar, Profesional (calibrado para el gamut sRGB) y Super Vívido (reproduce colores más vibrantes, demasiado saturados para mi gusto).

En el modo estándar, que es el que viene activado por defecto,  la fidelidad de los colores es mejorable ya que el error medio (ΔE) es 7.7 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable). El error máximo de fidelidad se da con un valor de 12 dE.

En este modo, el smartphone cubre el 100% de los espacios de color sRGB y DCI-P3, este último utilizado habitualmente en la industria cinematográfica.

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.700ºK, lo que indica que la pantalla posee un tinte azulado bastante marcado que es en parte responsable de los pobres resultados en fidelidad de color.

Aunque es habitual que muchos smartphones estén calibrados para que la pantalla tienda a ser azulada, normalmente no es tan pronunciado. Jugando con los controles manuales del balance de blancos podemos mejorar este valor si optamos por el ajuste «cálido».

Resultados de las pruebas con el modo de color estándar

 

En el modo profesional, que supuestamente está calibrado pensando en el espacio sRGB estándar de Android, la fidelidad de los colores sigue siendo bastante mejorable ya que el valor medio ΔE es de 5.8 dE y el error máximo de fidelidad se da con un valor de 10.6 dE. Me sorprende que la calibración en este modo se aleje tanto del estándar sRGB, aunque ya vimos lo mismo en el Xperia XZ2.

En este modo, el smartphone cubre prácticamente el 100% del espacio de color sRGB y un 78% del espacio DCI-P3. El color blanco presenta una temperatura de color de 7.749ºK, lo que indica que también posee un tinte azulado bastante marcado.

Resultados de las pruebas con el modo de color profesional

 

Por último, el modo super vívido ofrece colores más vibrantes que no son en absoluto fieles a la realidad ya que el valor medio Delta E es de 9.7 dE y el error máximo de fidelidad se da con un valor de 15.6 dE.

En este modo, el smartphone cubre más del 100% del espacio de color sRGB, un 100% del espacio DCI-P3 y un 79% del espacio Rec.2020. El color blanco presenta una temperatura de color de 8.074ºK, lo que indica que también posee un tinte azulado claramente visible.

Resultados de las pruebas con el modo de color super vívido

 

A pesar de que la fidelidad de color no es demasiado buena, la mayoría de los usuarios prefieren colores sobre-saturados a colores reales, por lo que esto no será un problema. Ahora bien, otros usuarios prefieren ver los colores tal y como los ideó el desarrollador de una app, así como poder editar fotografías sabiendo que lo que ven en pantalla es lo que mismo que verán otros.

El brillo máximo de la pantalla en modo manual es de 379 nits pero hemos conseguido alcanzar un brillo de 547 nits en modo de brillo automático bajo un entorno fuertemente iluminado. Estas medidas se han tomado mostrando un patrón uniforme de color blanco que ocupa el 100% de la pantalla.

Este valor de brillo es alto, aunque es superado por algunos smartphones como el Huawei Mate 20 Pro o el iPhone XS.

 

Hablando sobre el brillo, el comportamiento del brillo automático me ha parecido algo errático, con saltos muy fuertes de brillo sin que la iluminación ambiente cambiase. Desconozco si es algo específico del terminal o si el culpable el sistema de brillo adaptativo que estrena Android 9.

La pantalla del Sony Xperia XZ3 muestra un color negro totalmente puro, ya que los paneles OLED son capaces de no encender cada sub-píxel. De hecho, nuestro colorímetro no ha medido ningún nivel de brillo al mostrar el color negro, lo que significa que el contraste es, teóricamente, infinito.

El Sony Xperia XZ3 ofrece unos ángulos de visión muy amplios, tanto en cuanto al brillo, que apenas se ve afectado, como en cuanto a los colores, que solo cambian ligeramente de tono al observar la pantalla desde un ángulo extremo.

La pronunciada curva de la pantalla a ambos lados hace que los colores se vean algo diferentes en los extremos de la pantalla. Cuando el brillo de la pantalla es alto y la app tiene un fondo blanco, los extremos curvados se ven azulados.

 

Sony ha incorporado una funcionalidad llamada Retroiluminación inteligente detecta automáticamente si estás sujetando el teléfono en la mano y, en ese caso, mantiene la pantalla encendida aunque no toques la pantalla por un largo período de tiempo.

El Sony Xperia XZ3 también ofrece un modo Luz nocturna que cambia el balance de blancos de la pantalla para reducir la emisión de luz azul, ya que según ciertos estudios afecta negativamente al sueño El Xperia XZ3 permite ajustar el nivel de luz azul emitido por la pantalla, así como programar el encendido y apagado de este modo de pantalla.

Sony ha incorporado un modo de pantalla siempre activa al que Sony denomina Pantalla Ambiente. Con la pantalla bloqueada, este modo muestra el reloj (en varios estilos a elegir), el nivel de batería, las notificaciones, controles para la música y cierto contenido gráfico.

Es posible elegir que la pantalla Ambiente esté siempre activada, que se active al agarrar el dispositivo o que se active de forma inteligente (al caminar, al sacar del dispositivo del bolsillo o en otras situaciones). Al tocar dos veces la pantalla, también se activa la pantalla ambiente.

Si lo deseas, es posible añadir un sticker a la pantalla ambiente, así como mostrar fotografías de tu galería encerradas en burbujas que aparecen en posiciones aleatorias de la pantalla. Las fotografías que se muestran son aquellas recién hechas u otras tomadas anteriormente en la ubicación en la que te encuentres.

Pantalla Ambiente del Sony Xperia XZ3

Hardware y rendimiento

El Sony Xperia XZ3 cuenta con el procesador Snapdragon 845, el más potente de Qualcomm hasta que llegue su sucesor en pocos meses. El procesador consta de cuatro núcleos Kryo 385 Gold a 2.7 GHz y cuatro núcleos Kryo 385 Silver a 1.7GHz, así como una GPU Adreno 630.

Este procesador ha sido fabricado en un proceso de 10 nm muy eficiente en cuanto a consumo de energía, aunque ya están empezando a llegar los procesadores de 7 nm,  como el Kirin 980 del Huawei Mate 20 Pro y Honor Magic 2, o el Apple A12 Bionic del iPhone XS / XR.

El Sony Xperia XZ3 llega con 4 GB de RAM, una cantidad que está algo por debajo de lo que ofrecen otros smartphones de gama alta, que suelen contar con 6 GB de RAM o, en algunos casos, incluso 8 GB.

El Sony Xperia XZ3 obtiene unos resultados excelentes en los benchmarks

 

A continuación, vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks.

En el benchmark AnTuTu v7 ha dado un resultado de 283.565 puntos, una puntuación extremadamente alta, por encima de casi todos los smartphones Android que hemos probado hasta la fecha.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido 2334/8889 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados excelentes, aunque es superado por algunos smartphones.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados buenos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura, aunque no tan espectaculares como otros smartphones de gama alta que utilizan el sistema de ficheros F2FS.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido también una puntuación espectacular de 8.304 puntos, por encima de casi todos los smartphones que hemos probado a día de hoy.

 

Los resultados que ha obtenido el Sony Xperia XZ3 son muy altos en todas las pruebas, como cabía esperar dado que cuenta con un procesador muy potente.

Dejando a un lado los benchmarks, el rendimiento del Sony Xperia XZ3 es excelente y no hemos experimentado ningún problema de lentitud a la hora de movernos por la interfaz, abrir o utilizar apps habituales como WhatsApp, Twitter, Facebook, Google Maps, Instagram, Chrome y otras.

A pesar de contar con «solo» 4 GB de RAM, tampoco he tenido ningún problema serio a la hora de realizar multi-tarea. Las apps permanecen en segundo plano y, en general, no he experimentado cierres inesperados.

El Sony Xperia XZ3 mueve perfectamente cualquier juego exigente

 

En cuanto a la potencia gráfica, la GPU Adreno 630 ofrece un 30 por ciento más de rendimiento 3D y un 30 por ciento menos de consumo que la GPU Adreno 540 del Snapdragon 835, por lo que cabe esperar un rendimiento excelente.

A la hora de analizar la potencia gráfica, comenzamos con la prueba SlingShot de 3DMark, donde el teléfono ha obtenido unos resultados correctos.

 

En la prueba GFXBench con APIs tradicionales, los resultados no destacan especialmente frente a otros smartphones de gama alta.

 

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), el Sony Xperia XZ3 también ofrece unos resultados por debajo de otros smartphones de gama alta.

 

En las pruebas de rendimiento gráfico, la GPU del Xperia XZ3 ha obtenido unos resultados buenos aunque no son tan espectaculares como ciertos smartphones de gama alta que hemos probado.

Para comprobar el rendimiento gráfico en el día a día, he probado tres juegos 3D exigentes — Asphalt 9, Dead Effect 2 y PUBG — y, en todos ellos, la fluidez con el Sony Xperia XZ3 ha sido excelente.

Utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado ha sido muy bueno. En los tres juegos se obtiene una tasa estable de aproximadamente 30 o 60 fps, según las limitaciones del juego, sin apenas pérdidas de frames.

Juego FPS medio Estabilidad FPS Min. FPS Max. FPS %CPU
Asphalt 9 29 100% 27 31 6%
Dead Effect 2 59 100% 56 60 7%
PUBG 29 100% 26 31 7%

 

Los teléfonos de gama alta tienden a calentarse al ser utilizados para tareas intensivas en CPU como juegos 3D. Sin embargo, he medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de unos 35ºC, que es un valor muy bajo y para nada molesto.

El Sony Xperia XZ3 posee 64 GB de almacenamiento interno de tipo UFS 2.1, de los cuales 11GB están ocupados por la capa de personalización de Sony.

Por suerte, es posible añadir una tarjeta micro-SD de hasta 512GB de capacidad para ampliar el espacio aunque, como hemos comentado anteriormente, al extraer la bandeja donde va la tarjeta micro-SD, el teléfono se reinicia.

Lamentablemente, Sony no ha activado la funcionalidad Adoptable Storage de Android, por lo que no podemos formatear la tarjeta micro-SD como si fuera almacenamiento interno.

En el aspecto de conectividad, el Sony Xperia XZ3 es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 5.0, 3G/HSPA+, 4G/LTE, NFC y GPS-A.

El Sony Xperia XZ3 no incorpora emisor de infrarrojos, aunque nunca le he visto gran utilidad a esta funcionalidad, ni radio FM, que sí que es una ausencia importante para algunos usuarios.

A pesar de que Sony ha incorporado una bandeja doble, el segundo espacio está reservado para una tarjeta micro-SD y no tenemos capacidad de utilizar Dual SIM. Sin embargo, en otras regiones, la bandeja sí que puede albergar dos tarjetas SIM, por lo que nos preguntamos a qué se debe esta ausencia.

La conectividad 4G es Cat. 18, por lo que puede alcanzar velocidades máximas teóricas de 1.2 Gbps.

En nuestras pruebas de velocidad WiFi, el Sony Xperia XZ3 ha alcanzado los 290 Mbps de bajada y 82 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica. En la prueba de conexión 4G hemos obtenido una velocidad de descarga de 52 Mbps y de subida de 5 Mbps, unos resultados correctos.

El Sony Xperia XZ3 incorpora lector de huella en la parte de atrás, a una altura que no acaba de ser nada cómoda, como ya hemos comentado en el apartado de Diseño. El lector funciona de manera fiable, pero mi sensación es que el tiempo de desbloqueo es ligeramente superior a ciertos otros smartphones — aunque no es nada preocupante.

El Sony Xperia XZ3 cuenta con un lector de huella dactilar en la parte de atrás


Batería

La batería del Sony Xperia XZ3 no es reemplazable y posee una capacidad de 3.300 mAh, una cantidad que, siendo correcta, nos hubiera gustado que fuera mayor dado que nos encontramos ante un dispositivo más grueso que sus competidores.

 

Como otros modelos de smartphones Xperia, el Sony Xperia XZ3 llega con una batería con tecnología Qnovo Adaptive Charging, que monitoriza la salud de tu batería cuando está conectada para ser cargada y ajusta los niveles para garantizar que la batería no trabaje de más.

Una funcionalidad relacionada es Cuidado de la Batería, que aumenta la vida de la batería al reducir el tiempo durante el cual se carga el dispositivo por encima de 90% en períodos el tiempo prolongados. Esta funcionalidad carga tu teléfono hasta el 90%, espera, y después la carga hasta el 100%, alcanzando esta cifra justo antes de la hora a la que te despiertas normalmente.

En la prueba de autonomía de PCMark 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado de 5 horas y 52 minutos. Este resultado es demasiado bajo y, aunque hemos repetido la prueba, hemos obtenido siempre una marca similar, por lo que nos hace pensar que el Xperia XZ3 no se lleva bien con este test.

 

En la práctica, la autonomía del Sony Xperia XZ3 es correcta. Aguanta bien un día o un día y medio con un uso moderado pero, si haces un uso intensivo, tendrás que recargar a última hora de la tarde.

Una funcionalidad interesante que ya hemos visto en otros móviles Sony es el modo Stamina.

Este modo restringe el rendimiento del procesador y algunas funcionalidades como ubicación, mejora de la imagen de vídeo, vibración dinámica y pantalla ambiente.

Además, debido a que los datos en segundo plano están restringidos, no se actualizan el correo electrónico ni otras aplicaciones que dependen de la sincronización.

Podemos seleccionar si este modo está siempre activado, si se activa automáticamente cuando la batería alcanza un porcentaje en concreto o nunca.

Sony ha incluido una notificación que avisa si, de acuerdo al uso de ese día, el teléfono estima que la batería se va a agotar antes de la próxima carga esperada.

Sony también ofrece un modo llamado Ultra Stamina que prolonga considerablemente la duración de la batería.

Este modo deshabilita la conexión a Internet a través de WiFi y datos móviles, la pantalla de Inicio cambia y mantiene solo las funciones básicas del móvil en funcionamiento: teléfono, contactos, mensajes, cámara, álbum, calendario, alarma/reloj, calculadora, ajustes y música.

Cuando se activa el modo Ultra Stamina, el Xperia XZ3 cambia el fondo de la pantalla a blanco y negro, aunque los iconos siguen mostrando color. Al desactivarla, el teléfono se reinicia, por lo que tarda algo más de tiempo en volver al modo normal.

 

El Sony Xperia XZ3 es compatible con la tecnología de carga rápida USB Power Delivery (USB PD). Sin embargo, el cargador que incorpora Sony en la caja es un cargador convencional 5V/1.5A, por lo que no ofrece ningún tipo de carga rápida.

En nuestras pruebas, el proceso de carga completo tarda alrededor de 2 horas y 42 minutos con el cargador que viene incluido en la caja, alcanzando el 50% en unos 50 minutos.

 

Si utilizamos un cargador Quick Charge, las cosas no mejoran ya que el Xperia XZ3 no es compatible con la tecnología de carga rápida de Qualcomm, así que necesitamos recurrir cargadores USB-PD como estos para disfrutar de carga rápida. Sony todavía no fabrica estos cargadores, lo que explica (en parte) que no haya incluido ninguno en la caja.

El Sony Xperia XZ3 incorpora carga inalámbrica compatible con el estándar Qi, por lo que podemos recargar la batería con solo apoyarla en una base compatible.

Software y aplicaciones

El Sony Xperia XZ3 llega con Android 9.0 Pie, la versión más reciente del sistema operativo de Google. En el momento de escribir este análisis, posee los parches de seguridad de Android del 1 de octubre.

Sony incorpora su propia capa de personalización por encima de Android, que es una de las más elegantes que podemos encontrar en el mercado.

La compañía añade funcionalidades interesantes por encima de Android como las de ahorro de energía que ya hemos mencionado.

Sin embargo, echamos de menos algunas de las funcionalidades que trae Android 9 de serie, como el Bienestar digital (para controlar nuestro uso del smartphone) o el nuevo sistema de navegación por gestos.

Un aspecto que me gusta de la capa de Sony es que, al arrastrar la pantalla hacia abajo desde el centro, se accede a un buscador de aplicaciones.

En los resultados, también encontramos sugerencias de aplicaciones (las utilizadas más frecuentemente) y recomendaciones de otras que no tenemos instaladas.

De esta forma podemos localizar rápidamente una aplicación sin tener que buscarla por el escritorio o por el cajón de aplicaciones, que en el Xperia XZ3 sigue presente.

El Sony Xperia XZ3 no posee botones frontales físicos sino que muestra tres botones virtuales en la pantalla: Atrás, Inicio y Tareas.

En la pantalla principal, encima de estos botones, se encuentran los accesos directos al cajón de aplicaciones y hasta cuatro aplicaciones adicionales (o carpetas con aplicaciones en su interior). En los Ajustes podemos ocultar el cajón de aplicaciones y que el cajón se muestre al deslizar hacia arriba desde la pantalla de inicio.

El Sony Xperia XZ3 posee una de las capas de personalización más elegantes

 

El cajón de aplicaciones muestra todas las aplicaciones instaladas, y allí encontramos la posibilidad de ordenar las aplicaciones alfabéticamente o por fecha, personalizar el orden a nuestro gusto, o mostrar las aplicaciones más utilizadas primero.

Por defecto, el Sony Xperia XZ3 utilizado el teclado de Swiftkey que, en mi opinión, muestra unas teclas demasiado pequeñas en una pantalla tan grande. Por suerte, puedes instalar el teclado Gboard de Google o cualquier otro de tu elección sin ningún problema.

Sony ofrece bastantes opciones de personalización de la interfaz ya que, por ejemplo, podemos cambiar el tamaño y fondo de los iconos e incluso su aspecto. También podemos hacer que los iconos se junten automáticamente en la pantalla de Inicio, seleccionar entre diversas transiciones entre paneles, eliminar iconos duplicados y más.

Al pulsar al botón de Tareas se muestran todas las aplicaciones abiertas en modo baraja, siendo posible cerrar una de ellas arrastrándola hacia la izquierda o la derecha.

El panel de notificaciones del Sony Xperia XZ3 presenta pocas diferencias con respecto a Android estándar.

Podemos ver todas las notificaciones que hemos recibido en el teléfono, ajustar el brillo de la pantalla, y acceder a Ajustes Rápidos para funciones como Wi-Fi, Bluetooth, Giro Automático, etc.

Lo único que echamos de menos es un control para el brillo automático, ya que es necesario ir al menú de Ajustes para establecerlo.

Si posees una PS4, la funcionalidad Uso a Distancia permite disfrutar de los juegos de la PS4 en cualquier lugar de la casa con el teléfono. Puedes utilizar el Xperia XZ3 como una pantalla remota, utilizando el controlador DualShock 4 de la PS4 para manejar el juego.

Como os contamos hace unos días, Sony ha comenzado a desmantelar su tienda de temas Xperia Themes y, de hecho, esta app no viene pre-cargada en el Xperia XZ3.

Sony ha explicado que que el Xperia XZ3 no puede utilizar los temas de la Tienda Xperia. En su declaración, la compañía dice que el “bajo índice de uso” es una de las principales razones por las que la tienda está recibiendo menos atención.

Si la pantalla del Xperia XZ3 te resulta demasiado grande, te alegrará saber que el teléfono incorpora una funcionalidad de modo a una mano que permite reducir el área de visualización de la pantalla para poder manejar el teléfono con una sola mano. Para activar este modo, basta con deslizar la parte inferior de la pantalla hacia la izquierda o derecha.

Funcionalidad Side Sense en acción

 

Como novedad, Sony ha incluido una funcionalidad llamada Side Sense, que ofrece un acceso rápido a las aplicaciones que más uses presionando dos veces en cualquier parte de los laterales del teléfono.

Al presionar dos veces, se muestran accesos rápidos a ocho aplicaciones recomendadas que son escogidas automáticamente según el uso del dispositivo y la ubicación en la que te encuentras. También es posible fijar algunas apps para que aparezcan siempre en la lista de apps recomendadas.

Otra funcionalidad de Side Sense es volver a la página anterior al deslizar el dedo por el lateral del teléfono.

El inconveniente de  Side Sense es que es complicado pillar el truco a los gestos de doble toque en el lateral y todavía más al de arrastrar el dedo. No siempre he conseguido activar esta funcionalidad a la primera y, en ocasiones, las he activado sin querer. Si bien se puede ajustar la sensibilidad de Side Sense, solo es posible aumentarla, no disminuirla.

Apps y ajustes recomendados en App Sense

 

Sony ahora permite elegir cuáles de sus apps propias y de terceros quieres instalar en el teléfono cuando lo configuras por primera vez, en lugar de llenar el teléfono de apps que no usarás nunca.

En el apartado software, echo de menos algunas funcionalidades que añaden otros smartphones como, por ejemplo, un segundo espacio privado, la protección de apps mediante contraseña/huella o el clonado de apps para aquellas que no ofrecen multi-cuenta.

Multimedia

El Sony Xperia XZ3 incorpora altavoces frontales estéreo S-Force Front Surround, uno de ellos situado en al auricular del oído y el otro en el borde inferior del frontal del smartphone.

Contar con sonido estéreo es interesante cuando estás disfrutando de un juego o un vídeo, especialmente en el caso del Xperia XZ3 dado que ambos altavoces están orientados al frente y, por tanto, hay menos riesgo de taparlos accidentalmente con la mano.

La calidad del sonido del Xperia XZ3 están por encima de lo que solemos encontrar en otros smartphones que llegan con un único altavoz. El sonido del Xperia XZ3 suena sin distorsión, incluso a niveles de volumen elevados.

Sony ha incorporado el sistema de Vibración Dinámica que debutó con el Xperia XZ2 y que ofrece una sensación háptica (pequeña vibración) al usuario, similar a la que obtenemos con el mando DualShock 4 de la PS4. Para activarlo basta con reproducir vídeo o música y subir/bajar volumen, ya que el control de la intensidad de la vibración aparece junto al control de volumen, pegado a un lado de la pantalla.

Este sistema analiza el sonido y hace que el teléfono vibre de forma acompasada con la música o los efectos de sonido de los vídeos, pero no es compatible con los juegos, donde podría ser interesante para transmitir la sensación de explosiones, impactos, etc. Por otro lado, debes tener cuidado si dejas el dispositivo sobre una mesa ya que la vibración podría hacer que se desplace y, en el peor caso, caer al suelo.

El Sony Xperia XZ3 incorpora dos altavoces, uno en el auricular del oído y otro en el borde inferior

 

El Sony Xperia XZ3 carece de conector de auriculares por lo que, si queremos hacer uso de ellos, tendremos que recurrir a auriculares con conector USB-C o al adaptador de conector de audio de 3.5 mm a USB-C que viene en la caja. Si además queremos cargar el teléfono mientras utilizamos los auriculares, tendremos que comprar un accesorio aparte.

Sony ofrece una buena experiencia de sonido con auriculares gracias al soporte de codecs de sonido de alta resolución (LPCM, FLAC, ALAC, DSD) y un buen número de funcionalidades software:

  • DSEEHX, que mejora la calidad de los archivos de música comprimidos (como los que proceden de servicios de streaming tipo Spotify) para que tengan una calidad similar a la alta resolución restaurando el sonido de alto rango. Requiere el uso de auriculares por cable.
  • Clear Audio+, que optimiza los ajustes de sonido en función de la pista que escuchas
  • Sonido envolvente para auriculares
  • S-Force Front Surround para reproducir sonido envolvente realista a través de los altavoces
  • Normalizador dinámico, que minimiza las diferencias de volumen entre canciones o vídeos.
  • Ecualizador, que permite ajustar la respuesta ante bajos y en cinco bandas de frecuencia.

Otra funcionalidad a destacar el Xperia XZ3 es la optimización de sonido para tus preferencias de escucha. Esta funcionalidad analiza los auriculares y tus preferencias de escucha y optimiza la experiencia de sonido para ti.

Tampoco podemos dejar de destacar el soporte de la tecnología AptX HD de Qualcomm y LDAC de Sony para transmitir sonido inalámbrico de alta calidad a través de Bluetooth 5.

Para reproducir música contamos con la aplicación Música, que permite reproducir canciones almacenadas en el teléfono y procedentes de servidores multimedia conectados a la misma red Wi-Fi.

La app permite establecer un temporizador de sueño, para que la reproducción se desactive automáticamente cuando finaliza el tiempo.

Música se integra con otros servicios de música como Spotify, aunque dicha integración se limita a un acceso directo a la aplicación desde Música.

La app se conecta al servicio Gracenote para descargar portadas de álbumes e información adicional de las canciones pero en nuestras pruebas en estos días no hemos conseguido que funcione.

Música permite actuar también como servidor multimedia para que otros dispositivos reproduzcan música almacenada en el teléfono.

La aplicación permite editar directamente la información del fichero de sonido (título, intérprete, álbum, año y número de pista).

 

La aplicación Álbum muestra todas las imágenes almacenadas en el teléfono organizadas por meses y ubicaciones, y crea pases de imágenes con música de fondo y transiciones.

La aplicación permite editar una imagen y aplicarle distintos efectos, recortarla, ajustar el contraste, etc. También es posible ver todas las fotografías sobre un mapa, en caso de que hayamos decidido incorporar información de geolocalización.

 

Una funcionalidad interesante que encontramos en las aplicaciones de Sony de reproducción de música y vídeo es el botón de enviar contenido de manera inalámbrica, que permite reproducir cualquier contenido multimedia del teléfono en un dispositivo compatible con Miracast o Google Cast.

Para comprobar la compatibilidad con diversos formatos de audio y vídeo, hemos reproducido cuatro ficheros, dos con resolución Full HD y dos con resolución 4K, codificados con el formato H.264 y con el más moderno HEVC. Los cuatro se reproducen perfectamente con total suavidad.

El Sony Xperia XZ3 forma parte de los dispositivos YouTube Signature, un grupo de dispositivos seleccionados por Google por ofrecer la mejor experiencia de YouTube. En el caso del Xperia XZ3, podemos disfrutar de vídeos en HDR gracias a su panel compatible con esta tecnología.

El Sony Xperia XZ3 cuenta con la certificación Widevine L1, por lo que puede reproducir contenido HD de servicios de streaming como Netflix o Amazon Prime Video.

Cámara de fotos

La mayoría de los competidores de Sony, a excepción de Google, incorporan una cámara doble (o incluso triple en algunos casos) pero la compañía japonesa parece reservar esta característica para la serie «Premium» ya que ha optado por una única cámara en el Xperia XZ3.

El Sony Xperia XZ3 llega con una cámara con un único sensor Exmor RS IMX400 de 19MP de tamaño 1/2.3″ (tamaño de píxel 1.22µm) acompañado por una lente con apertura f/2.0.

Esta apertura de lente no es demasiado amplia en comparación con otros smartphones de gama alta, que se mueven alrededor de f/1.6-1.8, y, además, la lente no posee estabilización óptica, por lo que su rendimiento con poca luz puede verse perjudicado.

El Sony Xperia XZ3 es uno de los pocos smartphones de gama alta que apuesta por una sola cámara

 

La cámara del Sony Xperia XZ3 utiliza utiliza el sistema de captura Motion Eye que integra memoria DRAM dedicada en el propio sensor para acelerar la velocidad de procesado y poder capturar vídeo HDR.

La memoria integrada también ofrece otras ventajas, como Captura Predictiva, que almacena imágenes en el buffer antes y después de que pulses el botón de disparo. De esta forma, puedes escoger el mejor disparo o guardarlos todos.

Aquí podemos ver un ejemplo en el que, al tomar la fotografía, la persona fotografiada cierra los ojos (captura de la derecha), por lo que el teléfono nos recomienda automáticamente otra de las fotografías (Predictivo 1) que ha tomado en la que sale con los ojos abiertos.

Los ojos cerrados en las fotografías son cosa del pasado con la Captura Predictiva

 

Otra de de las funcionalidades que permite la cámara del Xperia XZ3 es el modo de cámara super-lenta a 960 fps con resolución Full HD 1080p. Esta resolución está por encima de otros smartphones de gama alta que solo graban a esta tasa de frames en HD 720p.

El modo de cámara super-lenta llega con algunas limitaciones ya que, al activarlo, la imagen aparece recortada, por lo que puede resultar complicado encuadrar el objeto que queremos capturar si no podemos alejarnos. La grabación en HD está limitada a 0.182 segundos en tiempo real, es decir, 6 segundos a cámara super-lenta, y estos tiempos se reducen a la mitad si grabamos en Full HD.

En la práctica, esto significa que es bastante difícil capturar el momento exacto a cámara super-lenta ya que debemos anticiparnos y pulsar el botón de grabación antes de que suceda. Otro aspecto a tener en cuenta es que es necesario contar con un entorno muy bien iluminado para conseguir esta elevada tasa de frames por segundo sin que el ruido sea excesivo.

Centrándonos en la aplicación de Cámara, el acceso se realiza rápidamente pulsando sobre el icono de la aplicación o manteniendo pulsado unos segundos el botón dedicado que encontramos en un lateral.

Sony también ha incorporado una nueva funcionalidad llamada Smart Launch que detecta el gesto de sacar el teléfono del bolsillo y sostenerlo en horizontal. Al hacerlo, la app de Cámara se abre automáticamente. La detección del gesto funciona bastante bien aunque, en la práctica, siempre recurro al botón dedicado.

La interfaz de la cámara resulta bastante intuitiva

 

Como ya hemos comentado, Sony ha incorporado una funcionalidad llamada Side Sense que detecta las pulsaciones en el lateral del teléfono. Este gesto se puede utilizar en la app de Cámara como sustituto del botón de disparo, aunque introduce un cierto retardo en la captura para evitar que los dos golpes produzcan una foto movida.

La interfaz de la cámara ha sido simplificada y ahora muestra, a la izquierda, ciertos ajustes rápidos para conmutar la cámara frontal/trasera, ajustar la exposición y balance de blancos, modificar el ratio de aspecto, establecer un temporizador, ajustar el flash y acceder a opciones avanzadas.

A la derecha encontramos los botones de disparo y de selección de fotografía/vídeo, así como una miniatura de la última fotografía tomada y un acceso a modos especiales de captura. Entre los modos de captura tenemos:

  • Autofoto retrato para tomar selfies con efecto bokeh
  • Google Lens para activar la cámara inteligente de Google
  • Cámara lenta para grabar vídeos hasta 960 FPS
  • Manual para realizar ajustes manuales sobre los parámetros de captura
  • Panorama para tomar fotografías panorámicas
  • Sound Photo permite grabar unos segundos de audio junto con cada fotografía.

Sorprendentemente, Sony no incorpora un modo Retrato para la cámara trasera, lo cual es una ausencia importante. En el Xperia XZ2 existía un modo llamado Bokeh que cumplía con este mismo objetivo pero es cierto que los resultados eran bastante mediocres.

Por otro lado, al no contar con una segunda cámara con teleobjetivo, las fotografías de personas tomadas cerca de su cara muestran la típica distorsión de «ojo de pez» de las lentes gran angular.

La cámara del Sony Xperia XZ3 hace uso de inteligencia artificial es capaz de identificar algunas escenas — paisaje, comida, retrato, escena nocturna, etc. — y ajustar los parámetros de captura automáticamente. Por ejemplo, en una escena con cielo en el fondo, la cámara incrementa la exposición para evitar que quede sub-expuesta. La identificación de la escena se muestra como un pequeño icono en la esquina derecha del visor.

Ahora que la fotografía computacional está tan de moda, echo de menos algunas funcionalidades avanzadas en la cámara del Sony Xperia XZ3, como los modo HDR+ de Google o HDR Inteligente del iPhone XS para mejorar el rango dinámico.

Centrándonos en la calidad de la cámara, en condiciones de buena luz, la cámara del Sony Xperia XZ3 toma capturas con buena nitidez, amplio rango dinámico y colores naturales, como podemos apreciar en estas fotografías de ejemplo.

Fotografías en condiciones de buena luz (galería completa en Flickr)

 

Cuando la luz escasea, la calidad de la imagen se resiente pero los resultados son mejores de los que vimos en el Xperia XZ2 ya que Sony ahora aplica un algoritmo de reducción de ruido menos agresivo. El rango dinámico es algo limitado, como podemos apreciar en las zonas blancas o muy iluminadas que se ven quemadas.

Fotografías en condiciones de escasa luz (galería completa en Flickr)

 

Hemos puesto a prueba la calidad de la cámara del Sony Xperia XZ3 enfrentándola a algunos de los mejores smartphones del momento: iPhone XS, Pixel 3 XL, Huawei Mate 20 Pro, Samsung Galaxy Note9 y LG G7 ThinQ.

En primer lugar, hemos querido probar la calidad de imagen en condiciones de buena iluminación. Como se puede apreciar al pulsar sobre la imagen para ampliarla, la imagen captada por el Sony Xperia XZ3 ofrece una elevada nitidez, por encima de otros smartphones, así como un colorido realista.

Comparativa de cámaras a plena luz del día

 

Aquí incluimos las fotografías originales, en caso de que quieras examinarlas en detalle.

 

A continuación, podemos ver la misma escena en condiciones de poca iluminación. En esta ocasión, la calidad de la imagen es mejorable ya que presenta mucho ruido. En el pasado, Sony aplicaba un algoritmo de reducción de ruido bastante agresivo pero ahora la compañía parece haberse pasado al extremo contrario.

Aunque prefiero que se preserve el detalle a una reducción de ruido demasiado agresiva, creo que hay un punto medio donde los resultados serían mejores.

Comparativa de cámaras con poca luz

 

A continuación incluimos las fotografías originales, en caso de que quieras examinarlas en detalle.

 

El Sony Xperia XZ3 incorpora la funcionalidad Creador 3D que debutó en el Xperia XZ1 y que permite escanear un objeto o la cara/cabeza de una persona para crear un modelo 3D. Este modelo puede ser utilizado para crear clips animados con música, imprimir figuras 3D o editarlo con algún software compatible.

Con el Xperia XZ2, la funcionalidad 3D Creator se extendió también a la cámara frontal y con el Xperia XZ3, Sony ha añadido la posibilidad de animar el rostro con expresiones faciales de alegría, tristeza, enfado, guiño del ojo, etc. 

El uso de Creador 3D es sencillo y el proceso de escaneado no lleva más de un minuto. Basta con elegir el elemento que queremos escanear — cara, comida, autofoto, cabeza, y libre — y rodearlo mientras apuntas al objeto con la cámara trasera o frontal del Xperia XZ3 y sigues un patrón de puntos que aparece en la pantalla.

La funcionalidad Creador 3D en acción en el Sony Xperia XZ3

 

Además de la grabación a cámara super-lenta que hemos comentado anteriormente, el Sony Xperia Xperia XZ3 puede grabar vídeo 4K (2160p) a 30 fps y vídeo Full HD (1080p) a 60 fps, pero no es capaz de grabar vídeo 4K a 60 fps.

La grabación de vídeo se realiza utilizando el codec H.264 pero es posible utilizar el codec más eficiente (pero menos compatible) H.265 para capturar vídeo en 4K. La grabación de vídeo HDR se codifica en H.265. El sonido se guarda en formato estéreo.

El Sony Xperia XZ3 es uno de los pocos smartphones capaces de grabar vídeo 4K en HDR. Sony ha optado por codificar los vídeos HDR bajo el estándar Hybrid Log Gamma (HLG) que, a diferencia de HDR10 y Dolby Vision, se basan en un feed estándar SDR y añaden la parte del rango dinámico del vídeo por encima. Esto hace que los vídeos grabados bajo HLG sean compatibles con dispositivos sin pantallas HDR.

Además, Sony ha trabajado con YouTube para que sea posible subir contenido HDR en HLG al popular servicio de streaming de vídeo en formato HEVC de 10 bits. YouTube lo convierte después a formato VP9 de 10 bits, que puede ser mostrado en un amplio abanico de dispositivos.

La estabilización digital de vídeo está disponible incluso en formato 4K, pero solamente en su versión más sencilla. Existe una estabilización avanzada (modo Inteligente Activo) que utiliza la información del giroscopio pero esta solamente solo está disponible al grabar en formatos hasta 1080p con 30 fps.

A continuación podemos ver un par de vídeos 4K capturados por el Sony Xperia XZ3. El primero de ellos está grabado a plena luz del día en 4K HDR, mientras que el segundo ha sido grabado por la noche en 4K.

 

La cámara frontal es de 13 MP, cuenta con gran angular de 23 mm, lente con apertura f/2.2 y sensor 1/3.06″. Permite grabar vídeo Full HD 1080p.

Aquí dejamos un selfie capturado con la cámara frontal, que ofrece una buena calidad de imagen.

 

A pesar de no incluir en la parte trasera, Sony sí que ofrece un modo Retrato para la cámara frontal que desenfoca el fondo de la imagen mediante software y permite ajustar el nivel de belleza así como ajustar la forma de la cara, el tamaño de los ojos, el brillo de la piel y la suavidad de la piel.

La calidad de imagen se resiente bastante al utilizar este modo, como se puede apreciar en esta captura.

 

Aquí os dejamos con una galería de fotografías tomadas con el Sony Xperia XZ3 en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones. La galería completa está en Flickr

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.


Precio y competidores

El Sony Xperia XZ3 está a la venta oficialmente por EUR 799. A pesar de que es un precio dentro del segmento alto, resulta más asequible que otros smartphones de gama alta.

El Sony Xperia XZ3 se enfrenta a una gran cantidad de competidores en su segmento como el Huawei P20 Pro, el Samsung Galaxy S9+ o el Pixel 3 XL.

El Huawei P20 Pro (EUR 640) es un competidor importante ya que posee una triple cámara trasera que produce muy buenas capturas. Además, posee una pantalla de 6.1″ sin apenas marcos (pero con «muesca»), procesador Kirin 970, 6GB de RAM, 128GB de almacenamiento y batería de 4.000 mAh.

El Samsung Galaxy S9+ (EUR 613) es, sin duda , otro de los competidores más fuertes del Xperia XZ3. Cuenta con un diseño exquisito con una pantalla curvada de 6.2” con resolución QHD+ (2960×1440 píxeles) rodeada por unos marcos superior e inferior muy estrechos, procesador Exynos 9810, 6GB de RAM, 64GB de almacenamiento ampliable mediante microSD, cámara principal de 12MP+12MP y batería de 3.500 mAh.

El Pixel 3 XL (949 EUR) es el smartphone de gama alta que ofrece una experiencia de Android más pura. Posee una pantalla OLED de 6.3″, procesador Snapdragon 845, 4GB de RAM, cámara trasera de 12MP, cámara frontal dual de 8MP+8MP y batería de 2.915 mAh.


Conclusiones

Los últimos smartphones de Sony me han dejado con la sensación de que la compañía tiene muy claro cómo quiere que sean sus dispositivos y no se deja llevar por tendencias (o modas) como las pantallas con muesca, las múltiples cámaras traseras o el reconocimiento facial 3D.

Si bien esto puede ser un plus para aquellos usuarios cuya visión coincida con la de Sony, también puede generar rechazo para otros que perciban que la marca va contracorriente en ciertos aspectos, como veremos a continuación.

Comenzando por el diseño, el Sony Xperia XZ3 cuenta con unos marcos superior e inferior algo más estrechos que sus predecesores, pero todavía más anchos que los de otros smartphones, incluso aquellos que no han adoptado la muesca, como los de Samsung.

Una explicación de esta mayor anchura podría ser el doble altavoz frontal, pero esto nos lleva a preguntarnos si merece la pena tener marcos más grandes solo por esta característica.

La pantalla del Xperia XZ3 está curvada a los lados, lo que le aporta un toque de distinción interesante y contribuye a ocultar los marcos laterales. Sin embargo, esta curvatura también puede generar cierta distorsión de los colores en los bordes.

La parte trasera de cristal, curvada en los cuatro lados, presenta un acabado atractivo y ofrece un agarre cómodo en la mano. Además, la curvatura disimula el grosor del dispositivo, que en la zona central alcanza un valor bastante elevado, 9.9 mm.

Al igual que con el Xperia XZ2, la ubicación elegida por Sony para el lector de huella dactilar está lejos de ser la ideal.

El lugar donde esperarías encontrar el lector de forma natural está ocupado por la cámara trasera, por lo que no han sido pocas las veces en las que he colocado el dedo sobre la lente en lugar de sobre el escáner — más aún teniendo en cuenta que tienen la misma forma y tamaño.

La pantalla del Sony Xperia XZ3 cuenta con un panel OLED de 6″ con resolución Quad HD, lo cual es una excelente noticia dado que en el pasado teníamos que conformarnos con paneles LCD con menor gamut de color, contraste y brillo.

El panel del Xperia XZ3 cubre sobradamente el gamut de color sRGB estándar y alcanza también el 100% del gamut Display P3, que ofrece un rango de colores más amplio. La pantalla es compatible con la tecnología HDR por lo que podrás disfrutar de contenido de alto rango dinámico de Netflix, YouTube y otros servicios de streaming.

El brillo máximo de la pantalla es bueno, 548 nits, pero se queda algo por debajo frente a otros smartphones de gama alta que he probado, que llegan a los 600 nits en condiciones de mucha luminosidad.

 

Como en el análisis del Xperia XZ2, la fidelidad en la reproducción de los colores me ha dejado desconcertado ya que, incluso en el modo Profesional, los colores se alejan bastante del tono esperado. No es algo que vaya a notar el usuario normal, pero me hubiera gustado ver un modo perfectamente calibrado para los más puristas.

El sony Xperia XZ3 llega con la funcionalidad de Pantalla Ambiente para ver la hora/fecha, nivel de batería y notificaciones pendientes, aunque por defecto solo se enciende al notar movimiento, recibir notificaciones o realizar un doble toque sobre la pantalla.

A nivel de hardware, el Xperia XZ3 cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 845 y 4 GB de RAM, por lo que va sobrado en cuanto a potencia –aunque no hubiera venido mal algo más de memoria RAM, sobre todo de cara al futuro.

El Xperia XZ3 ha obtenido unos resultados excelentes en las pruebas de rendimiento, aunque a día de hoy todos los smartphones de gama alta obtienen resultados muy parecidos.

En el día a día, no he tenido ningún problema con el rendimiento del Xperia XZ3, que mueve con suavidad apps como WhatsApp, Twitter, Spotify, Facebook, Instagram, Google Maps, etc. y maneja con solutura la multi-tarea.

Si eres aficionado a los juegos, con la herramienta GameBench he medido tasas altas y estables de FPS en títulos 3D exigentes como Asphalt 9, Dead Effect 2 y PUBG, por lo que si te gusta jugar, el Xperia XZ3 es una gran opción.

El Xperia XZ3 llega con 64GB de almacenamiento interno, que puede ser ampliado mediante micro-SD hasta 512 GB, aunque Sony no soporta Adoptable Storage y, por tanto, no permite formatear la tarjeta como almacenamiento interno — en realidad pocos fabricantes permiten hacerlo.

En el aspecto de conectividad, el Sony Xperia XZ3 va bien servido, aunque echo de menos la posibilidad de insertar una segunda SIM en la ranura reservada a la tarjeta micro-SD.

La capacidad de la batería del Xperia XZ3 es de 3.300 mAh, un valor que debería ser suficiente para una pantalla de 6″ pero no va muy sobrada. En nuestra prueba de autonomía con PCMark, los resultados no han sido buenos, pero en el día a día hemos obtenido una autonomía correcta, en torno a un día o un día y medio de uso moderado.

Si necesitas cargarlo rápidamente, el Xperia XZ3 es compatible con carga rápida USB Power Delivery (pero no con Qualcomm QuickCharge) pero el cargador que incluye Sony en la caja es convencional y no ofrece carga rápida. Además, cuenta con carga inalámbrica Qi.

Como ya es habitual, Sony incorpora los modos de ahorro de energía Stamina que extienden la duración de la batería a costa de prescindir de ciertas funcionalidades, así como la tecnología Qnovo que extiende la vida de la batería, algo que es un problema en smartphones con varios años de uso.

 

En el apartado fotográfico, el Sony Xperia XZ3 no sigue la tendencia de múltiples cámaras sino que cuenta con una única cámara trasera con un sensor Exmor RS de 19MP de tamaño 1/2.3″ y una lente con apertura f/2.0 sin estabilización óptica.

La cámara del Xperia XZ3 ha mejorado con respecto al Xperia XZ2 pero nos deja con ganas de más. El teléfono es capaz de tomar fotografías muy nítidas en condiciones de buena luz — más incluso que otros smartphones de gama alta con el que lo hemos comparado — pero muestra bastante ruido en condiciones de poca luz.

En el pasado, las cámaras de los smartphones Xperia pecaban de un tratamiento demasiado agresivo del ruido, y el Xperia XZ3 parece haber optado por una aproximación diferente. Como resultado, el ruido está muy presente debido probablemente a la limitada apertura de la lente y la ausencia de estabilización óptica.

Echamos de menos algunos modos de fotografía avanzados, como el modo Retrato que ofrecen otros fabricantes incluso con una sola cámara, o los modos para incrementar el rango dinámico como el HDR+ de los Pixel o el HDR Inteligente del iPhone XS.

La cámara incorpora funcionalidades ya presentes en modelos anteriores, como la grabación de vídeo en cámara super-lenta a 960 fps hasta 1080p y la aplicación Creador 3D para capturar objetos y caras en 3D, que ahora añade la posibilidad de añadir muecas.

La grabación de vídeo es buena, especialmente en el aspecto de estabilización, donde SteadyShot vuelve a dar buenos resultados.

Podemos grabar vídeo 4K en HDR con un rango dinámico ampliado pero, sin embargo, no podemos grabar vídeo 4K a 60 fps.

La cámara frontal cuenta con un sensor de 13MP y una apertura f/1.9 (¡más amplia que la de la cámara trasera!) y produce buenos selfies. Sony ha incluido un modo Retrato en la cámara frontal, pero los resultados no me acaban de convencer.

Fotografías tomadas con el Sony Xperia XZ3 (más en la sección Cámara)

 

Sony ha puesto especial atención al sonido, incorporando altavoces frontales estéreo que suenan con gran potencia e incluye un buen número de ajustes de sonido para mejorar la reproducción, pero ha prescindido del conector de auriculares de 3.5 mm. La app Música es una de las más completas que he visto ya que es incluso capaz de descargar portadas de álbumes.

El Xperia XZ3 cuenta con un sistema llamado Vibración Dinámica que hace vibrar el teléfono al ritmo del sonido al reproducir música o vídeos (pero no juegos) y que, en mi opinión, es más una curiosidad que otra cosa.

El smartphone llega con Android 9.0 Pie de fábrica y la capa de personalización de Sony ofrece algunas funcionalidades interesantes como los modos de ahorro de energía, la búsqueda rápida, los ajustes avanzados de sonido o la funcionalidad Side Sense.

 

Side Sense ofrece un acceso rápido a las ocho aplicaciones que más uses presionando dos veces en cualquier parte de los laterales del teléfono, así como ir hacia atrás al arrastrar el dedo por el lateral. Debo confesar que tengo problemas para dominar Side Sense ya que en algunas ocasiones no consigo activarlo a la primera y en otras se activa sin buscarlo.

Echo de menos en la capa de Sony algunas funcionalidades como un segundo espacio privado, la protección de apps mediante contraseña/huella, el clonado de apps para aquellas que no ofrecen multi-cuenta, el control por gestos, un modo específico para juegos, etc.

Por último, el Sony Xperia XZ3 está a la venta por EUR 799 que, sin ser un precio bajo, no es tan elevado como algunos smartphones de gama alta.

Lo mejor:

  • Construcción de alta calidad con materiales sofisticados y sin muesca en la pantalla (para quienes huyen de ella)
  • Pantalla con buena nitidez, elevado contraste, amplio gamut de color y HDR
  • Fluidez gracias a un hardware potente basado en Snapdragon 845
  • Almacenamiento interno de 64GB ampliable mediante micro-SD
  • Funcionalidades software interesantes: modo Stamina, búsqueda rápida, ajustes de sonido, gesto de activación de cámara al sacar el teléfono del bolsillo, etc.
  • Batería con tecnología Qnovo, que aguanta más ciclos de carga sin reducir su capacidad
  • Carga rápida USB PD (aunque el cargador incluido es convencional) y carga inalámbrica
  • Potentes altavoces frontales estéreo encima y debajo de la pantalla.
  • Cámara trasera de 19MP capaz de capturar imágenes nítidas en condiciones de buena luz y con controles manuales. Botón físico de cámara.
  • Grabación de vídeo con buena estabilización y posibilidad de 4K HDR
  • Funcionalidad de cámara super-lenta a 960 fps a 1080p y Creador 3D, aunque ambas son más curiosidades que una utilidad real.
  • LED de notificaciones
  • Resistencia IP68 al agua y el polvo

Lo peor:
  • Marcos más anchos y grosor superior frente a otros smartphones
  • Posición del lector de huella en una posición incómoda, demasiado abajo
  • Control de ruido de la cámara trasera mejorable en condiciones de poca luz. Sin modos avanzados de HDR en fotografía, modo Retrato o grabación 4K a 60 fps
  • La funcionalidad Side Sense no resulta fácil de activar al primer intento y, en ocasiones, se activa sin pretenderlo
  • Sin capacidad de Dual SIM
  • Sin radio FM
  • Sin conector de auriculares

Galería de fotografías del Sony Xperia XZ3

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

Nota: El teléfono Sony Xperia XZ3 ha sido cedido amablemente por Sony para la realización de este análisis.

  

👉 No te lo pierdas: Huawei facilita el 💻 teletrabajo con sus nuevos dispositivos [ Entérate ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario