Análisis del Samsung Galaxy S9+ a fondo y opinión [REVIEW]


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Software y funcionalidades

El Samsung Galaxy S9+ corre Android 8.0.0 Oreo y, por encima del sistema operativo, incorpora la capa de personalización Samsung Experience 9.0 (o, simplemente, Samsung UX).

Samsung no se caracteriza por actualizar sus smartphones rápidamente a nuevas versiones de Android, por lo que es posible que tarde más que otros dispositivos en abrazar Android P, que ya está disponible en versión beta para los dispositivos Nexus / Pixel.

La capa de personalización Samsung Experience ofrece un aspecto atractivo y viene cargado con un gran número de funcionalidades para hacer la vida más sencilla al usuario.

El cajón de aplicaciones está presente por defecto, pero Samsung ofrece la opción de deshabilitarlo si prefieres tener todos los iconos en el escritorio.

Para acceder al cajón, basta con arrastrar ligeramente la pantalla hacia arriba estando en el escritorio, como en los Pixel.

En los Ajustes podemos configurar que, al arrastrar la pantalla hacia abajo, no se abra el cajón sino el panel de notificaciones, algo que resulta útil ya que la zona de notificaciones y accesos rápidos queda algo lejos del dedo por la longitud de la pantalla.

Por defecto, los iconos muestran el número de notificaciones pendientes por leer en un pequeño círculo, lo cual resulta bastante útil.

La pantalla principal muestra un gran widget con la hora y la temperatura, la barra de búsqueda de Google, y queda espacio para colocar 1 hilera de 5 iconos debajo. El mismo widget de hora y temperatura puede mostrar un aspecto más compacto y ocupar solo una hilera si queremos tener más espacio para iconos de apps.

Samsung permite juntar más los iconos de las aplicaciones y configurar cuadrículas 4×5, 4×6, 5×5 o 5×6. En la parte inferior se pueden colocar hasta cinco iconos y, si echamos de menos el icono para acceder al cajón de aplicaciones, también puede activarse.

Si mantenemos pulsado un icono, podemos acceder a diversas opciones como Elegir elementos, Eliminar de inicio y Desinstalar, así como opciones específicas de esa aplicación. Por ejemplo, en Twitter podemos elegir Buscar, Nuevo tweet, Mensaje nuevo y Escanear código QR; y en la app de Cámara podemos escoger entre Automático o Selfie.

 

El panel de notificaciones es de color blanco y muestra una primera fila de botones que nos dan acceso rápido a seis ajustes, sin ningún texto. Algunos de estos iconos — como WiFi, Sonido, Bluetooth, etc. — abren diversas opciones al mantenerlos pulsados.

Debajo de esta primera hilera de botones aparecen las notificaciones, aunque es posible posible desplegar muchos más botones y acceder al control de brillo arrastrando de nuevo la primera hilera hacia abajo o utilizando el gesto de arrastrar el panel de notificaciones con dos dedos.

Samsung permite personalizar la cuadrícula de botones — 3×3, 4×3 y 5×3 — y, si pulsamos en una flecha que hay junto al control de brillo, podemos des-/activar el brillo automático y situar el control de brillo encima del panel de notificaciones.

 

Por primera vez, Samsung permite girar la interfaz para poder utilizarla en modo horizontal, lo cual resulta especialmente útil si estamos usando una app en modo horizontal (por ejemplo, la cámara) y queremos pasar a otra también en horizontal sin tener que girar el teléfono entre medias.

Modo horizontal del interfaz del Samsung Galaxy S9+

 

La sección de Ajustes muestra un listado de grupos de opciones — Conexiones, Sonidos y vibración, Notificaciones, Pantalla, Fondos pantalla y temas, Funciones avanzadas, Mantenimiento dispositivo, Aplicaciones, Pantalla Bloqueo y seguridad, Nube y cuentas, Google, Accesibilidad, Administración general, Actualización de software, Manual de usuario y Acerca del teléfono – y al entrar en cada grupo accedemos a los ajustes individuales.

Una de las funcionalidades más útiles es Always On Display, que muestra permanentemente información de hora/fecha e iconos de notificaciones en la pantalla aún cuando está apagada. Si pulsamos dos veces sobre un icono, se abre dicha aplicación al desbloquear el teléfono.

Samsung ofrece varios diseños para el reloj que se muestra en la pantalla Always On Display, y es posible incluso mostrar elementos de color o fotografías. Además del reloj de la pantalla Always On Display, también podemos personalizar el reloj de la pantalla de bloqueo.

Si estamos fuera de nuestro país, podemos hacer que el Samsung Galaxy S9+ muestre dos relojes, uno con la hora local y otro con la de casa.

La función Always On Display permite mostrar también información de contacto y unos widgets llamados Facewidgets que dan acceso a controles de reproducción de música, una vista de la agenda e información de la siguiente alarma. Para ir pasando por los Facewidgets hay que hacer un doble toque sobre la hora y, después, deslizar a izquierda o derecha.

Echo de menos la posibilidad de encender la pantalla con un doble toque, una característica que resulta muy útil para ver el detalle de las notificaciones sin tener que desbloquear el teléfono.

Desde la pantalla de bloqueo propiamente dicha podemos acceder rápidamente a dos aplicaciones configurables a través de unos iconos de acceso directo que se sitúan en las esquinas de la parte inferior de la pantalla. Por defecto, tenemos acceso al teléfono y a la cámara.

El Samsung S9+ incorpora la función Multi Window para ejecutar aplicaciones en ventanas, y esta funcionalidad resulta especialmente útil con la gran pantalla de este teléfono.

Samsung incluye una opción que permite mostrar solo un área de una aplicación en la parte superior de la pantalla. Es como si viéramos la app a través de una ventana de altura reducida.

 

El teclado del Galaxy S9+ resulta cómodo de utilizar gracias al gran tamaño de la pantalla. Incorpora la funcionalidad de texto predictivo, que funciona bastante bien, y la posibilidad de escribir arrastrando el dedo sobre las teclas, puntuar automáticamente, poner en mayúsculas automáticamente la primera letra de cada frase, modificar la anchura y altura del teclado, etc.

Si eres de los que no les gusta que otra persona utilice su smartphone por si se pone a curiosear, te alegrará saber que Samsung incluye una funcionalidad llamada Carpeta Segura que permite proteger el acceso a imágenes, notas, correos electrónicos y aplicaciones de forma sencilla.

El acceso a la carpeta segura se puede proteger mediante contraseña, huella dactilar o iris, y podemos escoger si queremos que se haga copia de seguridad del contenido de la carpeta segura.

Como novedad, podemos configurar una huella dactilar diferente para desbloquear la carpeta segura, lo cual puede resultar útil si queremos dar acceso a nuestro teléfono mediante huella a un ser cercano, por ejemplo un hijo, pero no queremos que pueda acceder a la carpeta segura.

 

En el Samsung Galaxy S8+, la carpeta segura también servía para clonar apps y poder utilizar dos cuentas diferentes aún cuando la app no tenía soporte multi-cuenta. En el Galaxy S9+, no es necesario utilizar la Carpeta Segura para este fin ya que existe una función llamada Mensajería Dual.

Aquellas apps que son compatibles con Mensajería Dual, por ejemplo Facebook o Telegram, permiten configurar dos cuentas independientes. Incluso es posible limitar los contactos que serán visibles para la segunda copia de la app.

El Samsung Galaxy S9+ incorpora control mediante movimientos y gestos:

  • Smart alert, que hace vibrar al dispositivo cuando lo cojas para avisar de llamadas perdidas y mensajes
  • Smart stay, que detecta si estás mirando la pantalla y la mantiene encendida mientras la miras
  • Silenciar rápido, que permite silenciar las llamadas entrantes y alarmas cubriendo la pantalla con la mano o dando la vuelta al dispositivo.
  • Direct call, que llama al contacto cuyos detalles se ven en pantalla al acercar el teléfono al oido.
  • Desplazar palma para capturar, que permite realizar una captura de pantalla deslizando el lateral de la mano de un lado a otro de la pantalla.
  • Gesto de vista emergente, que convierte la aplicación en una ventana al desplazar el dedo hacia abajo en diagonal desde cualquier esquina superior
  • Captura completa, que muestra opciones adicionales después de realizar una captura de pantalla, por ejemplo para capturar áreas ocultas de la pantalla.
  • Inicio rápido de cámara, que abre la cámara pulsando dos veces el botón de encendido.

Samsung también permite abrir o cerrar el panel de notificaciones al arrastrar hacia arriba o hacia abajo el dedo sobre el lector de huella dactilar.

Otra funcionalidad que incorpora Samsung es la posibilidad de enviar un mensaje de SOS a los contactos de emergencia al pulsar el botón Encendido tres veces rápidamente. El mensaje puede incluir imágenes captadas por las cámaras y una grabación de audio.

Por último, el Galaxy S9+ cuenta con el sistema de pago Samsung Pay, que combina el uso de las tecnologías NFC y MST (Magnetic Secure Transmission) con el lector de huella dactilar para poder pagar en comercios utilizando el móvil como una tarjeta de crédito. Ya hay un buen número de entidades financieras adscritas a este sistema.

 

La función No Molestar permite desactivar avisos — llamadas entrantes, notificaciones o alarmas — a determinadas horas, pudiendo establecer algunos contactos y aplicaciones como permitidos para que sus notificaciones sí que lleguen. Lamentablemente no permite escoger diferentes horarios según el día de la semana, algo que parece básico y fácil de implementar.

Por supuesto el Galaxy S9+ también soporta Smart Lock, una funcionalidad de Android poco conocida que permite no tener que desbloquear el dispositivo con huella dactilar, iris, PIN o contraseña si un dispositivo Bluetooth en el que confías está cerca — por ejemplo, una pulsera inteligente, un auricular Bluetooth, etc — o si estás en una ubicación en la que confías.

En el apartado Mantenimiento del Dispositivo podemos gestionar desde un único punto diversos aspectos del rendimiento del teléfono: la batería, el rendimiento, el almacenamiento, la memoria RAM y la seguridad.

Las principales funciones que ofrece son:

  • Batería: Permite conocer datos sobre el uso de la batería, activar los diferentes modos de ahorro, y conocer aplicaciones con un consumo anormal de batería.
  • Modo rendimiento (nuevo): Permite seleccionar un modo de funcionamiento entre cuatro (optimizado, juego, entretenimiento y alto rendimiento)
  • Almacenamiento: Permite conocer el uso del almacenamiento, eliminar datos innecesarios, y eliminar datos de usuario no utilizados.
  • Memoria: Permite conocer el uso de la memoria y detener aplicaciones con alto consumo.
  • Seguridad del dispositivo: Permite realizar análisis del dispositivo en busca de amenazas utilizando un anti-malware de McAfee.

Samsung también ha incorporado Game Launcher, que organiza todos los juegos en un solo lugar de forma automática, y permite silenciar el juego (pero no el teléfono) seleccionar tres modos de rendimiento (alto rendimiento, ahorro de energía y rendimiento normal).

Durante el propio juego, las Game Tools ofrecen funcionalidades interesantes como: pantalla completa, sin alertas al jugar, bloqueo de pulsación larga en inicio, bloqueo de tecla de navegación, bloqueo táctil de pantalla, bloqueo táctil Edge, silenciar el juego (pero no el teléfono) y bloqueo de brillo automático.

También es posible capturar una pantalla o incluso grabar un vídeo en el que aparezca tu propia cara en una esquina utilizando la cámara frontal. La fuente del sonido puede ser el micrófono del teléfono o el audio del juego.

Game Tools añaden funcionalidades útiles a la hora de disfrutar de juegos

 

Samsung ha integrado un gestor de temas que nos permite cambiar la apariencia de nuestro teléfono. Además de descargar temas completos, también es posible descargar fondos de pantalla, packs de iconos y diseños de la pantalla Always On Display.

Algunos temas son gratuitos pero otros son de pago. El buscador de temas permite buscar por tonos de color, en caso de que andemos buscando un tema con un tono de color en particular.

Samsung también ha incorporado la funcionalidad Samsung Pass, que permite recordar los usuarios y contraseñas en aplicaciones, y proteger su acceso mediante autenticación biométrica.

Otra funcionalidad interesante es el Monitor de Permisos de Aplicaciones, que notifica cuando las aplicaciones que se están ejecutando en segundo plano utilizan los permisos que has seleccionado. Por ejemplo, podemos ser avisados si una app utiliza la cámara o el micrófono estando en segundos plano.

El Samsung Galaxy S9+ incorpora una pantalla curvada a ambos lados que ofrece funcionalidades adicionales. Estando la pantalla encendida, la pantalla Edge muestra un panel con diversos contenidos contenidos si arrastramos hacia dentro la pestaña lateral.

Por defecto vienen instalados varios paneles de contenidos — Apps, People, Smart Select, Portapapeles, Reminder, Mantenimiento dispositivo, Tareas edge, Tiempo, Utilidades rápidas, Calendario, Internet de Samsung, Deportes y Finanzas — que podemos activar o desactivar a nuestro antojo. Además podemos descargar nuevos paneles, aunque no todos ellos son gratuitos sino que hay bastantes de pago.

Estando la pantalla apagada, el Galaxy S9+ no permite acceder a las funciones de la pantalla Edge. La pantalla Edge es más una curiosidad que una funcionalidad que aporte algo útil al usuario. Durante el tiempo que llevo utilizando el teléfono, rara vez me he acordado de que podía acceder a cierta información o app a través del panel correspondiente.

Por último, el Samsung Galaxy S9+ cuenta con la funcionalidad DeX que permite conectar el teléfono a un monitor, teclado y ratón para utilizarlo como si fuera un ordenador. Samsung ha lanzado una nueva base DeX Pad que permite colocar el teléfono en horizontal y utilizar su pantalla como un trackpad y, en el futuro, también como teclado.

Al utilizar el DeX Pad, la pantalla se transforma en un escritorio similar al de un ordenador, donde podemos abrir apps en ventanas, navegar por webs de escritorio, crear accesos directos, recibir notificaciones, etc. Además, Samsung ha mejorado el número de apps que se pueden ejecutar a pantalla completa con respecto a la generación anterior.

Ir a página