Quitar este panel

Análisis del Sony Xperia 5 a fondo y opinión

Nota de Teknófilo
Nota de Usuarios
Puntúa aquí
Diseño
8.0
8.1
Pantalla
8.0
8.6
Rendimiento
9.0
8.4
Autonomía
7.0
8.5
Sonido
8.0
8.2
Software
8.0
8.9
Cámara
7.0
7.9
Conclusión

El Sony Xperia 5 ofrece una pantalla 21:9 ideal para películas y juegos pero muy alargada para otros usos. Su hardware es potente y su software ofrece funcionalidades interesantes para mejorar la autonomía y la experiencia en juegos. Ofrece una triple cámara trasera versátil con una lente principal con buen rendimiento pero el software de cámara y las otras dos lentes presentan margen de mejora.

7.9
Nota de Teknófilo
8.4
Nota de Usuarios
19 puntuaciones
Tú has puntuado

🌞 ¡Oferta Veranito! Tu clave de Windows 10 Pro a un precio de escándalo y más ofertas [ Cupón ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Sony Xperia 5.

Sony presentó en septiembre su nuevo smartphone de gama alta Xperia 5, que llega con un tamaño más compacto que otros dispositivos de la competencia pero con especificaciones técnicas potentes que no tienen nada que envidiar a otros rivales.

El Sony Xperia 5 posee una pantalla OLED FullHD+ de 6.1″, procesador Snapdragon 855, 6GB de RAM, 128GB de almacenamiento, cámara trasera triple gran angular (12MP, f/1.6) + ultra gran angular (12MP, f/2.4) + teleobjetivo 2x (12MP, f/2.4), cámara frontal (8MP, f/2.0) y batería de 3.150 mAh.

He tenido la oportunidad de probar y utilizar el Sony Xperia 5 durante varias semanas y, a continuación, os traigo mi análisis en profundidad.

 

Apartados del análisis

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Batería
  5. Software
  6. Aplicaciones
  7. Multimedia
  8. Cámara
  9. Llamadas
  10. Precio
  11. Conclusiones


Diseño y construcción

En el pasado, los smartphones de Sony se caracterizaban por un diseño con líneas rectas y superficies planas. Con algunos modelos recientes, Sony introdujo curvas en la parte de atrás y las esquinas, pero el Sony Xperia 5 vuelve a contar con un diseño rectilíneo que nos recuerda una tableta de chocolate.

El elemento que más llama la atención del diseño del Sony Xperia 5 es su aspecto inusualmente alargado. A su pantalla 21:9, más alargada de lo habitual, se suman unos marcos superior e inferior que, sin ser demasiado grandes, contribuyen a que el teléfono sea todavía más largo.

Como resultado, nos encontramos ante un smartphone más estrecho que cualquier otro que hayamos probado pero, a la vez, más largo de lo cabría esperar.

El Sony Xperia 5 cuenta con unos marcos por encima y por debajo de la pantalla que son más anchos de lo que encontramos en otros smartphones.

En la parte superior, este espacio puede ser explicado porque Sony no es partidario de las muescas en pantalla ni tampoco de mecanismos más sofisticados como cámaras emergentes u orificios en pantalla.

Sony ha aprovechado el marco superior para colocar un LED de notificaciones en la esquina superior izquierda, algo que será bien recibido por muchos usuarios.

La barbilla que encontramos debajo de la pantalla es más estrecha que el marco superior pero más prominente que otros smartphones de gama alta. Su anchura no tiene ninguna justificación ya que ni siquiera alberga un altavoz inferior como otros modelos de Sony que hemos visto en el pasado.

Como resultado, nos encontramos ante un smartphone con un ratio de pantalla-a-cuerpo de un 81% según GSMArena, que es uno de los valores más bajos que hemos visto.

 

El grosor del cuerpo del Sony Xperia 5 está en línea con otros smartphones y no destaca ni por grueso ni por delgado. Lo que sí que llama la atención es su peso de solo 164 gramos, que está sensiblemente por debajo de otros smartphones que han pasado por nuestras manos.

Sony afirma que todas estas decisiones de diseño responden al objetivo de crear un smartphone que quepa en la palma de la mano y, en efecto, el Sony Xperia 5 puede colocarse encima de la palma de la mano sin que apenas sobresalga.

Dimensiones (mm.)Peso (gr.)PantallaBatería (mAh)Ratio pantalla a cuerpo (*)
Samsung Galaxy Note10+162 × 77 × 7.91966,8″4.30091%
Samsung Galaxy S10 5G163 × 77 × 7.91986,7″4.50089%
Samsung Galaxy S10+158 × 74 × 7,81756,4″4.10089%
Huawei P30 Pro157 x 73 x 8,61906,5″4.20089%
Xiaomi Mi Note 10158 x 74 x 9.72086.5″5.26088%
OnePlus 7 Pro163 × 76 × 8.82066,7″4.00088%
Xiaomi Mi 9T Pro157 × 74 × 8,81916,4″4.00086%
OnePlus 7158 × 75 × 8,21826,4″3.70086%
Honor 20 Pro155 × 74 × 8.41826,3″4.00084%
LG G8s ThinQ155 × 77 × 8,11806,2″3.55084%
iPhone XS144 × 71 × 7.71775,8″2.65883%
LG V50 ThinQ 5G159 × 76 × 8,31836,4″4.00083%
LG G8x ThinQ159 × 76 × 8,41926,4″4.00083%
Sony Xperia 1167 × 72 × 8.21786,5″3.33082%
iPhone 11 Pro144 × 71 × 8.11885.8″3.04682%
Pixel 4 XL160 × 75 × 8,21936,3″3.70081%
Sony Xperia 5158 × 68 × 8,21646.1″3.14081%

 

La parte trasera del Sony Xperia 5 está hecha de cristal y, por tanto, resulta algo resbaladiza en la mano y atrae las huellas dactilares — aunque no tanto como cabría esperar. El módulo de cámara está situado en la esquina superior izquierda y sobresale ligeramente de la superficie del teléfono, por lo que el teléfono baila ligeramente al teclear sobre la pantalla estando apoyado sobre una mesa.

Si sujetas el teléfono con la mano izquierda, debes tener cuidado ya que el dedo índice se apoya de manera natural sobre el módulo de cámara, por lo que acabará ensuciándose fácilmente.

Sony ha reforzado el cristal de la parte frontal y trasera con Gorilla Glass 6, la última versión del popular sistema de protección de Corning. Pocos smartphones pueden presumir de contar con Gorilla Glass 6 a ambos lados, por lo que es un punto a favor de Sony que no haya escatimado en este aspecto.

A continuación, vamos a revisar los cuatro lados del smartphone para ver qué elementos se encuentran.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido, el lector de huella dactilar en una hendidura y, justo encima, el botón de volumen, que es alargado y de una sola pieza.

En el otro extremo podemos ver el botón dedicado para la cámara, algo que cada vez se ve menos pero que Sony sigue manteniendo como seña de identidad. Sin duda, es más útil tener un botón dedicado para la cámara que para Google Assistant, como hacen otros fabricantes.

 

En el lateral izquierdo, encontramos el compartimento que oculta la bandeja para la tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD, que puede extraerse fácilmente sin necesidad de usar un objeto puntiagudo. Un aspecto que Sony lleva arrastrando desde hace años es que, cada vez que introduces o extraes una tarjeta SIM, el smartphone se reinicia .

 

La parte superior del teléfono está libre de cualquier elemento.

 

La parte inferior del teléfono solo posee un conector USB-C 3.1 y la rejilla del altavoz, ya que Sony ha prescindido del conector de auriculares en el Xperia 5.

 

Los bordes laterales del teléfono son bastante redondeados, por lo que no se clavan en la mano cuando sostenemos el teléfono con fuerza, lo que favorece el agarre cómodo del terminal a la hora de hablar por teléfono.

El Sony Xperia 5 está disponible en cuatro colores: negro, azul, gris y rojo. Este último es el que hemos probado y realmente es un color granate más que rojo.

Por último, como ya es habitual en los dispositivos de Sony, el Xperia 5 posee protección frente al agua y el polvo IP68, si bien la garantía no cubre daños por agua y, por tanto, no deberíamos utilizar el teléfono para tomar fotografías subacuáticas ni nada parecido.



Pantalla

El Sony Xperia 5 posee un panel OLED de un tamaño 6.1″. El panel posee una resolución Full HD+ (2520 x 1080 píxeles) y un unusual ratio alargado 21:9 al que Sony denomina CinemaWide y que está especialmente pensado para consumir películas.

La densidad de píxeles de la pantalla es de 449 ppp. Si bien algunos smartphones de gama alta cuentan con un panel con resolución superior, normalmente QHD+ (2.880 x 1.440 píxeles), la nitidez que ofrece este panel es más que suficiente.

La matriz de sub-píxeles del Sony Xperia X5 es de tipo Pentile, en el que los sub-píxeles rojo, verde y azul no están dispuestos uno a continuación del otro en una hilera sino que están colocados formando rombos, como se puede apreciar en la imagen de más abajo.

A igualdad de resolución, las pantallas RGB se ven más nítidas que las pantallas PenTile de los paneles OLED, donde los subpíxeles se organizan irregularmente con formas geométricas. El patrón PenTile produce un efecto de zigzagueo en las líneas rectas que es perceptible a simple vista si la resolución no es lo suficientemente elevada, aunque esto no es un problema en smartphones como el Xperia X5.

 

El Sony Xperia 5 posee un panel compatible con la reproducción de contenidos HDR, lo que significa que podrás disfrutar de contenidos con un gran rango dinámico en servicios de streaming como Netflix o incluso YouTube. Incluso si el contenido no es HDR, Sony afirma que el Xperia 5 es capaz de convertir contenidos estándar a contenidos HDR mediante software a través de la tecnología X-1 for mobile.

En los ajustes de pantalla, Sony ofrece un modo de color estándar y un modo Creador. Este último está inspirado en la reproducción de color del monitor profesional Master Monitor que ofrece una reproducción de colores fiel al contenido original. La combinación de la pantalla con el procesado de imagen de Sony ofrece soporte del espacio de color DCPI-P3 y BT.2020 (aunque este último no al 100%).

Sony ofrece un ajuste que permite activar el modo Creador automáticamente al abrir ciertas aplicaciones como Netflix.

Matriz Pentile de la pantalla del Sony Xperia 5

 

Para analizar la calidad de la pantalla he realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro sobre los dos modos de pantalla que ofrece el Sony Xperia 5: estándar y creador.

En el modo estándar, que es el que viene activado por defecto,  la fidelidad de los colores es mejorable ya que el error medio (E) es 4.4 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable). El error máximo de fidelidad se da con un valor de 8.6 dE.

En este modo, el smartphone cubre el 100% de los espacios de color sRGB y DCI-P3, este último utilizado habitualmente en la industria cinematográfica. Sin embargo, se queda a un 70% del espacio BT.2020 HDR.

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.8870ºK, lo que indica que la pantalla posee un tinte azulado bastante marcado que es en parte responsable de los pobres resultados en fidelidad de color.

Aunque es habitual que muchos smartphones estén calibrados para que la pantalla tienda a ser azulada — por la percepción humana de que las cosas «azules» son modernas y las «amarillentas» son antiguas — normalmente no es tan pronunciado. Jugando con los controles manuales del balance de blancos, podemos mejorar este valor si optamos por el ajuste «cálido» (por defecto, está activo el modo Frío).

Resultados de las pruebas con el modo Estándar

 

En el modo Creativo, la fidelidad de los colores mejora ya que el valor medio E es de 3.1 dE y el error máximo de fidelidad se da con un valor de 7.2 dE.

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.296ºK, lo que indica que también posee un tinte azulado bastante marcado. Al seleccionar el modo Creador, el valor predeterminado del ajuste de balance de blancos es Medio.

Resultados de las pruebas con el modo Creativo

 

El brillo máximo de la pantalla en modo manual es de 378 nits pero he conseguido medir un brillo de 637 nits en modo de brillo automático bajo un entorno fuertemente iluminado. Estas medidas se han tomado mostrando un patrón uniforme de color blanco que ocupa el 100% de la pantalla (lo que se conoce como 100% APL, average picture level).

Este valor de brillo es bastante alto, aunque es superado por algunos smartphones de gama alta como el Samsung Galaxy Note10+ o el iPhone 11 Pro.

 

La pantalla del Sony Xperia 5 muestra un color negro totalmente puro, ya que los paneles OLED son capaces de no encender sub-píxeles a nivel individual. De hecho, el colorímetro no ha medido ningún nivel de brillo al mostrar el color negro, lo que significa que el contraste es, teóricamente, infinito.

El Sony Xperia 5 ofrece unos ángulos de visión muy amplios, tanto en cuanto al brillo, que apenas se ve afectado, como en cuanto a los colores, que no cambian ni siquiera al observar la pantalla desde un ángulo extremo.

 

Sony ha incorporado una funcionalidad llamada Retroiluminación inteligente detecta automáticamente si estás sujetando el teléfono en la mano y, en ese caso, mantiene la pantalla encendida aunque no toques la pantalla por un largo período de tiempo.

El Sony Xperia 5 también ofrece un modo Luz nocturna que cambia el balance de blancos de la pantalla para reducir la emisión de luz azul, ya que según ciertos estudios afecta negativamente al sueño (aunque no está muy claro si es así). El Xperia 5 permite ajustar el nivel de luz azul emitido por la pantalla, así como programar el encendido y apagado de este modo de pantalla.

Sony ha incorporado un modo de pantalla siempre activa al que Sony denomina Pantalla Ambiente. Con la pantalla bloqueada, este modo muestra el reloj (en varios estilos a elegir), el nivel de batería, las notificaciones, controles para la música y cierto contenido gráfico.

Es posible elegir que la pantalla Ambiente esté siempre activa, que se active al agarrar el dispositivo o que se active de forma inteligente (al caminar, al sacar del dispositivo del bolsillo o en otras situaciones). Lo que no he conseguido hacer es que la pantalla se encienda al hacer un doble toque sobre la misma, aunque en modelos anteriores de Xperia sí que era posible.

Si lo deseas, es posible añadir un sticker a la pantalla ambiente, así como mostrar fotografías de tu galería encerradas en burbujas que aparecen en posiciones aleatorias de la pantalla. Las fotografías que se muestran son aquellas recién hechas u otras tomadas anteriormente en la ubicación en la que te encuentres, así que ¡cuidado con las fotos que tomas!.

Pantalla Siempre Activa del Sony Xperia 5 mostranfo fotos recientes


Hardware y rendimiento

Sony ha incorporado un procesador Snapdragon 855, el chip más potente de Qualcomm del año 2019 sin contar con el Snapdragon 855+.

El chip Snapdragon 855 integra cuatro núcleos Cortex-A76 de alto rendimiento — uno que puede alcanzar los 2.84 Ghz y tres núcleos que pueden llegar a 2.4 GHz — y cuatro núcleos eficientes Cortex-A55 que pueden llegar a 1.8 GHz.

El Snapdragon 855 ofrece un rendimiento hasta un 45 por ciento superior en un solo núcleo y hasta un 35 por ciento en multi-núcleo en comparación con su predecesor, el Snapdragon 845. Además, Qualcomm destaca la capacidad de su procesador de mantener un rendimiento sostenido a lo largo del tiempo.

Obviamente este chip está por debajo del recientemente anunciado Snapdragon 865, que comenzará a llegar con los primeros smartphones de gama alta que se presenten en 2020 — previsiblemente el primero en estrenarlo será el nuevo buque insignia de Samsung.

Sony ha incorporado 6 GB de RAM, una cantidad que debería ser suficiente para ofrecer una buena experiencia multi-tarea. No obstante, muchos otros smartphones de gama alta cuentan con una mayor cantidad de memoria RAM.

Para comprobar el rendimiento, hes sometido al Sony Xperia 5 a algunas pruebas de rendimiento para ver qué tal se comporta frente a otros teléfonos de gama alta.

 

En el benchmark AnTuTu v8, ha dado un resultado de 427.488 puntos, una puntuación muy alta que compite con los mejores smartphones del momento.

 

En el benchmark Geekbench 5 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido 750/2.562 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados excelentes.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación muy buena de 9.981 puntos.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados buenos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura, aunque no tan elevados como otros smartphones que cuentan con almacenamiento eUFS 3.0.

 

En la prueba CPU Throttling que mide la caída de rendimiento de CPU al cabo de 15 minutos de carga sostenida, el teléfono ha obtenido un resultado medio ya que cae un 25 por ciento en dicho período. Esto significa que el desempeño al ejecutar apps muy exigentes (como juegos) podría verse afectado.

 

No nos sorprende que el Sony Xperia 5 haya obtenido unos resultados excelentes en los benchmarks dado que, como hemos comentado, cuenta con un hardware muy potente al que es difícil hacer sombra a día de hoy.

En el día a día, la interfaz se mueve con rapidez y no he notado signos de lag. Aplicaciones populares como WhatsApp, Twitter, Telegram, Facebook, Instagram, Netflix o Google Maps se mueven con la rapidez que cabe esperar de un gama alta.

Tampoco he tenido problemas con la multi-tarea, ya que sus 6 GB de RAM, aún estando por debajo de otros smartphones de gama alta, le permiten mantener las aplicaciones abiertas sin que se cierren sin previo aviso.

 

A la hora de analizar la potencia gráfica, comenzamos con la prueba SlingShot de 3DMark, donde el teléfono ha obtenido unos resultados buenos aunque no tan espectaculares como otros smartphones.

 

En la prueba GFXBench con APIs tradicionales, el teléfono ha logrado unos resultados muy elevados.

 

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), consigue unos resultados altos aunque no tan espectaculares.

 

En las pruebas de rendimiento gráfico, la GPU ha obtenido unos muy buenos resultados en los benchmarks como era de esperar ya que cuenta con una GPU muy potente.

Para comprobar el rendimiento gráfico real en juegos 3D, he probado tres títulos 3D exigentes — Asphalt 9, Dead Effect 2 y Call of Duty— y, en todos ellos, la experiencia de juego ha sido muy buena.

Utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos. En los tres juegos se obtiene una tasa estable de prácticamente 60 FPS, sin apenas pérdidas de frames como se puede apreciar en la siguiente tabla.

JuegoFPS (mediana)Estabilidad FPSMin. FPSMax. FPS%CPU
Asphalt 95898%46608%
Dead Effect 260100%5760N/D
Call of Duty59100%5260N/D

Resultados reales tras jugar varias partidas a tres juegos 3D

 

Un aspecto positivo de jugar en una pantalla 21:9 más alargada de los habitual es que los pulgares sobre la pantalla interfieren menos en la acción del juego. Puede parecer un detalle nimio, pero los jugadores saben que esto puede marcar la diferencia.

Los smartphones de gama alta tienden a calentarse al ser utilizados para tareas intensivas en CPU como juegos 3D. Sin embargo, he medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de unos 42ºC, que es un valor que no resulta molesto.

El Sony Xperia 5 se comercializa únicamente en una variante de almacenamiento: 128 GB. Este almacenamiento no es de tipo eUFS 3.0, por lo que no es el más rápido que se puede encontrar en un smartphone a día de hoy.

Sony ofrece la posibilidad de ampliar el almacenamiento mediante una tarjeta micro-SD de hasta 512 GB en caso de que necesites más espacio.

Lamentablemente, Sony no ha activado la funcionalidad Adoptable Storage de Android, por lo que no podemos formatear la tarjeta micro-SD como si fuera almacenamiento interno.

El puerto USB-C es de tipo USB 3.1 Gen 1 y es compatible con salida de imagen y vídeo a través de DisplayPort mediante un cable USB Tipo-C o un cable USB Tipo-C a HDMI.

En el aspecto de conectividad, el Sony Xperia 5 es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 5.0, 3G/HSPA+, 4G/LTE, NFC y GPS-A.

El Sony Xperia 5 no incorpora emisor de infrarrojos, aunque nunca le he visto gran utilidad a esta funcionalidad, ni radio FM, que sí que es una ausencia importante para algunos usuarios.

Sony ha incorporado una bandeja híbrida que admite una tarjeta nano-SIM más una tarjeta micro-SD, o bien dos tarjetas nano-SIM si queremos hacer uso de la funcionalidad Dual SIM.

La conectividad 4G es Cat. 19 para bajada, por lo que puede alcanzar velocidades máximas teóricas de descarga de 1.6 Gbps. En cuanto a la subida, ofrece LTE Cat. 13 con velocidades máximas de 392 Mbps.

En mis pruebas de velocidad WiFi, el Sony Xperia 5 ha alcanzado los 396 Mbps de bajada y 91 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de 500/100 Mbps. En la prueba de conexión 4G he obtenido una velocidad de descarga de 35 Mbps y de subida de 3 Mbps en una zona con no muy buena cobertura.

 

A diferencia de otros smartphones que optan por integrar el lector de huella bajo la pantalla, Sony ha optado por incorporar el lector de huella dactilar en una hendidura colocada en el lado derecho del smartphone. Esta posición es poco habitual aunque Sony ya la había utilizado en el pasado con éxito.

El reconocimiento funciona de manera rápida y fiable, y su posición en un lateral resulta bastante cómoda ya que queda a una buena altura del dedo pulgar o índice al sostener el teléfono en la mano, aunque no resulta tan cómoda si está apoyado sobre una mesa. Me hubiera gustado que Sony incorporase el lector en el propio botón de encendido, como ha hecho Honor en el Honor 20 Pro, para una mayor comodidad.

El lector de huella está en funcionamiento todo el tiempo, por lo que basta con colocar el dedo encima del lector para iniciar el reconocimiento. El inconveniente es que, dada su posición, no es raro que se pulse por error al llevarlo en la mano y, tras varios intentos fallidos, pide el PIN.

El lector de huella dactilar del Sony Xperia 5 está situado en un lateral

 

Sony también ha incorporado reconocimiento facial 2D mediante la cámara frontal, aunque la opción está algo escondida dentro de los ajustes de Smart Lock.

En las pruebas que he realizado, el funcionamiento del reconocimiento facial ha sido bueno aunque no debemos olvidar que, al ser 2D, puede ser engañado mediante una fotografía o vídeo.


Batería

La batería del Sony Xperia 5 posee una capacidad de 3.140 mAh, una cantidad que a priori parece algo escasa para un smartphone con una pantalla de 6.1″. Me hubiera gustado ver un dispositivo algo más grueso a cambio de una batería con una capacidad superior.

 

Como otros modelos de smartphones Xperia, el Sony Xperia 5 llega con la funcionalidad Cuidado de la Batería, que aumenta la vida de la batería al reducir el tiempo durante el cual se carga el dispositivo por encima de 90% en períodos el tiempo prolongados.

Esta funcionalidad carga tu teléfono a velocidad normal hasta el 90%, espera, y después la carga hasta el 100%, alcanzando esta cifra justo antes de la hora a la que te despiertas normalmente. Es posible dejar que el propio dispositivo detecte cuándo sueles dejar tu smartphone cargando y calcule la hora a la que debería estar completamente cargado, o bien establecer manualmente cuál debe ser la hora a la que esté completamente cargado.

En la prueba de autonomía de PCMark 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado de 9 horas y 23 minutos. Este resultado es correcto, sin destacar ni por arriba ni por abajo en comparación con otros smartphones de gama alta.

 

En la práctica, la autonomía del Sony Xperia 5 es buena. Aguanta bien un día con un uso moderado llegando por la noche con alrededor de un 20% de batería restante pero, si haces un uso intensivo, tendrás que recargar a última hora de la tarde.

Si necesitas alargar la autonomía de la batería, una funcionalidad interesante que ya hemos visto en otros móviles Sony es el modo Stamina.

Este modo restringe el rendimiento del procesador y algunas funcionalidades como la mejora de la imagen de vídeo, vibración dinámica y pantalla ambiente. Opcionalmente podemos seleccionar si también queremos restringir la función de ubicación estando la pantalla apagada. Además, debido a que los datos en segundo plano están restringidos, no se actualizan el correo electrónico ni otras aplicaciones que dependen de la sincronización.

Podemos seleccionar si este modo está siempre activado, si se activa automáticamente cuando la batería alcanza un porcentaje en concreto o nunca.

 

El Sony Xperia 5 es compatible con la tecnología de carga rápida USB Power Delivery (USB PD). De hecho, Sony incorpora en la caja un cargador USB PD de 18W que nos permite cargar de forma más rápida el dispositivo.

En mis pruebas, el proceso de carga completo tarda alrededor de 1 horas y 55 minutos con el cargador que viene incluido en la caja, alcanzando el 50 por ciento en algo menos de media hora. Como se puede apreciar en la gráfica, el proceso no es lineal sino que hasta el 60 por ciento la carga es mucho más rápida y luego el ritmo disminuye.

 

Lamentablemente, Sony no ha incorporado carga inalámbrica en el Xperia 5, por lo que no podemos hacer uso de esta facilidad para cargar el teléfono. Es una pena que Sony haya prescindido de la carga inalámbrica porque, personalmente, es algo que utilizo bastante en casa, en la oficina e incluso en el coche.



Software y aplicaciones

El Sony Xperia 5 llega con Android 9.0 Pie, aunque según hemos leído algunas unidades ya están recibiendo la actualización a Android 10. No es el caso de la unidad que hemos probado, que sigue anclada en Android 9.0 Pie con el parche de seguridad del 1 de octubre.

Sony incorpora su propia capa de personalización por encima de Android, que es una de las más elegantes que podemos encontrar en el mercado.

La compañía añade funcionalidades interesantes por encima de Android como las de ahorro de energía que ya hemos mencionado.

La pantalla de inicio muestra la barra de búsquedas de Google en la parte inferior de la pantalla y, justo encima, encontramos cinco accesos directos permanentes a aplicaciones. El resto de la pantalla está libre para que podamos colocar apps o widgets en una cuadrícula de 6×5.

Si arrastramos la pantalla de abajo a arriba del todo se abre el cajón de aplicaciones, donde podemos ordenar los iconos por nombre o según nuestro propio orden. En la parte superior del cajón hay un buscador de aplicaciones.

Si arrastramos la pantalla ligeramente de abajo a arriba, accedemos a la vista con todas las apps abiertas, una al lado de otra. Este gesto no es demasiado intuitivo y, en muchas ocasiones, acabo en el cajón de aplicaciones cuando quiero abrir la lista de apps abiertas.

Si pulsamos sobre el icono de una de las apps abiertas, podemos acceder a información de la aplicación y dividir la pantalla en dos.

El ratio alargado 21:9 de la pantalla del Sony Xperia 5 se presta mucho a abrir dos apps a la vez, pero debes tener en cuenta que solo una de las dos apps se está ejecutando. La otra app queda congelada hasta que pulsamos encima de ella, cuando se reactiva a costa de que la otra app se congele. Otros smartphones como el Samsung Galaxy Fold ofrecen multi-tarea real de hasta 3 apps en pantalla.

También es posible pasar por todas las apps abiertas si pulsamos sobre la píldora de la parte inferior y arrastramos el dedo hacia la derecha. Al levantar el dedo, se abre la app elegida.

Por defecto, el Sony Xperia 5 utilizado el teclado de Google, lo cual encuentro un gran acierto ya que en modelos anteriores hacía uso de Swiftkey que, en mi opinión, mostraba unas teclas demasiado pequeñas.

Sony ofrece bastantes opciones de personalización de la interfaz ya que, por ejemplo, podemos cambiar la forma de los iconos de aplicaciones y configurar si queremos ver burbujas de notificaciones.

El panel de notificaciones del Sony Xperia 5 presenta pocas diferencias con respecto a Android estándar. Podemos ver todas las notificaciones que hemos recibido en el teléfono, ajustar el brillo de la pantalla, y acceder a Ajustes Rápidos para funciones como Wi-Fi, Bluetooth, Giro Automático, etc.

Lo único que echo de menos es un control para el brillo automático, ya que es necesario ir al menú de Ajustes para establecerlo.

Como os contamos hace unos meses, Sony ha desmantelado su tienda de temas Xperia Themes y, por tanto, esta app no viene pre-cargada en el Xperia 5. Según explicó la a compañía, el “bajo índice de uso” es una de las principales razones que han llevado a esta decisión.

Si la pantalla del Xperia 5 te resulta demasiado grande, te alegrará saber que el teléfono incorpora una funcionalidad de modo a una mano que permite reducir el área de visualización de la pantalla para poder manejar el teléfono con una sola mano. Para activar este modo, basta con pulsar dos veces sobre el botón de inicio siempre que hayas activado esta opción previamente.

Sony ha incluido su curiosa funcionalidad Sensor Lateral, que ofrece un acceso rápido a las aplicaciones que más uses tocando dos veces en cualquier parte de los laterales del teléfono.

Al tocar dos veces, se muestran accesos rápidos a ocho aplicaciones recomendadas que son escogidas automáticamente según el uso del dispositivo y la ubicación en la que te encuentras. También es posible fijar algunas apps para que aparezcan siempre en la lista de apps recomendadas. Debajo de estas apps encontramos algunos ajustes rápidos (WiFi, girar automáticamente y modo no molestar) y tres accesos a Notificaciones, modo de una sola mano y multiventana

Otra funcionalidad de Sensor Lateral es volver a la página anterior al deslizar el dedo de arriba a abajo por el lateral del teléfono, así como mostrar dos apps a la vez al deslizar el dedo de abajo a arriba por el lateral.

Si no nos gustan estas acciones, podemos escoger otras para que se realicen al tocar dos veces, deslizar hacia arriba o deslizar hacia abajo. Entre las posibilidades, tenemos, además de las que ya hemos visto, ir a la pantalla de inicio, abrir el panel de notificaciones, habilitar el modo a una mano, abrir la última aplicación usada, abrir aplicaciones usadas recientemente o, simplemente, no hacer nada.

Si estos gestos molestan en alguna app, podemos deshabilitar la funcionalidad de Sensor Lateral en dichas apps. También podemos habilitar la funcionalidad de Sensor Lateral cuando la pantalla está bloqueada si lo deseamos.

El inconveniente de Sensor Lateral es que es bastante complicado pillar el truco a los gestos de doble toque en el lateral y todavía más al de arrastrar el dedo. No siempre he conseguido ser capaz de activar esta funcionalidad a la primera, por lo que me resulta frustrante.

Apps y ajustes recomendados en App Sense

 

Otra de las funcionalidades que ha añadido Sony es Optimizador de juegos, que ofrece diversas características cuando estamos en medio de una partida:

  • Modo de juego, donde podemos elegir entre máximo rendimiento o autonomía (en este caso se limita la velocidad de fotogramas a 40 FPS y se deshabilitan funciones que aumentan el rendimiento).
  • Ajustes de concentración, que permite liberar RAM de apps diferentes a la del juego, ocultar notificaciones mientras juegas, ocultar notificaciones de llamadas, bloquear la barra de navegación, desactivar el brillo automático, deshabilitar Sensor Lateral y deshabilitar la tecla Cámara.
  • Buscar, que realiza búsquedas en Google y YouTube para localizar consejos y vídeos del juego que tenemos abierto
  • Captura de pantalla, que permite realizar una captura o una ráfaga de 10 o 20 capturas por segundo con un límite de hasta 100 capturas seguidas.
  • Grabar, que permite grabar una partida incluyendo opcionalmente la cámara frontal y el micrófono del smartphone (incluso con una opción para transformar nuestra voz y hacerla sonar más grave/aguda o masculina/femenina)

En el apartado software, echo de menos algunas funcionalidades que añaden otros smartphones como, por ejemplo, un segundo espacio privado, la protección de apps y fotografías privadas mediante contraseña/huella o el clonado de apps para aquellas que no ofrecen multi-cuenta.

Un aspecto que no me gusta del Sony Xperia 5 es que incorpora bastante bloatware ya que llega con apps preinstaladas como AccuWeather, Facebook, Netflix, Amazon compras, Amazon Prime Video, Instalador de Fortnite, PS App y Booking.com. No todas ellas pueden desinstalarse sino que algunas solo pueden deshabilitarse.


Multimedia

El Sony Xperia 5 incorpora altavoces frontales estéreo, uno de ellos situado en al auricular del oído y el otro en el borde inferior del smartphone, junto al conector USB Tipo-C.

Contar con sonido estéreo es interesante cuando estás disfrutando de un juego o un vídeo, aunque en el caso del Xperia 5 uno de los altavoces está orientado hacia la parte inferior y, por tanto, hay riesgo de taparlo accidentalmente con la mano.

La calidad del sonido del Xperia 5 están por encima de lo que solemos encontrar en otros smartphones que llegan con un único altavoz. El sonido del Xperia 5 suena sin distorsión, incluso a niveles de volumen elevados.

Sony ha incorporado el sistema de Vibración Dinámica que debutó con el Xperia XZ2 y que ofrece una sensación háptica (pequeña vibración) al usuario, similar a la que obtenemos con el mando DualShock 4 de la PS4. Para activarlo, basta con reproducir vídeo o música y subir/bajar volumen, ya que el control de la intensidad de la vibración aparece junto al control de volumen, pegado a un lado de la pantalla.

Este sistema analiza el sonido y hace que el teléfono vibre de forma acompasada con la música o los efectos de sonido de los vídeos, pero no es compatible con los juegos, donde podría ser interesante para transmitir la sensación de explosiones, impactos, etc. Por otro lado, debes tener cuidado si dejas el dispositivo sobre una mesa ya que la vibración podría hacer que se desplace y, en el peor caso, caer al suelo.

El Sony Xperia 5 incorpora dos altavoces, uno en el auricular del oído y otro en el borde inferior

 

El Sony Xperia 5 carece de conector de auriculares por lo que, si queremos hacer uso de ellos, tendremos que recurrir a auriculares con conector USB-C o a un adaptador de conector de audio de 3.5 mm a USB-C. Si además queremos cargar el teléfono mientras utilizamos los auriculares, tendremos que comprar un accesorio aparte.

Sony ofrece una buena experiencia de sonido con auriculares gracias al soporte de codecs de sonido de alta resolución (LPCM, FLAC, ALAC, DSD) y funcionalidades software como DSEEHX, que mejora la calidad de los archivos de música comprimidos (como los que proceden de servicios de streaming tipo Spotify) para que tengan una calidad similar a la alta resolución restaurando el sonido de alto rango. Requiere el uso de auriculares por cable.

Sony también incorpora Dolby Atmos, que crea una experiencia de sonido envolvente y admite cuatro posibles ajustes: dinámico, películas, música y personalizado. Para cualquiera de estas opciones, podemos ajustar la ganancia con un ecualizador de 10 bandas y optimizar las voces para que suenen mejor los diálogos.

Tampoco podemos dejar de destacar el soporte de la tecnología AptX HD de Qualcomm y LDAC de Sony para transmitir sonido inalámbrico de alta calidad a través de Bluetooth 5.

Para reproducir música contamos con la aplicación Música, que permite reproducir canciones almacenadas en el teléfono y procedentes de servidores multimedia conectados a la misma red Wi-Fi.

La app permite establecer un temporizador de sueño, para que la reproducción se desactive automáticamente cuando finaliza el tiempo.

Música se integra con Google Drive para poder reproducir canciones almacenadas en nuestra nube personal.

La app se conecta al servicio Gracenote para descargar portadas de álbumes e información adicional de las canciones almacenadas en nuestro smartphone. Si acostumbras a descargar música MP3 de Internet, encontrarás esta funcionalidad bastante útil, sobre todo si descargas de sitios que modifican la carátula del disco y alteran los campos de información.

Música permite actuar también como servidor multimedia para que otros dispositivos puedan reproducir música almacenada en el teléfono por streaming.

La aplicación Música permite editar directamente la información del fichero de sonido (título, intérprete, álbum, año y número de pista).

 

En cuanto a la visualización de fotografías, la aplicación Álbum muestra todas las imágenes almacenadas en el teléfono organizadas por meses y ubicaciones, y crea pases de imágenes con música de fondo y transiciones. Como novedad, ofrece copias de seguridad de fotos y vídeos en Amazon Photos de hasta 15GB durante un año y, después, hasta 5GB.

La aplicación permite editar una imagen y aplicarle distintos efectos, recortarla, ajustar el contraste, etc. También es posible ver todas las fotografías sobre un mapa, en caso de que hayamos decidido incorporar información de geolocalización.

 

Por último, a la hora de disfrutar de vídeos, podemos hacerlo tanto desde la app de Álbum como desde apps de streaming. Las películas pensadas para cine con aspecto 21:9 se ven sin barras negras, pero las series o películas pensadas para televisión (como las de Netflix) con aspecto 16:9 muestran unas barras a los lados.

El Sony Xperia 5 cuenta con la certificación Widevine L1, por lo que puede reproducir contenido HD de servicios de streaming como Netflix o Amazon Prime Video. Además, como ya hemos comentado anteriormente, su pantalla es HDR, por lo que podemos reproducir contenidos HDR de Netflix, YouTube y otras fuentes.



Cámara de fotos

En el apartado fotográfico, Sony ha incluido tres cámaras en la parte posterior del Xperia 5:

  • Cámara gran angular (26 mm) de 12MP (1/2.55″, 1.4µm) con apertura f/1.6 y enfoque Dual Pixel. Estabilización óptica.
  • Cámara ultra gran angular (16 mm) de 12MP (1/3.4″, 1.0µm) con apertura f/2.4.
  • Cámara teleobjetivo 2x (52mm) de 12MP (1/3.4″, 1.0µm) con apertura f/2.4. Estabilización óptica.

Como novedad, Sony ha incluido tecnología propia de las cámaras Alpha, como el sistema de autoenfoque centrado en los ojos. Mientras estamos componiendo la fotografía, aparece un recuadro verde sobre los ojos de la persona que sigue sus movimientos para asegurar que el sujeto siempre está enfocado.

El hecho de elegir los ojos no es casual ya que cualquier fotógrafo sabe que, en una fotografía de una persona, lo más importante es que los ojos estén siempre enfocados. El resto de las acciones pueden estar ligeramente desenfocadas si la profundidad de campo es estrecha pero los ojos deben verse nítidos.

Otra de las mejoras heredadas de las cámaras Alpha de Sony es la posibilidad de disparar hasta 10 fps con auto enfoque (AF) y auto exposición (AE) activados. Según ha explicado Sony, el Xperia 5 ha incrementado los cálculos de AE / AF a 30 fps para asegurar la captura de sujetos en movimiento con un enfoque preciso.

El Sony Xperia 5 posee tres cámaras en la parte de atrás

 

Centrándonos en la aplicación de Cámara, el acceso se realiza rápidamente pulsando sobre el icono de la aplicación o manteniendo pulsado unos segundos el botón dedicado que encontramos en un lateral. La app de Cámara no se limita a hacer fotografías sino que te avisa de ciertos problemas como que tu dedo esté colocado sobre la lente de la cámara o que la persona fotografiada haya cerrado los ojos al pulsar el botón de disparo.

Sony también ha incorporado una nueva funcionalidad llamada Apertura Inteligente que detecta el gesto de sacar el teléfono del bolsillo y sostenerlo en horizontal. Al hacerlo, la app de Cámara se abre automáticamente. La detección del gesto funciona bastante bien aunque, en la práctica, siempre recurro al botón dedicado.

Como ya hemos comentado, Sony ha incorporado una funcionalidad llamada Sensor Lateral que detecta las pulsaciones en el lateral del teléfono. Este gesto se puede utilizar en la app de Cámara como sustituto del botón de disparo pero, dada la dificultad de acertar con el doble toque, no lo encuentro nada práctico.

Un aspecto que Sony debe mejorar es el funcionamiento de la app Cámara que, en ocasiones, responde con lentitud a las pulsaciones para tomar una fotografía o enfocar o tarda mucho en procesar una captura. También he tenido algunos problemas a la hora de enfocar, ya que la imagen se veía desenfocada en la pantalla y, a pesar de pulsar sobre objetos, no se enfocaban.

 

La interfaz de la cámara muestra, a la izquierda, ajustes rápidos para conmutar la cámara frontal/trasera, ajustar la exposición y balance de blancos, modificar el ratio de aspecto, activar el modo de fondo desenfocado, ajustar el flash y acceder a opciones avanzadas.

A la derecha encontramos los botones de disparo y de selección de fotografía/vídeo, así como una miniatura de la última fotografía tomada, un acceso rápido al modo de disparo manual y un botón que ofrece modos especiales de captura. Entre los modos de captura tenemos:

  • Autofoto retrato para tomar selfies con efecto bokeh
  • Google Lens para activar la cámara inteligente de Google
  • Cámara lenta para grabar vídeos hasta 960 FPS
  • Manual para realizar ajustes manuales sobre los parámetros de captura
  • Panorama para tomar fotografías panorámicas
  • Efecto de AR para colocar objetos 3D en Realidad Aumentada
  • Efecto creativo para aplicar filtros en tiempo real a la imagen

También encontramos a la derecha un botón para elegir el nivel de zoom, que conmuta entre 1X, 2X y W (ultra gran angular). Preferiría ver botones dedicados para cada lente en lugar de tener que pulsar varias veces hasta dar con la lente que quiero utilizar.

En mi experiencia al utilizar la cámara, es importante pulsar sobre la zona de la pantalla que queremos que aparezca perfectamente expuesta, sobre todo en fotografías con zonas muy iluminadas y muy oscuras. De lo contrario, podemos obtener imágenes quemadas, como me ha ocurrido al capturar un árbol de navidad iluminado por la noche en una plaza.

Centrándonos en la calidad de la imagen, la triple cámara trasera del Sony Xperia 5 ofrece una gran versatilidad ya que permite tomar fotografías tanto con un amplio campo de visión (ultra gran angular) como con zoom (teleobjetivo) para acercarnos a los detalles.

A continuación podemos ver las mismas escenas capturada por las tres cámaras y la diferencia de perspectiva es abismal.

Misma escena capturada con cada una de las cámaras traseras

 

Comenzando con la cámara ultra gran angular (16 mm, 12MP f/2.4), esta permite tomar fotografías muy espectaculares donde se captan muchos más elementos de los que normalmente caben en una fotografía, como podemos apreciar en estos ejemplos.

Esta cámara no posee estabilización óptica y su apertura es algo limitada, por lo que no está indicada para tomar fotografías en situaciones de poca luz.

Fotografías tomadas con la cámara ultra gran angular

 

La cámara teleobjetivo (52 mm, 12 MP f/2.4) permite tomar fotografías con zoom óptico 2X, lo que permite acercarnos a objetos lejanos sin movernos. Esto puede resultar muy útil para aquellas ocasiones en las que queremos centrar la atención sobre un elemento en particular y no podemos acercarnos más.

La cámara teleobjetivo también resulta útil para realizar retratos a personas ya que la cámara gran angular tiende a distorsionar cuando nos encontramos muy cerca.

El inconveniente de la cámara teleobjetivo de Sony es que, a pesar de tener estabilización óptica, la lente no es muy luminosa y, con poca luz, la calidad de la imagen disminuye significativamente. A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas con la lente teleobjetivo.

Fotografías tomadas con la cámara teleobjetivo 2X

 

En situaciones de muy poca luz, aunque escojamos la cámara teleobjetivo, la fotografía es realmente tomada con la cámara principal y, posteriormente, recortada. Esto se debe a que la cámara principal es más luminosa, así que Sony considera que compensa recortar la fotografía y ampliarla para lograr el zoom antes que tomarla directamente con la cámara teleobjetivo.

A continuación podemos ver un ejemplo en el que la fotografía tomada con la cámara teleobjetivo ha sido realmente tomada con la cámara principal, como se puede comprobar si accedemos a los datos EXIF de la imagen y nos fijamos en la apertura de la cámara (f/1.6, que corresponde a la cámara principal)

Las fotografías con teleobjetivo en condiciones de poca luz utilizan en realidad un recorte de la cámara principal

 

El Sony Xperia 5 permite tomar fotografías con la cámara teleobjetivo en modo retrato, en las que el fondo se desenfoca de manera artificial para dar lugar al efecto bokeh. Aunque es posible elegir el grado de desenfoque cuando realizas la captura, no es posible modificarlo a posteriori, por lo que te lo juegas todo a que el resultado sea el esperado. En este aspecto me gustaría que, como mínimo, se guardara la fotografía con/sin el efecto bokeh.

Las fotografías en modo Retrato se toman con la cámara teleobjetivo, lo cual es una buena idea para no sufrir la distorsión tipo barril que produciría la cámara principal (gran angular) al acercarnos a la cara de una persona. Sin embargo, también tiene un inconveniente importante ya que, como hemos comentado, la cámara teleobjetivo no ofrece buen rendimiento con poca luz, por lo que en interiores o con poca luz la calidad del retrato se resiente.

En este ejemplo, podemos ver dos fotografías similares, una tomada con la cámara principal y otra tomada en modo Retrato (y, por tanto, con la cámara teleobjetivo). Obviamente para tomar la segunda foto tuve que alejarme ya que se utiliza la cámara teleobjetivo 2X. Aunque la segunda es más artística porque el fondo está desenfocado y la atención se centra sobre la persona (además de que la cara se ve menos deformada), si la amplías verás que la segunda tiene mucho más ruido y se pierden los detalles.

 

A continuación, podemos ver unos ejemplos de fotografía tomadas con el modo Retrato. Como podemos apreciar, dejando a un lado el ruido, es evidente que el Sony Xperia 5 hace un buen trabajo a la hora de separar a la persona del fondo de la imagen, aunque el pelo siempre supone un reto.

Fotografías tomadas por la cámara teleobjetivo en modo Retrato

 

La cámara principal (26 mm, 12 MP f/1.6) es la que se utiliza habitualmente para tomar fotografías y, por tanto, la que más nos interesa.

La lente con apertura f/1.6 es de las más amplias que hemos visto en un smartphone y es muy adecuada para tomar fotografías con poca luz, ya que su gran apertura deja pasar mucha luz y, de esta forma, se reduce la cantidad de ruido.

A continuación, podemos ver algunas fotografías tomadas con la cámara principal. En general, la cámara hace un buen trabajo a la hora de preservar los detalles y mantener un buen colorido incluso en condiciones de poca luz.

Fotografías tomadas con la cámara principal

 

La cámara del Sony Xperia 5 hace uso de inteligencia artificial es capaz de identificar algunas escenas — paisaje, comida, retrato, escena nocturna, etc. — y ajustar los parámetros de captura automáticamente. Por ejemplo, en una escena con cielo en el fondo, la cámara incrementa la exposición para evitar que quede sub-expuesta. La identificación de la escena se muestra como un pequeño icono en la esquina derecha del visor.

Este modo no puede desactivarse fácilmente mientras tomamos la fotografía aunque, a decir verdad, el retoque no es demasiado visible. En muchos casos, el ajuste consiste en incrementar la saturación de los colores para que el objeto se vea más vivo .

A continuación, podemos ver algunas fotografías de comida tomadas sin y con el sistema de optimización de escenas. Cuesta notar la diferencia.

Ejemplos de funcionamiento de Optimización de escenas

 

A diferencia de otros fabricantes, Sony no ha incluido un modo Noche dedicado en el Xperia 5 para tomar fotografías con una exposición más larga. Nos gustaría ver este modo en futuros dispositivos ya que puede ayudar a conseguir capturas más espectaculares por la noche.

La cámara del Sony Xperia 5 integra memoria DRAM dedicada en el propio sensor para acelerar la velocidad de procesado y poder capturar vídeo HDR. Esta memoria integrada también ofrece otras ventajas, como Captura Predictiva, que almacena imágenes en el buffer antes y después de que pulses el botón de disparo.

En ocasiones, la cámara decide que una toma no ha sido buena y ofrece otras tres alternativas tomadas antes o después de pulsar el botón de disparo. Esto es útil, por ejemplo, si haces una foto a alguien justo en el momento en el que hace cerrado los ojos.

Centrándonos en la calidad de la imagen, he puesto a prueba la cámara principal del Sony Xperia 5 enfrentándola a algunos de los mejores smartphones del momento: iPhone 11 Pro, Huawei P30 Pro, Samsung Galaxy Note10+, LG V50 ThinQ 5G y Honor 20 Pro.

En primer lugar, he querido probar la calidad de imagen en condiciones de buena iluminación, donde casi todos los smartphones suelen obtener unos buenos resultados.

Como se puede apreciar al pulsar sobre la imagen para ampliarla, la nitidez de la imagen captada por el Sony Xeria 5 es buena y no tiene nada que envidiar a otros smartphones de gama alta. La reproducción del color es buena y, aunque hay mezcla de luces y sombras, el rango dinámico no sufre.

Comparativa de fotografías durante el día

 

A continuación, podemos ver la misma escena en condiciones de poca iluminación, donde el Sony Xperia 5 ofrece una calidad de imagen muy buena teniendo en cuenta las condiciones de oscuridad en las que se tomó la imagen.

La reproducción del color es buena y los colores no se ven tan amarillentos como otros smartphones. En cuanto al ruido, las letras de los carteles de la cafetería, en especial el que está colgando a la izquierda, se ven bastante nítidas en la imagen captada por el Xperia 5, aunque me da la sensación de que los ladrillos de la pared se ven algo más nítidos en la imagen del iPhone 11 Pro.

En cuanto al rango dinámico, en este caso es complicado distinguir bien el interior de la pastelería ya que predomina una mancha de color blanco brillante. En otros smartphones, estsa mancha también está presente pero el Galaxy Note10+, el iPhone 11 Pro y el Huawei P30 Pro dejan ver mejor el interior.

Comparativa de fotografías durante la noche

 

Aquí puedes ver una galería de fotografías tomadas con el Sony Xperia 5 en tamaño original para apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

 

El Sony Xperia 5 es capaz de grabar vídeos hasta en resolución 4K (3840×2160) a 30fps y vídeo Full HD (1080p) a 60 fps, pero sorprendentemente no es capaz de grabar vídeo 4K a 60 fps.

La grabación de vídeo se realiza utilizando el codec H.264 pero es posible utilizar el codec más eficiente (pero menos compatible) H.265 para capturar vídeo en 4K. La grabación de vídeo HDR se codifica en H.265, y el sonido se guarda en formato estéreo.

El Sony Xperia 5 es uno de los pocos smartphones capaces de grabar vídeo 4K en HDR. Sony ha optado por codificar los vídeos HDR bajo el estándar Hybrid Log Gamma (HLG) que, a diferencia de HDR10 y Dolby Vision, se basan en un feed estándar SDR y añaden la parte del rango dinámico del vídeo por encima. Esto hace que los vídeos grabados bajo HLG sean compatibles con dispositivos sin pantallas HDR.

Además, Sony ha trabajado con YouTube para que sea posible subir contenido HDR en HLG al popular servicio de streaming de vídeo en formato HEVC de 10 bits. YouTube lo convierte después a formato VP9 de 10 bits, que puede ser mostrado en un amplio abanico de dispositivos.

Sony ha incorporado una funcionalidad de rastreo de objetos que puede seguir automáticamente un objeto en movimiento, aunque no está disponible al grabar en resolución 4K.

A continuación podemos ver algunos vídeos 4K capturados por el Sony Xperia 5. El primero de ellos está grabado a plena luz del día en 4K HDR, mientras que el segundo y el tercero han sido grabado por la noche en 4K HDR.

Vídeo grabados en 4K

 

Sony ha incorporado una app llamada Cinema Pro que ofrece algunas características de grabación propias de una cámara de vídeo profesional. Esta app ofrece flujos de trabajo y looks (expresiones de color) basados en la cámara profesional de cine digital CineAlta VENICE con sensor full frame.

Para utilizar esta app, el primer paso es seleccionar los ajustes del proyecto. Además de la resolución (4K, 2K) y los FPS (24, 30), también es posible seleccionar entre ajustes predefinidos profesionales de gestión del color para recrear en tus películas el ambiente de distintos estilos de cine.

En el ajuste de Enfoque, es posible elegir manual o auto. En el modo manual, es posible mover el control deslizante o pulsar el enfoque para ajustar el enfoque. También es es posible establecer un marcador en la pantalla donde deseas enfocar y mover el enfoque lentamente de un punto a otro. Existen otros ajustes para seleccionar el objetivo (16 mm, 26mm o 52mm), la sensibilidad ISO (entre 64 y 800), el balance de blancos, la velocidad del obturador (desde 1/24 hasta 1/6165).

Aunque se trata de una aplicación útil para los directores de cine amateur, el visor se ve algo pequeño dado el reducido tamaño de la pantalla del Xperia 5.

 

Por último, la cámara frontal posee un sensor de 8MP (tamaño 1/4″, 1,12 m) con una lente con apertura f/2.0. Hemos visto lentes más luminosas, por lo que cabe esperar un cierto ruido en condiciones de poca luz salvo que utilices la función flash, que ilumina toda la pantalla para dar luz a tu cara.

A la hora de tomar selfies, el Sony Xperia 5 ofrece algunas facilidades como la captura automática cuando detecta una sonrisa o si giras la palma de la mano hacia la cámara con los dedos extendidos. También incluye una opción para suavizar la piel que, por defecto, está desactivada.

Aquí dejamos algunos selfies capturados con la cámara frontal, que ofrece una buena calidad de imagen aunque cuando la luz escasea, aparece bastante grano.

Fotografías tomadas con la cámara frontal

 

La cámara frontal también permite tomar selfies en modo Retrato. Ahora bien, debes tener cuidado porque, por defecto, este modo incrementa de la suavidad y brillo de la piel, aumenta el tamaño de los ojos y hace que la cara se vea más fina. Mi recomendación es que pruebes estos ajustes y desactives los que no te gustan (el aumento del tamaño de los ojos parece más indicado para el público japonés que occidental).

Aquí dejamos algunos selfies con bokeh capturados con la cámara frontal.

Fotografías tomadas con la cámara frontal en modo Retrato


Llamadas de voz

En las pruebas que he realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos con cierto ruido sin dificultades.

Precio y competidores

El Sony Xperia 5 está a la venta en España por 699 €, un precio que está por debajo de muchos otros smartphones de gama alta del mercado. Además, puedes encontrarlo por un precio inferior en sitios online como Amazon.

A continuación, vamos a revisar algunos smartphones que compiten en especificaciones técnicas con el Sony Xperia 5.

El Huawei P30 Pro (637 €) es una alternativa interesante ya que cuenta con una pantalla OLED de 6,47 Full HD+, procesador Kirin 980, 8GB de RAM, 128 / 256 / 512 GB de almacenamiento, cámara trasera cuádruple 40MP+20MP+8MP+ToF, cámara frontal de 32MP y batería de 4.200 mAh con carga inalámbrica directa e inversa.

El Samsung Galaxy Note10+ (789 €) cuenta con una gran pantalla OLED de 6.8, procesador Exynos 9825, 12GB de RAM, 256/512 GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD, cámara trasera 12MP + 12MP (teleobjetivo) + 16MP (gran angular), cámara frontal 10MP y batería de 4.300 mAh con carga rápida a 45W.

El OnePlus 7T Pro (759 €, cupón 10€ aquí) posee una pantalla de 6.7, procesador Snapdragon 855+, 8/12GB de RAM, 256GB de almacenamiento, cámara trasera de 48MP + 8MP (teleobjetivo) + 16MP (ultra gran angular), cámara frontal emergente de 16MP y batería de 4.085 mAh.

Otro competidor interesante es el Pixel 4 (709 €), que posee una pantalla P-OLED de 5.7, procesador Snapdragon 855, 6GB de RAM, 64/128 GB de almacenamiento, cámara trasera doble 12MP (gran angular) +16MP (teleobjetivo), cámara frontal de 8MP y batería de 2.800 mAh. También hay una versión de mayor tamaño, el Pixel 4 XL


Conclusiones

El Sony Xperia 5 es un smartphone con un aspecto poco convencional, ya que posee un cuerpo estrecho y delgado pero, al mismo tiempo, más más alargado que otros dispositivos. Esto se debe a que Sony ha incorporado una pantalla CinemaWide con un inusual ratio alargado 21:9 que, además, está flanqueada por marcos de una cierta anchura por arriba y por abajo.

Mientras que otros fabricantes optan por diseños con curvas, bien sea en los laterales de la pantalla o en el cristal de la parte de atrás (o ambos), Sony ha optado por superficies totalmente planas y líneas mayoritariamente rectas.

Como resultado, nos encontramos ante un smartphone con un tamaño compacto que resulta cómodo de agarrar y cabe en la palma de la mano.

Sony no suele darse mucha prisa en adoptar las nuevas tendencias de diseño y prueba de ello es que no ha adoptado la muesca en sus terminales (ni otras soluciones como pantallas perforadas o cámaras emergentes) para eliminar los marcos, ni tampoco ha hecho uso todavía de un huella dactilar en pantalla.

En el Xperia 5, el lector de huella está situado en una hendidura en el lado derecho del terminal, entre el botón de encendido y el de volumen. El lector funciona correctamente aunque hubiera preferido verlo integrado en el botón de encendido como en el Honor 20 Pro.

El Sony Xperia 5 utiliza Corning Gorilla Glass 6 en el cristal frontal y trasero, por lo que debería resistir bien los roces y arañazos. Por supuesto, también cuenta con protección IP68 frente al agua y el polvo, así que no hay problema si sufre algún chapuzón.

La pantalla del Sony Xperia 5 cuenta con un panel OLED de 6.1″ con resolución Full HD+, que ofrece una densidad de píxeles elevada (449 ppp) que garantiza una gran nitidez. El panel cubre sobradamente el gamut de color sRGB estándar y alcanza también el 100% del gamut Display P3, que ofrece un rango de colores más amplio.

La pantalla es compatible con la tecnología HDR por lo que podrás disfrutar de contenido de alto rango dinámico de Netflix, YouTube y otros servicios de streaming. Sony ha incluido un modo de color llamado Creador que se puede activar automáticamente al utilizar ciertas apps como Netflix para una mayor amplitud y fidelidad de color.

El brillo máximo de la pantalla es bueno, 637 nits, pero se queda algo por debajo frente a otros smartphones de gama alta que he probado, que superan los 700 nits en condiciones de mucha luminosidad.

 

El Xperia 5 llega con la funcionalidad de Pantalla Siempre Activa (Pantalla Ambiente en nomenclatura de Sony) para ver la hora/fecha, nivel de batería y notificaciones pendientes, aunque por defecto solo se enciende al notar movimiento o recibir notificaciones. Me hubiera gustado que la pantalla se encendiese al hacer doble toque sobre la misma pero no parece que esta opción esté disponible.

Por supuesto, la pantalla del Sony Xperia 5 ofrece un modo de Luz Nocturna para filtrar la luz azul por la noche y conciliar mejor el sueño.

A nivel de hardware, el Xperia 5 cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 855 y 6 GB de RAM, por lo que va sobrado en cuanto a potencia –aunque quizás no hubiera venido mal algo más de memoria RAM, sobre todo de cara al futuro.

El Xperia 5 ha obtenido unos resultados excelentes en las pruebas de rendimiento, aunque a día de hoy todos los smartphones de gama alta obtienen resultados muy parecidos.

En el día a día, no he tenido ningún problema con el rendimiento del Xperia 5, que mueve con suavidad apps como WhatsApp, Twitter, Spotify, Facebook, Instagram, Google Maps, etc. y maneja con soltura la multi-tarea.

Si eres aficionado a los juegos, he medido tasas altas y estables de FPS en títulos 3D exigentes como Asphalt 9, Dead Effect 2 y Call of Duty, por lo que el Xperia 5 es una buena elección para los más jugones.

El Xperia 5 llega con 128 GB de almacenamiento interno, que puede ser ampliado mediante micro-SD hasta 512 GB,. Sony no soporta Adoptable Storage y, por tanto, no permite formatear la tarjeta como almacenamiento interno — en realidad, pocos fabricantes permiten hacerlo.

En el aspecto de conectividad, el Sony Xperia 5 va bien servido ya que, además de WiFi 802.11 a/b/g/n/ac y Bluetooth 5, ofrece conectividad Dual SIM y conectividad LTE con velocidades de descarga Cat. 19 de hasta 1.6 Gbps.

La capacidad de la batería del Xperia 5 es de 3.140 mAh, un valor que no es demasiado alto para una pantalla de 6.1″. En la prueba de autonomía con PCMark, los resultados han sido correctos y, en el día a día, hemos obtenido una autonomía buena aunque hubiera preferido ver un poco más de batería aún a costa de incrementar el grosor.

Si necesitas cargarlo rápidamente, el Xperia 5 es compatible con carga rápida USB Power Delivery (pero no con Qualcomm Quick Charge) y el cargador que incluye Sony en la caja es un cargador USB PD de 18W. En menos de media hora, se alcanza el 50% de la carga, y en algo menos de dos horas, el 100% de la carga.

Como ya es habitual, Sony incorpora los modos de ahorro de energía Stamina que extienden la duración de la batería a costa de prescindir de ciertas funcionalidades, así como la funcionalidad Cuidado de la Batería que alarga el desgaste de la batería adaptando la hora de finalización de la carga al momento en el que sueles desconectar el teléfono del cargador.

Lamentablemente, el Xperia 5 no cuenta con carga inalámbrica Qi, lo cual es una ausencia difícil de justificar dado que otros modelos de xperia sí que ofrecen esta funcionalidad.

 

En el apartado fotográfico, el Sony Xperia 5 llega con tres cámaras traseras: gran angular (12MP, f/1.6, OIS), ultra gran angular (12MP, f/2.4) y teleobjetivo 2X (12MP, f/2.4, OIS).

He encontrado algunos problemas de rendimiento y funcionamiento en la app Cámara, que no siempre responde con rapidez a las pulsaciones y a veces se toma bastante tiempo para enfocar o guardar ciertas capturas. También he experimentado algunos problemas con el enfoque ya que en ocasiones toda el visor se ve desenfocado y no responde a las pulsaciones sobre la pantalla.

La cámara principal es capaz de tomar fotografías muy nítidas en condiciones de buena luz y ofrece un resultado muy bueno en condiciones de poca luz. No me atrevería a decir que sea el mejor — por ejemplo, el iPhone 11 Pro produce imágenes algo más nítidas y con mayor rango dinámico por la noche — pero la calidad ha mejorado significativamente respecto a lo que veíamos en el pasado. Por último, se echa de menos un modo Noche como el que incorporan otros fabricantes para tomar fotos con exposiciones más largas.

Las cámaras ultra gran angular y teleobjetivo ofrecen una buena calidad de imagen pero no están pensadas para condiciones de poca luz, por lo que la calidad sufre por la noche o en interiores.

Sony ha incorporado un modo Retrato que hace uso de la cámara teleobjetivo ofrece unos resultados bastante buenos en cuanto a separación del sujeto y el fondo, aunque el grado de desenfoque no es ajustable a posteriori.

El problema que tiene es que utiliza la cámara teleobjetivo y, por tanto, el ruido es bastante visible en condiciones de poca luz. Otros smartphones con mejor cámara teleobjetivo ofrecen mejores resultados.

La grabación de vídeo es buena, especialmente en el aspecto de estabilización, donde SteadyShot vuelve a dar buenos resultados.

Podemos grabar vídeo 4K a 30 fps incluso con HDR pero, sorprendentemente, no podemos grabar vídeo 4K a 60 fps ni siquiera en no HDR. Desconocemos por qué Sony no habilita este modo de grabación que sí que ofrecen otros fabricantes.

Sony ha incluido una app de vídeo con opciones profesionales (grabación a 24 fps, diferentes looks de color, etc.) llamada Cinema Pro que puede resultar útil para directores de cine amateur. Su principal inconveniente es que, dada la gran cantidad de información que se muestra en pantalla y su reducido tamaño, el visor de la imagen que estamos grabando se ve bastante pequeño.

La cámara frontal cuenta con un sensor de 8MP y una apertura f/2.0 y produce buenos selfies en condiciones de buena luz pero con bastante ruido cuando la luz escasea. También ofrece un modo Retrato que viene acompañado de otros retoques como suavizado y brillo de la piel, aumento del tamaño de los ojos y adelgazamiento de la cara.

Fotografías tomadas con el Sony Xperia 5 (más en la sección Cámara)

 

Sony ha puesto especial atención al sonido, incorporando soporte para Dolby Atmos, altavoces estéreo que suenan con gran potencia y un buen número de ajustes de sonido para mejorar la reproducción. Sin embargo, Sony ha prescindido del conector de auriculares de 3.5 mm. La app Música es una de las más completas que he visto ya que es incluso capaz de descargar portadas de álbumes del servicio Gracenote.

El Xperia 5 cuenta con un sistema llamado Vibración Dinámica que hace vibrar el teléfono al ritmo del sonido al reproducir música o vídeos (pero no juegos) y que, en mi opinión, es más una curiosidad que otra cosa.

El Xperia 5 llega con Android 9.0 Pie, aunque algunas unidades ya están recibiendo la actualización a Android 10 (mi unidad todavía no). La capa de personalización de Sony ofrece algunas funcionalidades interesantes como los modos de ahorro de energía, los ajustes avanzados de sonido o la funcionalidad Sensor Lateral.

Sony ha preinstalado un buen número de apps de terceros (bloatware) como Netflix, Amazon (2 apps), Booking, Instalador de Fortnite, Facebook y más. En algunos casos, es posible desinstalar la app pero, en otros, tenemos que conformarnos con deshabilitarla.

 

La funcionalidad de Sensor Lateral ofrece un acceso rápido a las ocho aplicaciones que más uses tocando dos veces en cualquier parte de los laterales del teléfono, así como ir hacia atrás o abrir dos apps a la vez al arrastrar el dedo por el lateral. Debo confesar que tengo problemas para activar Sensor Lateral ya que en muchas algunas ocasiones no consigo activarlo a la primera.

Sony ha incluido un Optimizador de juegos que permite exprimir al máximo el rendimiento del teléfono, ocultar notificaciones mientras juegas, tomar ráfagas de capturas de pantalla, grabar partidas incluyendo tu cara con la cámara frontal y el sonido ambiente, etc. Si te justa jugar en el móvil, es un añadido interesante.

Echo de menos algunas funcionalidades en la capa de Sony como un segundo espacio privado, la protección del acceso a apps y ciertas fotografías mediante contraseña/huella, el clonado de apps para aquellas que no ofrecen multi-cuenta, el control por gestos, etc.

Por último, el Sony Xperia 5 está a la venta por EUR 699 que, sin ser un precio bajo, no es tan elevado como otros smartphones de gama alta. Además, puedes encontrarlo por un precio inferior en sitios online como Amazon.

Lo mejor:

  • Diseño elegante sin muesca en la pantalla (para quienes huyen de ella) que cabe bien en la mano.
  • Protección Gorilla Glass 6 (la última disponible) en el frontal y en la parte de atrás.
  • Pantalla con buena nitidez, elevado contraste, amplio gamut de color y soporte HDR. Su aspecto 21:9 permite ver películas sin bandas negras y disfrutar de juegos sin que los pulgares interfieran.
  • Fluidez gracias a un hardware potente basado en Snapdragon 855 con 6GB de RAM.
  • Almacenamiento interno de 128GB ampliable mediante micro-SD.
  • Funcionalidades software interesantes como modo de ahorro de energía, ajustes avanzados de sonido, optimización de juegos, etc.
  • Carga rápida USB Power Delivery con cargador incluido de 18W.
  • Altavoces estéreo con soporte Dolby Atmos.
  • Cámara trasera triple muy versátil (gran angular, ultra gran angular y teleobjetivo 2X). La cámara principal ofrece buenos resultados incluso en condiciones de poca luz.
  • Conectividad Dual SIM con una bandeja híbrida nanoSIM+microSD o doble nanoSIM.
  • Presencia de LED de notificaciones.
  • Resistencia IP68 al agua y el polvo.

Lo peor:
  • Marcos por encima y por debajo de la pantalla más anchos que en otros smartphones de gama alta.
  • Pantalla con brillo máximo algo por debajo de otros smartphones de gama alta. Tinte de color por defecto muy azulado.
  • Cámaras ultra gran angular y teleobjetivo con bastante ruido en condiciones de poca luz, lo que afecta al modo Retrato.
  • App Cámara que en ocasiones experimenta parones y fallos de funcionamiento.
  • Grabación de vídeo 4K limitada a 30 fps.
  • Funcionalidad Sensor Lateral no resulta fácil de activar al primer intento.
  • Sin radio FM ni conector de auriculares de 3.5 mm.
  • Sin carga inalámbrica.

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

🌞 ¡Oferta Veranito! Tu clave de Windows 10 Pro a un precio de escándalo y más ofertas [ Cupón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
42%
Indiferente
8%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
8%
¡Buen trabajo!
42%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario