Lei Jun desmiente tres ideas erróneas sobre Xiaomi

🎧 ¡Ofertón! La mejor promoción de Tronsmart en auriculares y altavoces ya está aquí [ Ver ofertas ]

Xiaomi es una de las compañías con más rápido crecimiento en los últimos años. A diferencia de Huawei, el fabricante chino no se encuentra sometido al veto estadounidense, lo que le ha permitido ganar cuota de mercado.

Lei Jun, fundador y director general de Xiaomi, ha hablado recientemente sobre la empresa china y ha aclarado tres conceptos erróneos bastante extendidos acerca de Xiaomi.

 

Xiaomi no es una compañía centrada en la gama baja

Según Jun, la mayoría de la gente considera que los productos de Xiaomi son todos productos de gama baja. Esto se debe probablemente a que es una marca china y el precio medio de sus smartphones son normalmente más baratos que los de otros fabricantes.

Para corregir este concepto erróneo, Jun afirma que la compañía comenzó a fabricar productos de alta gama a partir del Mi 10 Extreme Commemorative Edition. Lei Jun dice que el teléfono es uno de los más vendidos este año a pesar de su precio de 7.000 yuanes (6.000 euros).

También se lanzó su televisor inteligente de 98 pulgadas con un precio de 20.000 yuanes (2.570 euros), que ha sido muy popular.

 

Xiaomi no fabrica sus teléfonos

El segundo error es que los productos de Xiaomi son todos fabricados por el terceros. Lei Jun aclara que la compañía ha diseñado el modelo de fabricación, que es un modelo de producción muy avanzado.

También ha revelado que la compañía se ha propuesto establecerse con fuerza en la industria manufacturera. La compañía encargó la línea de producción inteligente más sofisticada de China que está casi totalmente automatizada.

La fábrica inteligente que se encuentra en Yizhuang, Beijing puede producir 10 millones de smartphones de gama alta al año y tiene sólo 100 empleados, incluidos los ingenieros. Lo interesante de la fábrica es que casi todo el equipo ha sido desarrollado por Xiaomi o por una empresa en la que Xiaomi ha invertido.

 

Xiaomi no tiene tecnología propia

La tercera idea errónea es que Xiaomi no tiene tecnología propia. Lei Jun no respondió directamente pero habló del crecimiento del negocio de Xiaomi en los últimos 10 años.

En 2011, los ingresos de Xiaomi fueron sólo de 500 millones, y en 2019 han alcanzado los 205.800 millones, situándose en el puesto 422 de la lista Fortune Global 500. Xiaomi compite en el mercado más competitivo del mundo. Jun señala que lograr tal crecimiento sería imposible sin tener la tecnología como base.

La tecnología de cámara es un ejemplo que el CEO utiliza para acallar a quienes afirman que la marca que no tiene su propia tecnología. Jun indica que Xiaomi tomó la decisión de liderar la tecnología de la cámara hace cuatro años, es decir, en 2016, cuando el negocio de telefonía móvil de Xiaomi estableció un departamento de cámaras.

Cuando se estableció por primera vez, sólo había 122 ingenieros en el departamento de cámaras. Hoy en día, el número de ingenieros en el departamento de cámaras ha llegado a 826, un aumento de casi 6 veces. Esto no incluye a los más de 350 ingenieros que proveen soporte técnico para cámaras en áreas como IA.

Lei Jun también indica que la compañía ha establecido sus centros de I+D de cámaras en ciudades de todo el mundo donde reconoce que hay talento. Como resultado, varios dispositivos de Xiaomi alcanzaron el primer puesto en la clasificación de DXOMark con críticas muy favorables.

El CEO también habló de la tecnología de carga de la marca, incluyendo su adaptador de carga GaN. Aunque se trata de un producto menor, la velocidad con la que Xiaomi ha comenzado a fabricar adaptadores baratos de GaN muestra su determinación de ayudar a más personas a adoptar soluciones tecnológicas líderes.

🎧 ¡Ofertón! La mejor promoción de Tronsmart en auriculares y altavoces ya está aquí [ Ver ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
1%
Feliz
1%
Indiferente
1%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
90%
Incrédulo
1%
¡Buen trabajo!
4%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario