Adiós procesador Snapdragon, hola plataforma Snapdragon

Qualcomm ha anunciado hoy que, a lo largo de los próximos meses, va a realizar cambios en la nomenclatura de sus productos para expresar mejor el valor de su tecnología y productos a los clientes y usuarios finales.

Durante décadas, la industria ha utilizado el término “procesador” para referirse al componente “cerebro” de los dispositivos electrónicos más avanzados. Es un término que Qualcomm ha adoptado a lo largo de los años y, con frecuencia, hablamos de “procesadores Qualcomm Snapdragon”.

Sin embargo, Snapdragon es más que un solo componente, un trozo de silicio, o lo que muchos podrían interpretar erróneamente como la CPU. Es un concepto de tecnología que comprende hardware, software y servicios, y eso no queda bien reflejado en una palabra como “procesador”.

De hecho, desde hace tiempo se viene hablando de SoC más que de procesador. El SoC es el componente principal que alberga elementos clave como un módem integrado, CPU, GPU y DSP, pero hay muchas más cosas que pasan fuera de este chip. 

Tecnologías como el Front End RF — sin las cuales un dispositivo móvil no sería capaz de adquirir una señal — hasta otras como Qualcomm Quick Charge, Qualcomm Aqstic audio DAC, Wi-Fi (802.11ac y 11ad), los controladores táctiles o el sistema de reconocimiento de huella dactilar, todas trabajan conjuntamente con el SoC.

Es por eso que Qualcomm ha decidido refinar la terminología y, en adelante, se referirá a Snapdragon como una “plataforma” en lugar de un “procesador”.

Además, en el futuro, sólo las plataformas móviles premium mantendrán la marca Snapdragon, mientras que los procesadores de la serie 200 se incluirán en el nuevo nombre de Qualcomm Mobile.

Al separar la serie 200 de la nueva marca Qualcomm Mobile, será más sencillo para los usuarios y clientes de Qualcomm diferenciar las soluciones de gama más baja de las plataformas Snapdragon que ofrecen una experiencia móvil de alta calidad.