Análisis del LG G7 ThinQ a fondo y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página :

Pantalla

Uno de los puntos fuertes del LG G7 ThinQ es que llega con una gran pantalla de 6.1″ con ratio alargado 19.5:9 capaz de ofrecer un nivel brillo superior a otros smartphones con un menor consumo de energía que el LG G6.

Esta proeza es posible gracias al uso de un panel MLCD+ con una matriz de sub-píxeles RGBW, que sustituye ciertos sub-píxeles de color por sub-píxeles de color blanco.

Si no estás familiarizado con estos conceptos, debes saber que, en una pantalla LCD normal, cada uno de sus millones de píxeles está formado por tres subpíxeles situados uno a continuación de otro: un sub-píxel rojo (R), un sub-píxel verde (G) y un sub-píxel azul (B).

Esta disposición normal se denomina matriz RGB y produce la máxima saturación de color y nitidez.

En el caso del LG G7 ThinQ, se utiliza una matriz RGBW que sustituye uno de cada cuatro subpíxeles de color por un sub-píxel puramente blanco.

Para que te hagas una idea más clara de cómo se ve RGBW en comparación con RGB, en esta imagen se puede ver la comparativa entre RGB y RGBW:

Esta técnica permite incrementar el brillo a la vez que ahorra energía ya que en vez de tener que encender los tres sub-píxeles RGB al mismo nivel de brillo para crear luz blanca, bastante con encender los sub-píxeles blancos.

A continuación, podemos ver la matriz RGBW del LG G7 ThinQ con los subpíxeles blancos claramente visibles:

Matriz RGBW del panel del LG G7 ThinQ

 

LG afirma que el G7 ThinQ es capaz de ofrecer un brillo de 1.000 nits durante un máximo tres minutos. Esta limitación te tiempo pretende evitar un consumo excesivo de batería y un posible sobrecalentamiento.

Este es un nivel de brillo que no hemos visto en ningún smartphone hasta la fecha. Si bien es cierto que algunos smartphones con pantallas OLED como el Samsung Galaxy S9 pueden llegar a superar los 1.000 nits, no lo hacen cuando toda la pantalla está iluminada sino únicamente cuando se muestra un pequeño recuadro blanco en pantalla sobre fondo negro.

El inconveniente de utilizar una matriz RGBW es que la pantalla ofrece una menor resolución efectiva de píxeles a todo color, aunque esto no es especialmente grave en el caso del LG G7 ThinQ dado que posee una resolución muy elevada (3120 x 1440 píxeles) y una altísima densidad de píxeles de 564 ppp.

Por defecto, la resolución del LG G7 ThinQ está configurada en Quad HD+ (3120 x 1440 píxeles) pero es posible configurar en Ajustes una resolución menor de 2340 x 1080 píxeles (Full HD+) o 1560 x 720 píxeles (HD+), que debería contribuir a un menor consumo de batería. De hecho otros smartphones como el Samsung Galaxy S9+ vienen configurados por defecto a Full HD+.

Debido al tipo de pantalla RGBW, que ofrece una resolución efectiva menor a la nominal, mi recomendación es dejar la máxima resolución de pantalla configurada por defecto ya que se aprecia una menor nitidez al bajar la resolución.

 

En las pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro, he medido un brillo máximo en el LG G7 ThinQ de 530 nits en el modo normal, que llega hasta 980 nits durante unos minutos si tenemos activa la opción de potenciación de brillo.

Este valor es extremadamente algo en comparación con otros smartphones de gama alta que hemos probado, como se puede apreciar en esta gráfica.

 

Además de contar con un gran brillo, la pantalla del LG G7 ThinQ es compatible con la tecnología de HDR de alto rango dinámico. En concreto, es capaz de mostrar contenidos creados bajo los estándares HDR10 y Dolby Vision.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Si no estás familiarizado con HDR, se trata de una tecnología de paneles que permite mostrar un rango de colores más amplio de lo habitual.

Esto se traduce en el soporte de nuevos espacios de color.

Los paneles HDR están diseñados para ir más allá del espacio de color Rec. 709 estándar, tratan de cumplir con el estándar DCI-P3 utilizado en la industria cinematográfica, y apuntan hacia el espacio de color aún más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible.

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color completo Rec. 2020, sino que se quedan en torno al 60 por ciento, pero el LG G7 ThinQ promete cubrir el 100% del espacio DCI-P3.

El LG G7 ThinQ ofrece tres modos de pantalla: Automático, Eco, Cine, Deportes, Juego y Experto (con opciones manuales de calibración de temperatura de color, niveles de RGB, saturación, matiz, afilado y filtro de color).

En el modo automático, que es el que viene activado por defecto, la fidelidad de los colores es buena pero mejorable ya que el error medio (Delta E) es 6.8 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable). Esto se debe a que los colores se muestran más saturados de lo que en realidad son. El error máximo de fidelidad se da con un valor de 13.9 dE.

En este modo, el smartphone cubre el 100% del espacio de color sRGB y prácticamente un 100% del amplio espacio DCI-P3, utilizado habitualmente en la industria cinematográfica. El color blanco presenta una temperatura de color de 9.233ºK, lo que indica que la pantalla posee un tinte azulado marcado.

 

El modo Cine es el que mejor fidelidad de color ofrece, ya que el error medio es 5.3 dE y el error máximo es 11.2 dE. Aún con todo, la fidelidad de color está lejos de la que encontramos en otros smartphones con un modo de color calibrado para sRGB.

En el modo Cine, el smartphone cubre el 100% del espacio de color sRGB y, de nuevo, prácticamente un 100% del amplio espacio DCI-P3. El color blanco presenta una temperatura de color de 7.927ºK, que es algo menos azulado que el modo Automático pero sigue estando por encima del valor de referencia, 6.500ºK.

 

A pesar de no tratarse de una pantalla OLED, el color negro es bastante profundo (0,3 nits), lo que implica que el contraste es bastante elevado, cerca de 1.900:1. Los ángulos de visión son amplios y ni colores ni el brillo se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

Una característica interesante de la pantalla del LG G7 ThinQ es la función Always On (Siempre Activa) que hace que el teléfono muestre la hora y la fecha en todo momento, junto con iconos de notificaciones y otros controles. Esta función está desactivada por defecto ya que tiene impacto en la duración de la batería.

La función de Pantalla Always On permite elegir entre un reloj digital, un reloj analógico, un reloj doble, una firma, un calendario o una imagen, así como controles para el reproductor de música si así lo queremos. También es posible configurar el apagado de la pantalla a una hora concreta, en caso de que nos moleste para dormir, y activar un modo de alto brillo para que se vea mejor a costa de consumir más batería.

Pantalla Always On Display del LG G7 ThinQ

 

LG ha incluido un modo Lectura que filtra la luz azul para que podamos conciliar mejor el sueño por la noche. Es posible configurar cuándo queremos que se active este modo de pantalla, así como variar la intensidad del filtro de luz azul o incluso activar un modo blanco y negro.

Ir a página :