Análisis del Sony Xperia XZ3 a fondo y opinión


🎁 ¡Sorteo! Gana un Huawei P20, un Huawei P Smart+ o un WD MyCloud Home 2TB [ Participar ]

Ir a página

Hardware y rendimiento

El Sony Xperia XZ3 cuenta con el procesador Snapdragon 845, el más potente de Qualcomm hasta que llegue su sucesor en pocos meses. El procesador consta de cuatro núcleos Kryo 385 Gold a 2.7 GHz y cuatro núcleos Kryo 385 Silver a 1.7GHz, así como una GPU Adreno 630.

Este procesador ha sido fabricado en un proceso de 10 nm muy eficiente en cuanto a consumo de energía, aunque ya están empezando a llegar los procesadores de 7 nm,  como el Kirin 980 del Huawei Mate 20 Pro y Honor Magic 2, o el Apple A12 Bionic del iPhone XS / XR.

El Sony Xperia XZ3 llega con 4 GB de RAM, una cantidad que está algo por debajo de lo que ofrecen otros smartphones de gama alta, que suelen contar con 6 GB de RAM o, en algunos casos, incluso 8 GB.

El Sony Xperia XZ3 obtiene unos resultados excelentes en los benchmarks

 

A continuación, vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks.

En el benchmark AnTuTu v7 ha dado un resultado de 283.565 puntos, una puntuación extremadamente alta, por encima de casi todos los smartphones Android que hemos probado hasta la fecha.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido 2334/8889 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados excelentes, aunque es superado por algunos smartphones.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados buenos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura, aunque no tan espectaculares como otros smartphones de gama alta que utilizan el sistema de ficheros F2FS.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido también una puntuación espectacular de 8.304 puntos, por encima de casi todos los smartphones que hemos probado a día de hoy.

 

Los resultados que ha obtenido el Sony Xperia XZ3 son muy altos en todas las pruebas, como cabía esperar dado que cuenta con un procesador muy potente.

Dejando a un lado los benchmarks, el rendimiento del Sony Xperia XZ3 es excelente y no hemos experimentado ningún problema de lentitud a la hora de movernos por la interfaz, abrir o utilizar apps habituales como WhatsApp, Twitter, Facebook, Google Maps, Instagram, Chrome y otras.

A pesar de contar con “solo” 4 GB de RAM, tampoco he tenido ningún problema serio a la hora de realizar multi-tarea. Las apps permanecen en segundo plano y, en general, no he experimentado cierres inesperados.

El Sony Xperia XZ3 mueve perfectamente cualquier juego exigente

 

En cuanto a la potencia gráfica, la GPU Adreno 630 ofrece un 30 por ciento más de rendimiento 3D y un 30 por ciento menos de consumo que la GPU Adreno 540 del Snapdragon 835, por lo que cabe esperar un rendimiento excelente.

A la hora de analizar la potencia gráfica, comenzamos con la prueba SlingShot de 3DMark, donde el teléfono ha obtenido unos resultados correctos.

 

En la prueba GFXBench con APIs tradicionales, los resultados no destacan especialmente frente a otros smartphones de gama alta.

 

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), el Sony Xperia XZ3 también ofrece unos resultados por debajo de otros smartphones de gama alta.

 

En las pruebas de rendimiento gráfico, la GPU del Xperia XZ3 ha obtenido unos resultados buenos aunque no son tan espectaculares como ciertos smartphones de gama alta que hemos probado.

Para comprobar el rendimiento gráfico en el día a día, he probado tres juegos 3D exigentes — Asphalt 9, Dead Effect 2 y PUBG — y, en todos ellos, la fluidez con el Sony Xperia XZ3 ha sido excelente.

Utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado ha sido muy bueno. En los tres juegos se obtiene una tasa estable de aproximadamente 30 o 60 fps, según las limitaciones del juego, sin apenas pérdidas de frames.

Juego FPS medio Estabilidad FPS Min. FPS Max. FPS %CPU
Asphalt 9 29 100% 27 31 6%
Dead Effect 2 59 100% 56 60 7%
PUBG 29 100% 26 31 7%

 

Los teléfonos de gama alta tienden a calentarse al ser utilizados para tareas intensivas en CPU como juegos 3D. Sin embargo, he medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de unos 35ºC, que es un valor muy bajo y para nada molesto.

El Sony Xperia XZ3 posee 64 GB de almacenamiento interno de tipo UFS 2.1, de los cuales 11GB están ocupados por la capa de personalización de Sony.

Por suerte, es posible añadir una tarjeta micro-SD de hasta 512GB de capacidad para ampliar el espacio aunque, como hemos comentado anteriormente, al extraer la bandeja donde va la tarjeta micro-SD, el teléfono se reinicia.

Lamentablemente, Sony no ha activado la funcionalidad Adoptable Storage de Android, por lo que no podemos formatear la tarjeta micro-SD como si fuera almacenamiento interno.

En el aspecto de conectividad, el Sony Xperia XZ3 es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 5.0, 3G/HSPA+, 4G/LTE, NFC y GPS-A.

El Sony Xperia XZ3 no incorpora emisor de infrarrojos, aunque nunca le he visto gran utilidad a esta funcionalidad, ni radio FM, que sí que es una ausencia importante para algunos usuarios.

A pesar de que Sony ha incorporado una bandeja doble, el segundo espacio está reservado para una tarjeta micro-SD y no tenemos capacidad de utilizar Dual SIM. Sin embargo, en otras regiones, la bandeja sí que puede albergar dos tarjetas SIM, por lo que nos preguntamos a qué se debe esta ausencia.

La conectividad 4G es Cat. 18, por lo que puede alcanzar velocidades máximas teóricas de 1.2 Gbps.

En nuestras pruebas de velocidad WiFi, el Sony Xperia XZ3 ha alcanzado los 290 Mbps de bajada y 82 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica. En la prueba de conexión 4G hemos obtenido una velocidad de descarga de 52 Mbps y de subida de 5 Mbps, unos resultados correctos.

El Sony Xperia XZ3 incorpora lector de huella en la parte de atrás, a una altura que no acaba de ser nada cómoda, como ya hemos comentado en el apartado de Diseño. El lector funciona de manera fiable, pero mi sensación es que el tiempo de desbloqueo es ligeramente superior a ciertos otros smartphones — aunque no es nada preocupante.

El Sony Xperia XZ3 cuenta con un lector de huella dactilar en la parte de atrás

Batería

La batería del Sony Xperia XZ3 no es reemplazable y posee una capacidad de 3.300 mAh, una cantidad que, siendo correcta, nos hubiera gustado que fuera mayor dado que nos encontramos ante un dispositivo más grueso que sus competidores.

 

Como otros modelos de smartphones Xperia, el Sony Xperia XZ3 llega con una batería con tecnología Qnovo Adaptive Charging, que monitoriza la salud de tu batería cuando está conectada para ser cargada y ajusta los niveles para garantizar que la batería no trabaje de más.

Una funcionalidad relacionada es Cuidado de la Batería, que aumenta la vida de la batería al reducir el tiempo durante el cual se carga el dispositivo por encima de 90% en períodos el tiempo prolongados. Esta funcionalidad carga tu teléfono hasta el 90%, espera, y después la carga hasta el 100%, alcanzando esta cifra justo antes de la hora a la que te despiertas normalmente.

En la prueba de autonomía de PCMark 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado de 5 horas y 52 minutos. Este resultado es demasiado bajo y, aunque hemos repetido la prueba, hemos obtenido siempre una marca similar, por lo que nos hace pensar que el Xperia XZ3 no se lleva bien con este test.

 

En la práctica, la autonomía del Sony Xperia XZ3 es correcta. Aguanta bien un día o un día y medio con un uso moderado pero, si haces un uso intensivo, tendrás que recargar a última hora de la tarde.

Una funcionalidad interesante que ya hemos visto en otros móviles Sony es el modo Stamina.

Este modo restringe el rendimiento del procesador y algunas funcionalidades como ubicación, mejora de la imagen de vídeo, vibración dinámica y pantalla ambiente.

Además, debido a que los datos en segundo plano están restringidos, no se actualizan el correo electrónico ni otras aplicaciones que dependen de la sincronización.

Podemos seleccionar si este modo está siempre activado, si se activa automáticamente cuando la batería alcanza un porcentaje en concreto o nunca.

Sony ha incluido una notificación que avisa si, de acuerdo al uso de ese día, el teléfono estima que la batería se va a agotar antes de la próxima carga esperada.

Sony también ofrece un modo llamado Ultra Stamina que prolonga considerablemente la duración de la batería.

Este modo deshabilita la conexión a Internet a través de WiFi y datos móviles, la pantalla de Inicio cambia y mantiene solo las funciones básicas del móvil en funcionamiento: teléfono, contactos, mensajes, cámara, álbum, calendario, alarma/reloj, calculadora, ajustes y música.

Cuando se activa el modo Ultra Stamina, el Xperia XZ3 cambia el fondo de la pantalla a blanco y negro, aunque los iconos siguen mostrando color. Al desactivarla, el teléfono se reinicia, por lo que tarda algo más de tiempo en volver al modo normal.

 

El Sony Xperia XZ3 es compatible con la tecnología de carga rápida USB Power Delivery (USB PD). Sin embargo, el cargador que incorpora Sony en la caja es un cargador convencional 5V/1.5A, por lo que no ofrece ningún tipo de carga rápida.

En nuestras pruebas, el proceso de carga completo tarda alrededor de 2 horas y 42 minutos con el cargador que viene incluido en la caja, alcanzando el 50% en unos 50 minutos.

 

Si utilizamos un cargador Quick Charge, las cosas no mejoran ya que el Xperia XZ3 no es compatible con la tecnología de carga rápida de Qualcomm, así que necesitamos recurrir cargadores USB-PD como estos para disfrutar de carga rápida. Sony todavía no fabrica estos cargadores, lo que explica (en parte) que no haya incluido ninguno en la caja.

El Sony Xperia XZ3 incorpora carga inalámbrica compatible con el estándar Qi, por lo que podemos recargar la batería con solo apoyarla en una base compatible.

Ir a página