Amazon lanza un estante inteligente que hace un pedido cuando se agota el producto

👉 Interesante: Identifica llamadas no deseadas y graba llamadas gratis con 📞CallApp [ +Info ]

¿Recuerdas el botón Dash de Amazon que podías pulsar para pedir cierto producto doméstico que se te estaba acabando?

Su reemplazo, Dash Smart Shelf, ya está aquí. Se trata de un estante que monitoriza el peso de artículos cotidianos y hace un pedido automáticamente para reponer el inventario o envía una notificación de que las existencias se están agotando.

A diferencia del botón original de Dash que estaba dedicado a un solo producto, el nuevo estante inteligente puede ser configurado para monitorizar un determinado producto y volver a ser configurado para otro producto en otro momento.

Dash Smart Shelf monitoriza el peso de los productos colocados sobre él y es lo suficientemente precavido como para abstenerse de hacer un pedido si simplemente estás ordenando los productos en el armario.

 

Si un artículo es retirado del estante inteligente, esperará 12 horas antes de lanzar un pedido o enviar una notificación de que las existencias son bajas.

Dash Smart Shelf tiene una duración de batería de 2 años, por lo que no tienes que estar muy pendiente de él. Está disponible en 3 tamaños: pequeño (18 cm x 18 cm), mediano (30 cm x 25 cm) y grande (46 cm x 33 cm).

El tamaño intermedio de Dash Smart Shelf cuesta habitualmente 20 dólares en Amazon USA pero ahora está rebajado a 11,99 dólares y, además, Amazon ofrece un descuento de hasta el 25% en el primer pedido de resposición. En España, no está disponible para compra.

👉 Interesante: Identifica llamadas no deseadas y graba llamadas gratis con 📞CallApp [ +Info ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario