Análisis del Sony Xperia XZ3 a fondo y opinión


🎁 ¡Sorteo! Gana un Huawei P20, un Huawei P Smart+ o un WD MyCloud Home 2TB [ Participar ]

Ir a página

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Sony Xperia XZ3.
Sony acostumbra a presentar sus buques insignia en la feria Mobile World Congress de Barcelona en febrero y en la feria IFA de Berlín en agosto, con unos seis meses de diferencia. Esto hace que, entre dos generaciones sucesivas, las diferencias no sean tan grandes como en otros fabricantes.

Sony presentó en Barcelona el Xperia XZ2 y, más recientemente, el Xperia XZ3 en Berlín. Ambos smartphones presentan bastantes similitudes en diseño y especificaciones técnicas, pero también vemos diferencias notables en aspectos como la tecnología de pantalla.

El nuevo Sony Xperia XZ3 llega con pantalla Quad HD+ de 6″, procesador Snapdragon 845, 4GB de RAM, cámaras trasera/frontal de 19MP/13MP, 64GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD y batería de 3.330 mAh. Además, incorpora Side Sense, una funcionalidad que permite interactuar con los marcos del teléfono.

He tenido la oportunidad de utilizar el Sony Xperia XZ3 durante varias semanas, lo que me ha permitido probar a fondo su funcionamiento. A continuación, os cuento mis impresiones al respecto.

Índice

  1. Diseño y Pantalla
  2. Hardware y Batería
  3. Software y Multimedia
  4. Cámara y Llamadas
  5. Precio y Conclusiones

Diseño y construcción

En los últimos años, muchos seguidores de Sony habían pedido a la compañía japonesa una actualización del diseño de los smartphones Xperia. En opinión de muchos, sus smartphones se habían quedado atrás en aprovechamiento del espacio y en unos bodes demasiado angulosos.

Con el Xperia XZ2, Sony dio un paso adelante añadiendo curvas al diseño del terminal y ahora, con el Xperia XZ3, Sony ha dado otro paso a la hora de reducir los marcos, pero todavía le queda camino por recorrer.

La pantalla del Sony Xperia XZ3 posee esquinas redondeadas y está curvada a ambos lados, al estilo de los buques insignia de Samsung, por lo que los marcos laterales se ven estrechos.

Los marcos que rodean la pantalla por encima y por debajo son más estrechos de lo que tradicionalmente hemos visto en Sony pero siguen siendo más anchos de lo que encontramos en otros smartphones de gama alta.

Mientras que muchos fabricantes han optado por incorporar una muesca en la pantalla para prescindir del marco superior, Sony ha preferido mantener un marco tradicional bastante ancho donde se ubican los sensores, la cámara frontal, el auricular del oído y el LED de notificaciones.

Lo mismo ocurre con el marco inferior de la pantalla, que sigue estando presente y tiene un tamaño considerable en relación con otros smartphones, en los que prácticamente ha desparecido.

El espacio del marco inferior está solo parcialmente aprovechado, ya que no incluye ningún botón o escáner de huella pero, al menos, alberga un altavoz secundario que, como veremos más adelante, ofrece sonido estéreo.

Quizás estemos demasiado obsesionados con los marcos pero la realidad es que todos los fabricantes están yendo hacia el “todo pantalla” y, en este aspecto, mi impresión es que Sony no lidera sino que va a la zaga.

El Sony Xperia XZ3 cuenta con un cuerpo curvado y unos marcos algo más anchos que la competencia

 

El Sony Xperia XZ3 tampoco destaca por su delgadez ya que, aunque ha adelgazado considerablemente con respecto al Xperia XZ2 (11,1 mm), sigue estando por encima de otros smartphones con sus 9.9 mm. Ahora bien, como la cubierta trasera está curvada en sus cuatro lados, este grosor realmente solo se da en la zona central y el teléfono no se percibe tan ancho como pudiera parecer.

El Sony Xperia XZ3 posee un chasis de aluminio resistente de la serie 7.000 que es considerablemente más delgado que el del Xperia XZ2 gracias a la curvatura de la pantalla y de la cubierta trasera. Esto ha obligado a Sony ha hacer los botones más estrechos, pero siguen teniendo un buen tacto.

Tanto el frontal como la parte trasera cuentan con acabado en cristal Gorilla Glass 5. Si bien la generación más reciente de esta protección es Gorilla Glass 6, no podemos echar nada en cara a Sony dado que, actualmente, solo hay un smartphone que haya optado por esta protección.

 

El cristal curvado de la parte de atrás hace que sea un smartphone bastante resbaladizo. Al apoyarlo sobre una mesa o una superficie que no esté perfectamente nivelada, es frecuente que se mueva con “vida propia”, así que te recomiendo que tengas cuidado con dónde lo apoyas para evitar sustos.

Por otro lado, la curva de la parte de atrás hace que se adapte muy bien a la forma de la mano y que resulte cómodo de agarrar. Otro aspecto destacar del Xperia XZ3 es que las huellas dactilares no quedan apenas marcadas en la superficie trasera del teléfono, al menos en la versión de color blanco que hemos probado — también está disponible en negro y verde.

Un aspecto que me tiene desconectado de la parte de atrás es el pequeño saliente de metal que crea una “muesca” en el cristal de la cubierta trasera. Desconozco si tiene alguna utilidad o es un elemento puramente estético pero, si alguien lo sabe, agradeceré que lo comparta en los comentarios.

El metal se introduce en el cristal creando una “muesca” en la cubierta trasera

 

En mi análisis del Sony Xperia XZ2, dediqué algunas líneas a la ubicación del lector de huella dactilar, que pasó de estar integrado en el botón lateral de encendido a estar ubicado en una posición bastante incómoda de alcanzar en la parte de atrás.

Con el Xperia XZ3, Sony ha vuelto a cometer el mismo fallo ya que ha colocado el lector demasiado abajo, hasta el punto de que el dedo se va de manera instintiva al objetivo de la cámara cuando vas a desbloquear el teléfono — al menos durante los primeros días. Para colocar el dedo en el lector, es necesario doblarlo excesivamente o sostener el teléfono desde muy abajo.

Tanto la cámara trasera como el lector de huella dactilar están a ras de la superficie y tienen un tamaño prácticamente idéntico, lo que complica todavía más distinguirlos al tacto. Si Samsung escuchó las críticas sobre la posición del lector de huella en el Galaxy S8 y corrigió el fallo en el Galaxy S9, no esperamos menos de Sony para el XZ4.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, justo encima, el botón de volumen, que es alargado y de una sola pieza. En el otro extremo podemos ver el botón dedicado para la cámara, algo que cada vez se ve menos pero que Sony sigue manteniendo con gran acierto.

 

En el lateral izquierdo no encontramos ningún elemento.

 

La parte superior del teléfono únicamente cuenta con el compartimento que oculta la bandeja para la tarjeta tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD. Un aspecto que no nos gusta de los smartphones de Sony (y que no recordamos haber visto en otros fabricantes) es que al extraer esta bandeja, el teléfono se reinicia.

 

La parte inferior del teléfono solo posee un conector USB-C 3.1, ya que Sony ha prescindido del conector de auriculares en el Xperia XZ3.

 

Los bordes laterales del teléfono son bastante redondeados, por lo que no se clavan en la mano cuando sostenemos el teléfono con fuerza, lo que favorece el agarre cómodo del terminal a la hora de hablar por teléfono.

Por último, como ya es habitual en los dispositivos Sony, el Xperia XZ3 posee protección frente al agua y el polvo IP68, si bien la garantía no cubre daños por agua y, por tanto, no deberíamos utilizar el teléfono para tomar fotografías acuáticas.

Pantalla

El Sony Xperia XZ3 posee un panel OLED de 6″, lo que supone un cambio importante con respecto a modelos anteriores. Hasta ahora, Sony se había mantenido fiel a los paneles LCD pero, por fin, la compañía ha dado el salto a los paneles OLED.

Las pantallas OLED ofrecen mejoras visuales respecto a LCD como un tiempo de respuesta más rápido, menor pérdida de brillo desde ángulos extremos, mayor amplitud cromática y mejor uniformidad de la imagen debido a la ausencia de las variaciones en la retroiluminación que experimentan las pantallas LCD.

Por otro lado, en una pantalla OLED, es posible iluminar de forma independiente cada sub-píxel. Esto significa que las pantallas OLED son más eficientes en consumo energético que las LCD para la mayoría de los contenidos.

Además, las pantallas OLED pueden ofrecer un brillo máximo más elevado ya que pueden concentrar toda la energía en únicamente los sub-píxeles iluminados. Ahora bien, a la hora de mostrar una imagen blanca o casi blanca a pantalla completa, las pantallas LCD siguen siendo más brillantes y más eficientes.

La resolución del panel OLED del Xperia XZ3 es Quad HD+ (2880 x 1440 píxeles, 537 ppp) y cuenta con una relación de aspecto 18:9. La densidad de la pantalla es muy elevada, hasta el punto de que los píxeles individuales son absolutamente indistinguibles.

La pantalla del Sony Xperia XZ3 es un panel OLED de 6″

 

El Sony Xperia XZ3 posee un panel compatible con la reproducción de contenidos HDR, lo que significa que podrás disfrutar de contenidos con un gran rango dinámico en servicios de streaming como Netflix o incluso YouTube. Además, el Xperia XZ3 es capaz de convertir contenidos estándar a contenidos HDR mediante software a través de la funcionalidad X-Reality for mobile.

La matriz de sub-píxeles del Sony Xperia XZ3 es de tipo Pentile, en el que los sub-píxeles rojo, verde y azul no están dispuestos uno a continuación del otro en una hilera sino que están colocados formando rombos, como se puede apreciar en la imagen de más abajo.

A igualdad de resolución, las pantallas RGB se ven más nítidas que las pantallas PenTile de los paneles AMOLED, donde los sub-pixeles se organizan irregularmente con formas geométricas. El patrón PenTile produce un efecto de zigzagueo en las líneas rectas que es perceptible a simple vista si la resolución no es lo suficientemente elevada, aunque esto no es un problema en smartphones como el Xperia XZ3.

Matriz Pentile de la pantalla del Sony Xperia XZ3

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El Sony Xperia XZ3 ofrece tres modos de pantalla: Estándar, Profesional (calibrado para el gamut sRGB) y Super Vívido (reproduce colores más vibrantes, demasiado saturados para mi gusto).

En el modo estándar, que es el que viene activado por defecto,  la fidelidad de los colores es mejorable ya que el error medio (ΔE) es 7.7 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable). El error máximo de fidelidad se da con un valor de 12 dE.

En este modo, el smartphone cubre el 100% de los espacios de color sRGB y DCI-P3, este último utilizado habitualmente en la industria cinematográfica.

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.700ºK, lo que indica que la pantalla posee un tinte azulado bastante marcado que es en parte responsable de los pobres resultados en fidelidad de color.

Aunque es habitual que muchos smartphones estén calibrados para que la pantalla tienda a ser azulada, normalmente no es tan pronunciado. Jugando con los controles manuales del balance de blancos podemos mejorar este valor si optamos por el ajuste “cálido”.

Resultados de las pruebas con el modo de color estándar

 

En el modo profesional, que supuestamente está calibrado pensando en el espacio sRGB estándar de Android, la fidelidad de los colores sigue siendo bastante mejorable ya que el valor medio ΔE es de 5.8 dE y el error máximo de fidelidad se da con un valor de 10.6 dE. Me sorprende que la calibración en este modo se aleje tanto del estándar sRGB, aunque ya vimos lo mismo en el Xperia XZ2.

En este modo, el smartphone cubre prácticamente el 100% del espacio de color sRGB y un 78% del espacio DCI-P3. El color blanco presenta una temperatura de color de 7.749ºK, lo que indica que también posee un tinte azulado bastante marcado.

Resultados de las pruebas con el modo de color profesional

 

Por último, el modo super vívido ofrece colores más vibrantes que no son en absoluto fieles a la realidad ya que el valor medio Delta E es de 9.7 dE y el error máximo de fidelidad se da con un valor de 15.6 dE.

En este modo, el smartphone cubre más del 100% del espacio de color sRGB, un 100% del espacio DCI-P3 y un 79% del espacio Rec.2020. El color blanco presenta una temperatura de color de 8.074ºK, lo que indica que también posee un tinte azulado claramente visible.

Resultados de las pruebas con el modo de color super vívido

 

A pesar de que la fidelidad de color no es demasiado buena, la mayoría de los usuarios prefieren colores sobre-saturados a colores reales, por lo que esto no será un problema. Ahora bien, otros usuarios prefieren ver los colores tal y como los ideó el desarrollador de una app, así como poder editar fotografías sabiendo que lo que ven en pantalla es lo que mismo que verán otros.

El brillo máximo de la pantalla en modo manual es de 379 nits pero hemos conseguido alcanzar un brillo de 547 nits en modo de brillo automático bajo un entorno fuertemente iluminado. Estas medidas se han tomado mostrando un patrón uniforme de color blanco que ocupa el 100% de la pantalla.

Este valor de brillo es alto, aunque es superado por algunos smartphones como el Huawei Mate 20 Pro o el iPhone XS.

 

Hablando sobre el brillo, el comportamiento del brillo automático me ha parecido algo errático, con saltos muy fuertes de brillo sin que la iluminación ambiente cambiase. Desconozco si es algo específico del terminal o si el culpable el sistema de brillo adaptativo que estrena Android 9.

La pantalla del Sony Xperia XZ3 muestra un color negro totalmente puro, ya que los paneles OLED son capaces de no encender cada sub-píxel. De hecho, nuestro colorímetro no ha medido ningún nivel de brillo al mostrar el color negro, lo que significa que el contraste es, teóricamente, infinito.

El Sony Xperia XZ3 ofrece unos ángulos de visión muy amplios, tanto en cuanto al brillo, que apenas se ve afectado, como en cuanto a los colores, que solo cambian ligeramente de tono al observar la pantalla desde un ángulo extremo.

La pronunciada curva de la pantalla a ambos lados hace que los colores se vean algo diferentes en los extremos de la pantalla. Cuando el brillo de la pantalla es alto y la app tiene un fondo blanco, los extremos curvados se ven azulados.

 

Sony ha incorporado una funcionalidad llamada Retroiluminación inteligente detecta automáticamente si estás sujetando el teléfono en la mano y, en ese caso, mantiene la pantalla encendida aunque no toques la pantalla por un largo período de tiempo.

El Sony Xperia XZ3 también ofrece un modo Luz nocturna que cambia el balance de blancos de la pantalla para reducir la emisión de luz azul, ya que según ciertos estudios afecta negativamente al sueño El Xperia XZ3 permite ajustar el nivel de luz azul emitido por la pantalla, así como programar el encendido y apagado de este modo de pantalla.

Sony ha incorporado un modo de pantalla siempre activa al que Sony denomina Pantalla Ambiente. Con la pantalla bloqueada, este modo muestra el reloj (en varios estilos a elegir), el nivel de batería, las notificaciones, controles para la música y cierto contenido gráfico.

Es posible elegir que la pantalla Ambiente esté siempre activada, que se active al agarrar el dispositivo o que se active de forma inteligente (al caminar, al sacar del dispositivo del bolsillo o en otras situaciones). Al tocar dos veces la pantalla, también se activa la pantalla ambiente.

Si lo deseas, es posible añadir un sticker a la pantalla ambiente, así como mostrar fotografías de tu galería encerradas en burbujas que aparecen en posiciones aleatorias de la pantalla. Las fotografías que se muestran son aquellas recién hechas u otras tomadas anteriormente en la ubicación en la que te encuentres.

Pantalla Ambiente del Sony Xperia XZ3

Ir a página