Análisis a fondo y opinión del Samsung Galaxy A9


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Precio y competidores

El Samsung Galaxy 9+ llega con un precio oficial de 599 €, aunque puedes encontrarlo algo más barato, por 549 €en sitios online como Amazon.

Dentro de esta gama de precios, encontramos otros smartphones con hardware más potente (aunque menos cámaras) que quizás  quieras considerar.

El OnePlus 6T (549 €) llega con una pantalla AMOLED de 6.4″ Full HD, procesador Snapdragon 845, 6GB de RAM, 128GB de almacenamiento, cámara dual de 16MP+20MP, cámara frontal de 16MP y batería de 3.700 mAh con carga rápida.

El Xiaomi Mi 8 Pro (599 €) es otra opción interesante ya que llega con un diseño muy original con una cubierta trasera transparente, pantalla AMOLED de 6.2″ Full HD, procesador Snapdragon 845, 8GB de RAM, 128GB de almacenamiento, cámara trasera 12MP+12MP, cámara frontal de 20MP y batería de 3.000 mAh con carga rápida.

El Huawei P20 Pro (593 €) tiene ya un tiempo pero es un competidor muy interesante ya que posee una triple cámara trasera que produce muy buenas capturas. Además, posee una pantalla de 6.1″ sin apenas marcos (pero con “muesca”), procesador Kirin 970, 6GB de RAM, 128GB de almacenamiento y una generosa batería de 4.000 mAh.

Conclusiones

El Samsung Galaxy A9 es un smartphone con un tamaño considerable ya que cuenta con una gran pantalla de 6.3″ que está flanqueada por marcos tradicionales y, por tanto, relativamente gruesos tanto encima como debajo.

Aunque su diseño frontal se ve menos moderno que otros smartphones que han optado por eliminar el marco superior en favor de una pantalla con muesca, no podemos olvidar que no todos los usuarios son partidarios de este recorte.

Si damos la vuelta al terminal, nos encontramos con una cubierta trasera bastante llamativa. La superficie trasera está curvada a los lados y presenta un gradiente de color muy atractivo. Ahora bien, lo que más destaca en la parte de atrás es la cámara trasera con cuatro lentes situada sobre una tira vertical.

Samsung ha optado por incluir el lector de huella en la parte de atrás, que no es la posición idónea si acostumbras a utilizar el smartphone sobre una mesa. En este aspecto, me hubiera gustado que Samsung optase por un lector integrado en la propia pantalla, como ya estamos viendo en otros fabricantes.

 

Como es habitual en los smartphones de Samsung, la pantalla del Galaxy A9 presenta una calidad extraordinaria, gracias a su panel Super AMOLED de resolución Full HD+, que ofrece una densidad de píxeles más que suficiente.

El brillo máximo de la pantalla es bastante alto (549 nits) para tratarse de una pantalla OLED y el contraste es elevadísimo gracias a sus negros puros.

La fidelidad de los colores es extraordinaria en el modo de color Básico, pero el modo Adaptive Display, activo por defecto, muestra colores sobresaturados — aunque por eso mismo resultan más agradables para muchos usuarios. La pantalla del Galaxy A9 carece de soporte para contenidos HDR10 pero ofrece un gamut de color muy amplio, ya que en el modo Cine AMOLED cubre prácticamente el 100% del amplio gamut DCI-P3.

Samsung ha incorporado la funcionalidad Always On Display, que muestra permanentemente la hora, batería y los iconos de todas las notificaciones pendientes de leer aún cuando el teléfono está bloqueado.

El Samsung Galaxy A9 llega con un procesador Snapdragon 660 acompañado por 6 GB de RAM, por lo que es uno de los smartphones de gama media más capaces que hemos probado.

Este procesador tiene ya un tiempo pero ofrece un rendimiento excelente en los benchmarks y, por supuesto, también en apps exigentes.

Además de múltiples apps, hemos probado algunos juegos 3D recientes como Asphalt 9, Dead Effect 2 y PUBG sin sufrir parones ni problemas de lentitud. Hemos obtenido tasas elevadas y sostenidas de FPS, en torno a 30 o 60 FPS según el título.

Obviamente no es un smartphone tan rápido como otros que integran procesadores de la serie Snapdragon 800, pero me atrevería a decir que la mayoría de los usuarios no notarán la diferencia.

El Samsung Galaxy A9 llega con 128 GB de almacenamiento, una cantidad de almacenamiento que es bastante generosa. Además, es posible ampliar esta capacidad mediante una tarjeta micro-SD sin perder la funcionalidad de Dual SIM gracias a que posee tres ranuras independientes.

Ahora bien, Samsung no ha habilitado la función “Adoptable Storage”, por lo que no podemos formatear la tarjeta micro-SD como una extensión del almacenamiento interno.

 

Samsung ha dotado al Galaxy A9 de una batería de 3.800 mAh que, en mis pruebas, ha conseguido unos resultados de autonomía muy elevados, por encima de muchos otros smartphones-

En el día a día, no tendrás problemas para llegar al final del día con una buena cantidad de batería restante. Samsung ha incorporado carga rápida y el teléfono tarda en torno a 1 hora y 40 minutos en cargarse, siendo el proceso de carga bastante lineal — no alcanza el 50% de carga hasta pasados los 40 minutos.

Samsung ha lanzado el Galaxy A9 con Android 8.0 Oreo y, por encima, ha incorporado la capa de personalización Samsung Experience. Dado que estamos ya a finales de 2018, no puedo negar que me hubiera gustado que saliera al mercado con Android 9 Pie de fábrica.

El Samung Galaxy A9 cuenta con una gran cantidad de funcionalidades software como multi-ventana, control por gestos, modos de ahorro de energía, carpeta segura, mensajería dual, Samsung Pass, etc. Sin embargo, Samsung Pay no está presente.

También se encuentra presente Bixby aunque únicamente en sus formas de Bixby Home (tarjetas de información) y Bixby Vision (búsqueda de imágenes). Bixby Voice no está presente aunque ya está disponible en beta en español.

Como ocurre con la mayoría de los asistentes inteligentes, en la práctica Bixby no tiene una gran utilidad — o al menos yo no se la encuentro.

Samsung ha incluido solo unas pocas apps propias pre-instaladas en el Galaxy A9 pero, si echas alguna de menos, puedes descargarla desde la Tienda Galaxy Apps.

El aspecto más destacado del Samsung Galaxy A9 es su cuádruple cámara trasera ya que es la primera vez que vemos tal cantidad de cámaras en la parte de atrás de un smartphone.

El Samsung Galaxy A9 posee una cámara principal, una cámara gran angular, una cámara con zoom 2X y una cámara de detección de profundidad para modo retrato. Como resultado, nos encontramos ante un smartphone muy versátil, capaz de tomar fotografías en una gran variedad de situaciones.

A plena luz del día, la calidad conseguida por el Galaxy A9 es bastante buena. Sin embargo, cuando la luz escasea, la calidad de imagen está claramente por debajo de la que ofrecen otros smartphones de gama alta, posiblemente por la ausencia de estabilización óptica.

Fotografías tomadas con el Samsung Galaxy A9 (más en la sección Cámara)

 

El Samsung Galaxy A9 ofrece un modo Enfoque Dinámico (el nombre que da Samsung al modo Retrato) bastante competente, dentro de las limitaciones habituales a la hora de distinguir el pelo del fondo. Además, este modo permite ajustar el grado de desenfoque durante la captura y también a posteriori, así como tomar fotografías con fondo desenfocado de objetos.

La cámara para selfies ofrece una calidad bastante buena gracias a un sensor de elevada resolución, 24MP, que también permite tomar fotografías en modo Enfoque Dinámico mediante procesado software.

 

Su precio (599 € en la web de Samsung, 549 € en Amazon) resulta algo alto frente a ciertos rivales como el OnePlus 6T o el Xiaomi Mi 8 Pro que, por un precio similar, ofrecen un hardware más potente y un frontal mejor aprovechado.

Ahora bien, si buscas un teléfono con una cámara todoterreno, ideal para viajes, el Galaxy A9 con sus cuatro cámaras tiene poca competencia.

Lo mejor:

  • Pantalla de 6.3″ con panel Super AMOLED que ofrece una buena nitidez, alto brillo máximo, elevado contraste, buena fidelidad de color y amplios ángulos de visión.
  • Pantalla Always On Display que muestra notificaciones e información relevante en todo momento
  • Rendimiento elevado gracias a un hardware bastante potente para un smartphone de gama media
  • Dual SIM y ranura adicional para la tarjeta micro-SD
  • Cámara trasera versátil con cuatro lentes: estándar, gran angular, teleobjetivo 2X y profundidad para modo Enfoque Dinámico (o sea, Retrato)
  • Cámara frontal con elevada resolución y buena calidad de imagen
  • Mejoras interesantes de Samsung sobre Android como game tools, multi-window, carpeta segura, control por gestos, mensajería dual, Samsung Pass, etc.
  • Excelente autonomía de la batería, que se ve mejorada por los modos de ahorro de energía exclusivos de Samsung. Carga rápida.
  • Conector de auriculares y radio FM
Lo peor:
  • Menor aprovechamiento del frontal que otros smartphones debido a que mantiene marcos tradicionales rodeando la pantalla
  • Calidad de imagen de las cámaras mejorable en condiciones de poca luz debido a la ausencia de estabilización óptica
  • No es compatible con Samsung Pay
  • Precio elevado frente a otros rivales

Galería de fotografías del Samsung Galaxy A9

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

Nota: El teléfono Samsung Galaxy A9 ha sido cedido amablemente por Samsung España para la realización de este análisis.

  

Ir a página