Los famosos fallecido son los últimos en comprar una suscripción a Twitter Blue

🧹🪣 ¡Conga 8290! ¡Conoce el robot aspirador con mejor calidad-precio que he probado! [Más info ]

Los famosos fallecidos son los últimos en comprar una suscripción al Twitter Blue, al menos según las marcas de verificación que podemos ver en sus perfiles.

Michael Jackson, Kobe Bryant, Norm Macdonald, Anthony Bourdain y Chadwick Boseman son algunos de los personajes famosos que han recibido un distintivo azul póstumo en sus cuentas de Twitter.

TE INTERESA:
Elon Musk predice que la IA será más inteligente que cualquier humano el año que viene

En sus perfiles, a partir del sábado por la noche, la insignia indica claramente que las celebridades fallecidas se habían suscrito a Twitter Blue y verificado sus números de teléfono. Aunque, en teoría, alguien que controlara el patrimonio de los famosos podría haberlos verificado, cuentas como la de Bourdain han permanecido inactivas en los años transcurridos desde su muerte, con el único cambio de la insignia.

El jueves, Twitter comenzó a eliminar las marcas azules que no eran de pago, pasando a mostrar los distintivos únicamente en los perfiles que pagan por el servicio de suscripción.

Aunque Musk no ha mencionado en Internet las cuentas de famosos fallecidos con la insignia, sí pareció reconocer que él, personalmente, está pagando la suscripción a Twitter Blue de algunas celebridades que se negaron a pagar por la insignia.

Twitter Blue, disponible por 8 dólares al mes, ha atraído a pocos suscriptores nuevos desde su relanzamiento: según estimaciones, menos de 600.000 cuentas pagan por el servicio.

El correo electrónico de prensa de Twitter respondió automáticamente con un emoji de caca a la solicitud de comentarios de Insider.

💿 ¡Rebajas VIP-URcdkey! Licencia Windows 11 por solo 18€ y Office 2016 por 23€ [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
33%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
67%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario