Análisis a fondo y opinión del Samsung Galaxy A9

Ir a página

Cámara de fotos

Samsung ha dotado al Galaxy A9 de una peculiar cámara trasera con cuatro lentes:

  • Cámara principal de 24MP AF y apertura f/1.7
  • Cámara teleobjetivo de 10MP con zoom óptico 2X AF y apertura f/2.4
  • Cámara gran angular de 8MP con gran angular 120º y apertura f/2.4
  • Cámara de profundidad de 5MP y apertura f/2.2

Como hemos comentado anteriormente, se trata del primer smartphone con cuatro cámaras traseras, lo que permite capturar instantáneas en una gran variedad de situaciones. Es posible tomar fotografías convencionales, gran angular o con zoom óptico de forma sencilla, así como capturar retratos con el fondo desenfocado.

A día de hoy, muy pocos smartphones cuenta con cámaras tan versátiles como las del Galaxy A9. Tan solo nos vienen a la cabeza el Huawei Mate 20 Pro y el LG V40, ambos con tres cámaras traseras estándar, gran angular y teleobjetivo — pero sin una cuarta cámara para favorecer el modo retrato.

La presencia de estas cámaras convierten al Galaxy A9 en un todoterreno fotográfico, ideal para llevarlo en viajes y fotografiar desde grandes monumentos o edificios hasta detalles en sitios a donde no podemos acceder.

 

Lamentablemente ninguna de las cámaras cuenta con estabilización óptica, por lo que cabe esperar que las fotografías con poca luz sufran. Es una pena que Samsung no haya incluido esta funcionalidad dado que el apartado fotográfico es el más llamativo de este terminal.

Acompañando a las cuatro cámaras encontramos un flash LED de un único tono, lo cual normalmente no produce tan buenos resultados como los flashes de doble LED que llevan otros teléfonos.

El arranque de la aplicación Cámara es muy rápido. Además, Samsung ha incorporado la posibilidad de abrir la Cámara con una doble pulsación del botón de encendido, lo que permite estar listo para tomar una foto en poco tiempo.

Si nos centramos en las capacidades fotográficas del terminal, a continuación podemos ver la diferencia entre tomar una fotografía con la cámara principal, gran angular y teleobjetivo. Como se puede apreciar, la presencia de tres cámaras permite tomar todo tipo de capturas.

El Samsung Galaxy A9 posee lentes con tres distancias focales: estándar, gran angular y zoom 2X

 

A continuación podemos ver algunas fotografías tomadas con la lente gran angular, que ofrece una visión muy amplia del entorno y, por tanto, está especialmente indicada para fotografía de edificios y monumentos, por ejemplo en viajes.

Ahora bien, este tipo de cámaras puede presentar una distorsión bastante elevada de las líneas rectas, sobre todo a distancias cortas, como se puede apreciar en algunas de estas imágenes.

Fotografías tomadas con la cámara gran angular del Samsung Galaxy A9

 

Samsung incorpora diversos modos de disparo — panorámica, Pro, belleza, enfoque dinámico, automático, optimizador de escenas, superlenta, AR Emoji, cámara rápida y cámara lenta.

Un modo interesante para los más expertos es el modo Pro, que permite ajustar manualmente distintos parámetros como el enfoque, ISO (Auto, 100, 200, 400 y 800), modo de medición (centro-compensando, matriz o punto), exposición (-2.0 a 2.0) y balance de blancos (auto, luz del día, nublado, incandescente y fluorescente).

El modo Optimizador de escenas aplica IA para identificar la escena que estamos fotografiando y aplicar los mejores parámetros de captura. En este ejemplo podemos ver cómo la cámara identifica comida y aumenta la saturación y contraste.

 

La cámara del Samsung Galaxy A9 incorpora Bixby Vision, que permite buscar imágenes, encontrar productos online, localizar información sobre lugares cercanos, realizar traducciones, descodificar códigos QR, identificar vinos y mucho más.

En mis pruebas, Bixby Vision se ha comportado bastante bien, aunque no acabo de ver demasiada utilidad a este asistente.

El uso de la cámara de profundidad permite a Samsung incluir un modo de Enfoque Dinámico que desenfoca de manera artificial el fondo de la imagen para emular el efecto bokeh de las cámaras réflex.

A continuación podemos ver un ejemplo de una fotografía tomada con el modo Retrato, en el que podemos apreciar que la cámara hace un buen trabajo a la hora de separar el sujeto del fondo. Además, es posible ajustar el grado de desenfoque a posteriori, así como elegir qué elemento queremos que aparezca enfocado.

» Fotografías originales: Normal y Desenfoque de fondo

 

Otra posibilidad que da Samsung es elegir la forma del desenfoque: corazón, estrella, polígono, centelleo, flor, conejo, nota, mariposa, avión o copo de nieve.

 

El modo de Enfoque Dinámico permite también desenfocar el fondo de la imagen al capturar objetos (y no solamente retratos). A continuación podemos ver algunos ejemplos.

Modo Enfoque Dinámico aplicado a objetos

 

Centrándonos en la calidad de la fotografía, a continuación podemos ver algunas capturas tomadas por el Galaxy A9.

En las escenas con luces brillantes, echamos de menos un mayor rango dinámico ya que las zonas muy iluminadas se ven completamente quemadas (o sea, blancas).

Por otro lado, en escenas con poca luz, la cámara lleva a cabo un tratamiento del ruido bastante agresivo que hace que la imagen se vea con un acusado efecto «acuarela», impidiendo apreciar los detalles. Este tratamiento del ruido se debe probablemente a la ausencia de estabilización óptica.

Fotografías tomadas con el Samsung Galaxy A9

 

A continuación, vamos a comparar las imágenes captadas por el Samsung Galaxy A9 (24MP) con las capturadas por el LG G7 ThinQ (16MP), Samsung Galaxy Note9 (12MP), iPhone XS (12MP), Pixel 3 XL (12MP), Huawei Mate 20 Pro (20MP) y Xiaomi Mi 8 Pro (16MP).

En primer lugar, hemos querido comparar la nitidez, rango dinámico y colorido de la imagen y para ello hemos ampliado la misma zona de una imagen capturada por las cámaras de todos los smartphones en el mismo momento.

El Samsung Galaxy A9 ofrece una imagen bastante nítida en condiciones de buena luz, aunque no por encima de otros smartphones de gama alta. La imagen ofrece una exposición muy acertada, sin zonas quemadas ni sub-expuestas. La reproducción de colores también es acertada.

Comparativa en condiciones de buena luz

 

Estas son las imágenes originales, en caso de que quieras examinarlas:

 

A continuación, hemos repetido la misma prueba en condiciones de poca luz para apreciar el rendimiento del sensor cuando la luz escasea.

El Samsung Galaxy A9 ofrece una calidad de imagen mejorable si lo comparamos con smartphones de gama alta, ya que el procesado de ruido elimina el detalle de la imagen y hace que, por ejemplo, los ladrillos no se distingan.

En comparación con smartphones de un precio similar, como el Xiaomi Mi 8 Pro, la imagen es comparable en cuanto a calidad.

Comparativa en condiciones de escasa luz

 

Estas son las imágenes originales, en caso de que quieras examinarlas:

 

La cámara frontal del Samsung Galaxy A9 cuenta con un sensor de 24MP y una lente con apertura f/2.0.

A continuación podemos ver un par de selfies capturados con la cámara frontal, que ofrecen una calidad elevada gracias a una buena nitidez, una correcta reproducción del color y una iluminación adecuada. No obstante, el modo belleza aplicado por defecto es algo elevado ya que la piel se ve algo artificial.

 

La cámara frontal también permite tomar selfies en modo Enfoque Dinámico (Retrato) aunque, a diferencia de los retratos tomados con la cámara trasera, no es posible editar el grado de desenfoque a posteriori.

A continuación podemos ver un selfie tomado en modo Enfoque Dinámico..

Selfie en modo Enfoque Dinámico (Retrato)

 

Aquí podéis ver una galería de fotografías tomadas con el Samsung Galaxy A9 en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

 

El Samsung Galaxy A9 es capaz de grabar vídeos en resolución 4K a un máximo de 30 FPS, aunque en este modo no se puede utilizar la funcionalidad de HDR ni los efectos de vídeo. Tampoco está disponible la estabilización de vídeo en esta resolución.

A continuación, podéis ver un vídeo grabado con el Galaxy A9. La imagen se muestra algo temblorosa y el sistema de enfoque automático parece perder el enfoque en alguna ocasión.

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

La aplicación de Contactos de Samsung y la de Teléfono cumplen adecuadamente con su cometido. Si abrimos los detalles de un contacto, se muestran todas las posibles formas de contactar con él, incluso mediante aplicaciones de terceros como WhatsApp.

Una funcionalidad interesante es que puedes realizar una llamada rápidamente arrastrando el dedo de izquierda a derecha sobre el nombre de un contacto. Si lo arrastras en dirección contraria le envías un mensaje de texto.

Ir a página