Análisis del LG G7 ThinQ a fondo y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página :

Conclusiones

El año pasado, LG se adelantó al resto de los fabricantes lanzando el primer smartphone con pantalla infinita, LG G6, a finales de febrero. Esta llegada prematura obligó a LG a utilizar un procesador del año anterior, lo que supuso una desventaja frente a competidores que llegaron poco después con procesadores más potentes.

Este año, LG no ha querido repetir el mismo error y ha esperado hasta mayo para anunciar su flamante sucesor, el LG G7 ThinQ.

El LG G7 ThinQ llega con un diseño basado en una combinación de materiales muy habitual este año: chasis de aluminio y cuerpo de cristal en el frontal y en la parte de atrás, en ambos casos protegidos por Gorilla Glass 5.

El frontal del LG G7 ThinQ está dominado por una gran pantalla de 6.1″ que, siguiendo la tendencia iniciada por el iPhone X, posee una muesca en la zona superior.

LG se refiere a esta «muesca» como una «segunda pantalla» (curioso nombre) y, si te incomoda su presencia, ofrece una opción que permite ocultarla oscureciendo las zonas de pantalla a cada lado, aunque solo funciona en el escritorio y apps de LG.

El LG G7 ThinQ es uno de los smartphones más atractivos que he probado, tanto por su gran pantalla «infinita» rodeada por marcos estrechos como por su sofisticado acabado en cristal y metal, sin ninguna protuberancia. Además, el acabado en color azul que he probado produce unos reflejos turquesa muy llamativos a la luz.

Como es habitual en los smartphones de gama alta, LG ha dotado al LG G7 ThinQ de resistencia al agua gracias a la certificación IP68.

 

El LG G7 ThinQ se enorgullece de poseer una pantalla extremadamente brillante gracias a que incorpora un panel MLCD+ con una matriz de sub-píxeles de tipo RGBW, que sustituye ciertos sub-píxeles de color por sub-píxeles de color blanco.

La ventaja de este panel es que puede producir un brillo máximo muy elevado, en torno a 980 nits en el modo de potenciación temporal de brillo, según nuestras propias mediciones, y además consume menos energía. En el modo de brillo normal, el brillo máximo del LG G7 ThinQ está en torno a 530 nits.

El inconveniente del panel RGBW es que ofrece una menor resolución efectiva aunque la resolución QHD+ (3120×1440) es lo suficientemente elevada como para que esto no sea problema. Ahora bien, esto significa que no es buena idea ajustar la resolución de la interfaz a Full HD+ para ahorrar batería, como hace el Samsung Galaxy S9.

La pantalla del LG G7 ThinQ reproduce contenido HDR y cubre el 100% del espacio de color DCI P3, lo que significa que es capaz de mostrar una gran amplitud de colores. Sin embargo, en nuestras pruebas, la fidelidad de los colores presenta margen de mejora, ya que la pantalla tiende a saturar los colores y muestra cierto tinte azulado.

A pesar de no contar con un panel OLED, el LG G7 ThinQ ofrece Always On Display, que mantiene la pantalla siempre encendida para ver de un vistazo rápido la hora y notificaciones pendientes de leer.

El LG G7 ThinQ cuenta con unas especificaciones técnicas muy potentes ya que llega con un procesador Qualcomm Snadpragpon 845 y 4GB de memoria RAM LPDDR4x — es cierto que otros smartphones incorporan 6 u 8 GB pero la diferencia en el día a día es mínima.

Como era de esperar, el LG G7 ThinQ ha obtenido resultados espectaculares en los benchmarks de rendimiento de procesamiento y de rendimiento gráfico.

Con la herramienta GameBench, he medido tasas altas y estables de FPS en juegos 3D exigentes, por lo que si te gusta jugar, el LG G7 ThinQ es una gran opción.

En el día a día, el LG G7 ThinQ se mueve con total suavidad y no he experimentado parones al moverme por la interfaz o al ejecutar apps habituales como Facebook, Twitter, Instagram, Spotify, Chrome, Google Maps y otras.

La compañía ha incorporado 64GB de almacenamiento de tipo UFS 2.1 en el LG G7 ThinQ, que pueden ser ampliados mediante micro-SD. LG no incorpora la función Adoptable Storage de Android, por lo que no podemos formatear las tarjetas micro-SD como una extensión del almacenamiento interno.

El LG G7 ThinQ llega con una batería de 3.000 mAh, que es algo escasa para un smartphone de este tamaño de pantalla. El resultado de nuestras pruebas indica que la autonomía queda por detrás de otros smartphones estrella.

En la práctica, no he tenido graves problemas para llegar al final del día pero si haces un uso intensivo del teléfono, tendrás que recargar la batería por la tarde.

 

Uno de los aspectos destacados del LG G7 ThinQ es el sonido ya que incorpora un altavoz Boombox, que ofrece sonidos graves más potentes y agudos más claros.

Lo más sorprendente ocurre cuando apoyas el LG G7 ThinQ sobre una superficie rígida, ya que el teléfono es capaz de transmitir la vibración a la superficie, amplificando aún más la potencia de sonido. No es un sustituto de un altavoz Bluetooth pero la diferencia en potencia de sonido frente a otros smartphones es evidente.

Si eres de los que utilizan auriculares, el LG G7 ThinQ no solamente mantiene el conector de auriculares sino que es el primer smartphone con sonido envolvente DTS:X 3D, similar a Dolby Atmos. El LG G7 ThinQ también cuenta con Quad DAC Hi-Fi de 32bits que permite disfrutar del audio en alta fidelidad, aunque tendrás que ser un audiófilo para notar la diferencia.

En el aspecto software, el LG  G7 ThinQ corre Android Oreo y la compañía ha prometido prestar más atención a las actualizaciones en el futuro. Por encima, la interfaz de LG ofrece iconos coloridos, fondos de pantalla interesantes y bastantes opciones de personalización.

LG incorpora un buen número número de funcionalidades software útiles como el teclado de altura personalizable, el doble toque en pantalla para encenderla, las opciones durante partidas a juegos, etc.

No obstante, echamos de menos algunas de las funcionalidades que incorporan otros fabricantes, como la posibilidad de proteger el acceso a cualquier app mediante huella (no solo a fotografías), un control más graular de permisos de apps para consumir datos móviles o energía en segundo plano, una función para clonar apps y configurar dos cuentas, etc.

LG incluye aplicaciones interesantes para reproducir ficheros multimedia – imágenes, vídeos y música – que ofrecen mejoras respecto a las de Google como la posibilidad de conectarse a servidores NAS de ficheros de la red local o servicios populares de almacenamiento en la nube.

En el aspecto fotográfico, LG ha repetido la fórmula de la cámara dual con una cámara de 16MP y apertura f/1.6 más una cámara secundaria de 16MP con lente gran angular (107º) y apertura f/1.9, que es especialmente útil para capturar fotografías de arquitectura y grandes monumentos, por ejemplo en viajes.

El LG G7 ThinQ ofrece un modo de captura llamado AI CAM que hace uso de IA para identificar objetos en la escena y seleccionar uno de 19 modos preestablecidos de ajustes. En nuestras pruebas, el funcionamiento de AI CAM es irregular y, cuando reconoce la escena correctamente, el resultado de la optimización no siempre es favorable.

Otra de las novedades que incorpora es Google Lens, una nueva funcionalidad que ha lanzado recientemente Google y que permite hacer búsquedas de información sobre los objetos que enfocamos con nuestra cámara. También está presente el modo Retrato, que recrea el efecto bokeh de las cámaras réflex y hace un buen trabajo a la hora de separar el sujeto del fondo.

 

La cámara del LG G7 ThinQ ofrece una buena calidad de imagen al tomar fotografías con buena luz, pero presenta una reducción de ruido muy agresiva al capturar fotografías por la noche, que hace que se pierda gran parte del detalle.

En cuanto a la cámara frontal, posee un sensor de 8MP con apertura f/1.9 que permite capturar buenos selfies, incluso emulando el modo Retrato.

El precio oficial del LG G7 ThinQ es 849 euros, una cifra elevada pero en línea con otros smartphones de gama alta con unas características similares. A fin de cuentas, se trata de un smartphone extremadamente potente.

¿Merece la pena comprar el LG G7 ThinQ? Si estás buscando un smartphone con un diseño estilizado, una pantalla de gran tamaño que puedas usar bajo el sol, un rendimiento excepcional, una cámara con un gran angular ideal para viajes y un sonido por encima de otros dispositivos, el LG G7 ThinQ es una excelente opción.

Lo mejor:

  • Diseño elegante en metal y cristal con marcos frontales muy estrechos.
  • Pantalla de 6.1″ con un brillo máximo extremadamente alto, buena nitidez, amplios ángulos de visión y gran amplitud cromática. Compatible con HDR.
  • Posibilidad de ocultar la «muesca» de la pantalla mediante software (aunque no funciona en apps de terceros)
  • Pantalla Always-On que muestra información relevante en todo momento
  • Rapidez en el manejo del teléfono gracias a un potente procesador Snapdragon 845, 4 GB de RAM LPDDR4x y 64GB de almacenamiento UFS 2.1 ampliable.
  • Cámara trasera con segunda lente gran angular, ideal para fotografía de arquitectura. Modo Retrato con buenos resultados y modo manual para los más expertos.
  • Grabación de vídeo [email protected] en formato HDR10 (pero no soporta vídeo [email protected]). Modo manual de grabación de vídeo.
  • Cámara frontal con buena nitidez y un modo Retrato con buenos resultados
  • Altavoz Boombox que marca la diferencia cuando se apoya sobre una mesa. Alta calidad de sonido con auriculares gracias al Quad DAC Hi-Fi de 32 bits.
  • Mejoras interesantes de LG sobre Android como Smart Doctor, Context Awareness, doble toque para encender, funciones durante partidas a juegos, etc.
  • Presencia de radio FM y conector de auriculares de 3.5mm
  • Carga inalámbrica
  • Resistencia IP68 al agua y el polvo
Lo peor:
  • Pantalla con colores algo sobresaturados y un cierto tono azulado
  • Autonomía poco destacable en comparación con otros smartphones de gama alta
  • Calidad de la cámara mejorable en condiciones de poca luz frente a sus grandes rivales. La IA de la Cámara todavía ofrece resultados impredecibles.
  • Ausencia de algunas funcionalidades software interesantes como clonado de apps, espacio privado, control granular de permisos de apps, etc.

Nota: El teléfono LG G7 ThinQ ha sido cedido amablemente por LG España para la realización de este análisis.

Ir a página :