Análisis del Samsung Galaxy S10+ a fondo y opinión


¡Oferta! Auriculares inalámbricos 🎧TaoTronics S60 con cancelación de ruido por 44,99€ con cupón SKBM2TG5 [ Amazon ]

Ir a página

Software y funcionalidades

El Samsung Galaxy S10+ corre Android 9 Pie y, por encima del sistema operativo, incorpora la nueva capa de personalización Samsung One UI 1.1.

Samsung ha creado One UI con el objetivo de simplificar el uso del smartphone, agrupando las opciones para no confundir al usuario y desplazando los controles a la parte inferior del smartphone donde sea más fácil acceder a ellos.

La capa de personalización Samsung One UI ofrece un aspecto colorido y habrá quienes consideren que los iconos tienen un diseño algo infantil.

El cajón de aplicaciones está activo por defecto, pero Samsung ofrece la opción de desactivarlo si preferimos tener todos los iconos en el escritorio.

Para acceder al cajón, basta con arrastrar ligeramente la pantalla hacia arriba estando en el escritorio. También es posible activar un botón que dé acceso al cajón de aplicaciones.

En los Ajustes podemos configurar que, al arrastrar la pantalla hacia abajo, no se abra el cajón sino el panel de notificaciones, algo que resulta útil ya que la zona de notificaciones y accesos rápidos queda algo lejos del dedo por la longitud de la pantalla.

Por defecto, la cuadrícula de iconos es 4×5, lo que hace que los iconos se vean con un tamaño demasiado grande, por lo que mi consejo es que la cambies a 4×6, 5×5 o 5×6. De igual forma también podemos cambiar el tamaño de la cuadrícula del cajón de aplicaciones.

A diferencia de otros fabricantes, Samsung no ha implementado una navegación por gestos como tal sino que es posible sustituir los tres botones por tres pequeñas barras que, aunque ocupan menos, actúan de forma similar a los botones.

La pantalla principal muestra un gran widget con la hora y la temperatura, la barra de búsqueda de Google. Los iconos muestran el número de notificaciones pendientes por leer en un pequeño círculo, lo cual resulta bastante útil.

Si mantenemos pulsado un icono, podemos acceder a diversas opciones como Elegir elementos, Eliminar de inicio y Desinstalar, así como opciones específicas de esa aplicación. Por ejemplo, en Twitter podemos elegir Buscar, Nuevo tweet, Mensaje nuevo y Escanear código QR; y en la app de Cámara podemos escoger entre Foto o Vídeo.

Interfaz Samsung One UI

 

El panel de notificaciones es de color blanco y muestra una primera fila de botones que nos dan acceso rápido a seis ajustes, sin ningún texto. Algunos de estos iconos — como WiFi, Sonido, Bluetooth, etc. — abren diversas opciones al mantenerlos pulsados.

Debajo de esta primera hilera de botones aparece una barra de SmartThings y, justo debajo, las notificaciones, aunque es posible posible desplegar muchos más botones y acceder al control de brillo arrastrando de nuevo la primera hilera hacia abajo o utilizando el gesto de arrastrar el panel de notificaciones con dos dedos.

Samsung permite personalizar la cuadrícula de botones — 3×3, 4×3 y 5×3 — y, si pulsamos en una flecha que hay junto al control de brillo, podemos des-/activar el brillo automático y situar el control de brillo encima del panel de notificaciones.

En la barra de estado podemos elegir si solo deben mostrarse las 3 notificaciones o todas las notificaciones que quepan. De igual forma, podemos activar que se muestre el porcentaje de batería con un número.

Panel de notificaciones y accesos rápidos

 

Samsung permite girar la interfaz para poder utilizarla en modo horizontal, lo cual resulta útil si estamos usando una app en modo horizontal (por ejemplo, la cámara) y queremos pasar a otra también en horizontal sin tener que girar el teléfono entre medias.

Modo horizontal de la interfaz del Samsung Galaxy S10+

 

La sección de Ajustes muestra un listado de grupos de opciones — Conexiones, Sonidos y vibración, Notificaciones, Pantalla, Fondos pantalla y temas, Pantalla Bloqueo, Datos biométricos y seguridad, Nube y cuentas, Google, Funciones avanzadas, Salud digital, Mantenimiento del dispositivo, Aplicaciones, Administración general, Accesibilidad, Actualización de software, Manual de usuario y Acerca del teléfono — y al entrar en cada grupo accedemos a los ajustes individuales.

Una de las funcionalidades más útiles es Always On Display, que muestra permanentemente información de hora/fecha e iconos de notificaciones en la pantalla aún cuando está apagada. Si pulsamos dos veces sobre un icono, se abre dicha aplicación al desbloquear el teléfono.

Samsung ofrece varios diseños para el reloj que se muestra en la pantalla Always On Display, y es posible incluso mostrar elementos de color o fotografías. Además del reloj de la pantalla Always On Display, también podemos personalizar el reloj de la pantalla de bloqueo.

Si estamos fuera de nuestro país, podemos hacer que el Samsung Galaxy S10+ muestre dos relojes, uno con la hora local y otro con la de casa.

Estando en la pantalla Always On Display, podemos hacer un doble toque en la pantalla para ver la pantalla de bloqueo con todas las notificaciones.

Samsung ofrece unos widgets llamados Facewidgets que pueden utilizarse en la pantalla de bloqueo y en la pantalla Always On Display.

Los facewidgets dan acceso a controles de reproducción de música, una vista de la agenda, información de la siguiente alarma, el tiempo y rutinas Bixby. Para ir pasando por los Facewidgets desde la pantalla Always On Display hay que hacer un doble toque sobre la hora y, después, deslizar a izquierda o derecha.

Desde la pantalla de bloqueo propiamente dicha podemos acceder rápidamente a dos aplicaciones configurables a través de unos iconos de acceso directo que se sitúan en las esquinas de la parte inferior de la pantalla. Por defecto, tenemos acceso al teléfono y a la cámara.

El Samsung S10+ incorpora la función Multi Window para ejecutar aplicaciones en ventanas, y esta funcionalidad resulta especialmente útil con la gran pantalla de este teléfono. También es posible abrir una app en una ventana flotante sobre el escritorio.

 

El teclado del Galaxy S10+ resulta cómodo de utilizar gracias al gran tamaño de la pantalla. Incorpora la funcionalidad de texto predictivo, que funciona bastante bien, y la posibilidad de escribir arrastrando el dedo sobre las teclas, puntuar automáticamente, poner en mayúsculas automáticamente la primera letra de cada frase, modificar la anchura y altura del teclado, etc.

Si eres de los que no les gusta que otra persona utilice su smartphone por si se pone a curiosear, te alegrará saber que Samsung incluye una funcionalidad llamada Carpeta Segura que permite proteger el acceso a imágenes, notas, correos electrónicos y aplicaciones de forma sencilla.

El acceso a la carpeta segura se puede proteger mediante patrón, PIN, contraseña o huella dactilar. Podemos configurar una huella dactilar diferente para desbloquear la carpeta segura, lo cual puede resultar útil si queremos dar acceso a nuestro teléfono mediante huella a un ser cercano, por ejemplo un hijo, pero no queremos que pueda acceder a la carpeta segura.

Otra opción disponible es cambiar el icono de la carpeta segura por algo que sea menos reconocible.

 

El Samsung Galaxy S10+ incluye una función llamada Mensajería Dual que permite utilizar dos cuentas independientes para la misma aplicación.

Aquellas apps que son compatibles con Mensajería Dual, por ejemplo Facebook o Telegram, permiten configurar dos cuentas independientes. Incluso es posible limitar los contactos que serán visibles para la segunda copia de la app.

El Samsung Galaxy S10+ incorpora control mediante movimientos y gestos:

  • Smart alert, que hace vibrar al dispositivo cuando lo cojas para avisar de llamadas perdidas y mensajes
  • Smart stay, que detecta si estás mirando la pantalla y la mantiene encendida mientras la miras
  • Silenciar rápido, que permite silenciar las llamadas entrantes y alarmas cubriendo la pantalla con la mano o dando la vuelta al dispositivo.
  • Deslizar palma para capturar, que permite realizar una captura de pantalla deslizando el lateral de la mano de un lado a otro de la pantalla.
  • Deslizar para llamar/enviar SMS, que permite deslizar un contacto o un número hacia la derecha para realizar una llamada o hacia la izquierda para enviar un mensaje en Teléfono o Contactos
  • Captura completa, que muestra opciones adicionales después de realizar una captura de pantalla, por ejemplo para capturar áreas ocultas de la pantalla.
  • Inicio rápido de cámara, que abre la cámara pulsando dos veces el botón de encendido.

Otra funcionalidad que incorpora Samsung es la posibilidad de enviar un mensaje de SOS a los contactos de emergencia al pulsar el botón Encendido tres veces rápidamente. El mensaje puede incluir imágenes captadas por las cámaras y una grabación de audio.

El Galaxy S10+ cuenta con el sistema de pago Samsung Pay, que combina el uso de las tecnologías NFC y MST (Magnetic Secure Transmission) con el lector de huella dactilar para poder pagar en comercios utilizando el móvil como una tarjeta de crédito. Ya hay un buen número de entidades financieras adscritas a este sistema.

 

La función No Molestar permite desactivar avisos — llamadas entrantes, notificaciones o alarmas — a determinadas horas, pudiendo establecer algunos contactos como permitidos para que sus llamadas y mensajes sí que lleguen. Lamentablemente no permite escoger diferentes horarios según el día de la semana, algo que parece básico y fácil de implementar.

Samsung ha añadido una funcionalidad llamada Recordatorios de notificaciones para recibir recordatorios periódicos sobre notificaciones de aplicaciones y llamadas perdidas. Podemos escoger la frecuencia de los recordatorios, así como para qué aplicaciones se producirán.

Por supuesto el Galaxy S10+ también soporta Smart Lock, una funcionalidad que permite no tener que desbloquear el dispositivo con huella dactilar, PIN o contraseña si un dispositivo Bluetooth en el que confías está cerca (por ejemplo, una pulsera inteligente, un auricular Bluetooth, etc.), si llevas el dispositivo encima o si estás en una ubicación en la que confías.

En el apartado Mantenimiento del Dispositivo podemos gestionar desde un único punto diversos aspectos del rendimiento del teléfono: la batería, el almacenamiento, la memoria RAM y la seguridad.

Las principales funciones que ofrece son:

  • Batería: Permite conocer datos sobre el uso de la batería, activar los diferentes modos de ahorro, y conocer aplicaciones con un consumo anormal de batería.
  • Almacenamiento: Permite conocer el uso del almacenamiento, eliminar datos innecesarios, y eliminar datos de usuario no utilizados.
  • Memoria: Permite conocer el uso de la memoria y detener aplicaciones con alto consumo.
  • Seguridad: Permite realizar análisis del dispositivo en busca de amenazas utilizando un anti-malware de McAfee.

Samsung ha añadido la funcionalidad de Salud digital de Google que nos muestra estadísticas sobre el uso del smartphone — número de notificaciones recibidas, número de desbloqueo, tiempo dedicado a cada app, etc. — y permit establecer controles.

Samsung también ha incorporado Game Launcher, que organiza todos los juegos en un solo lugar de forma automática, y permite silenciar el juego (pero no el teléfono) yseleccionar tres modos de rendimiento (alto rendimiento, ahorro de energía y equilibrado).

Durante el propio juego, las Game Tools ofrecen funcionalidades interesantes como: minimizar notificaciones y llamadas, no mostrar notificaciones, bloquear Bixby / Contenido Edge / Brillo automático, activar Dolby Atmos, bloquear botones de navegación o bloquear el táctil de la pantalla.

También es posible capturar una pantalla o incluso grabar un vídeo en el que aparezca tu propia cara en una esquina utilizando la cámara frontal. La fuente del sonido puede ser el micrófono del teléfono o el audio del juego.

Game Tools añade funcionalidades útiles a la hora de disfrutar de juegos

 

Samsung ha integrado un gestor de temas que nos permite cambiar la apariencia de nuestro teléfono. Además de descargar temas completos, también es posible descargar fondos de pantalla, packs de iconos y diseños de la pantalla Always On Display.

Algunos temas son gratuitos pero otros son de pago. El buscador de temas permite buscar por tonos de color, en caso de que andemos buscando un tema con un tono de color en particular.

Samsung también ha incorporado la funcionalidad Samsung Pass, que permite recordar los usuarios y contraseñas en aplicaciones, y proteger su acceso mediante autenticación biométrica. También es posible guardar datos personales para rellenar formularios automáticamente.

El Samsung Galaxy S10+ incorpora una pantalla curvada a ambos lados que ofrece funcionalidades adicionales.

Estando la pantalla encendida, la pantalla Edge muestra un panel con diversos contenidos contenidos si arrastramos hacia dentro la pestaña lateral.

Por defecto vienen instalados varios paneles de contenidos — Apps, Samsung Members, Mensaje animado, People, Smart Select, Tareas Edge, Tiempo, Utilidades rápidas, Music, Internet de Samsung, Reminder y Portapapeles Edge — que podemos activar o desactivar a nuestro antojo.

Estando la pantalla apagada, el Galaxy S10+ no permite acceder a las funciones de la pantalla Edge. La pantalla Edge es más una curiosidad que una funcionalidad que aporte algo útil al usuario. Durante el tiempo que llevo utilizando el teléfono, rara vez me he acordado de que podía acceder a cierta información o app a través del panel correspondiente.

Por último, el Samsung Galaxy S10+ cuenta con la funcionalidad DeX que permite conectar el teléfono a un monitor, teclado y ratón para utilizarlo como si fuera un ordenador.

Ya no es necesario utilizar una base DeX como en el pasado, sino que es suficiente con un adaptador HDMI que se conecta al puerto USB-C del Samsung Galaxy S10+ y que permite conectar el smartphone a un televisor / monitor.

 

La pantalla del Samsung Galaxy S10+ puede actuar como touchpad pero seguirás necesitando un teclado Bluetooth para ser realmente productivo (y posiblemente también un ratón Bluetooth porque la pantalla del Galaxy S10+ no es el mejor touchpad).

Al utilizar DeX, la interfaz del teléfono se ve en el monitor como un escritorio de ordenador, donde podemos abrir apps en ventanas, navegar por las versiones de escritorio de páginas web, crear accesos directos, recibir notificaciones, etc.

Asistente virtual Bixby

Bixby es el asistente inteligente de Samsung que debutó hace un par de años con el Samsung Galaxy S8. A diferencia de Siri, el asistente virtual de Apple, Bixby no es simplemente un asistente de voz sino que ofrece cuatro funcionalidades: ver, hablar, recordar y recomendar.

Bixby Vision permite buscar imágenes, encontrar productos online, localizar información sobre lugares cercanos, realizar traducciones, descodificar códigos QR, identificar vinos por su etiqueta, e identificar alimentos para proporcionar información nutricional.

El reconocimiento de imagen tiene un funcionamiento bastante irregular, como podemos apreciar en estas capturas de ejemplo. En ocasiones acierta pero en otras no consigue identificar el alimento.

 

Bixby Reminder permite añadir un recordatorio según la hora y la localización. Estos recordatorios se pueden integrar en Bixby Home para que el usuario pueda ver las próximas citas mientras utiliza otras funciones del dispositivo.

Bixby Home es una pantalla que se encuentra a la izquierda de la página principal. Muestra información relevante para el usuario en una sola pantalla, y ofrece tarjetas dinámicas que se pueden personalizar para incluir contenido como noticias, detalles sobre las próximas citas, información de redes sociales, etc.

Resulta interesante comprobar que aplicaciones de terceros como LinkedIn, Uber, YouTube, Spotify, Twitter o Facebook pueden mostrar información a través de una de estas tarjetas, pero en la práctica tampoco tiene gran utilidad.

 

Bixby Voice es el asistente de Samsung que permite interactuar con el teléfono mediante la voz y pedirle que realice acciones o proporcione información. Desde hace poco, Bixby Voice está disponible en español.

Una vez elegido el idioma español, el siguiente paso es entrenar a Bixby para que reconozca el comando “Hi Bixby.” Aunque elijas el idioma español, la frase que debes utilizar para invocar a Bixby con la voz es “Hi Bixby” — no “Hola Bixby” como pudiéramos pensar.

Si activas la función “Usar con el teléfono bloqueado” en Ajustes, dejarás a Bixby realizar algunas acciones como llamar, buscar restaurantes o recuperar la información del tiempo cuando el teléfono está bloqueado. 

Todas las apps de Samsung permiten comandos de voz (por ejemplo, “muestra mis fotos”, “cambia a la cámara frontal”, “borra el último correo”, etc.), y el propio sistema operativo también admite órdenes como “captura pantalla”, “abre Facebook” “aumenta el brillo de la pantalla.”

Algunas apps de terceros también admiten órdenes a través de Bixby. Por ejemplo, la app de BBVA admite comandos tipo “¿Dónde está el cajero más cercano?” y la app de LaLiga responde a comandos como “¿cómo quedó el Real Madrid?” o “¿cómo va la clasificación?”.

Por último, Bixby admite rutinas, que permiten sustituir un comando o conjunto de comandos por una palabra o frase sencilla. Por ejemplo, si quieres activar la WiFi, desactivar Bluetooth y comenzar a reproducir música al llegar a casa, puedes crear un único comando llamado “Casa”y personalizar una palabra o frase para activar la rutina.

Aplicaciones incluidas

Samsung incorpora algunas aplicaciones propias pre-instaladas pero ofrece muchas más a través de la tienda Galaxy Apps.

Las únicas apps de Samsung que llegan pre-instaladas son SmartThings, Internet, Galaxy Wearable, Samsung Members, Samsung Health y Samsung Notes.

SmartThings es una aplicación que permite gestionar dispositivos del hogar conectados. No solamente permite configurarlos desde el móvil sino que es posible crear modos para enviar órdenes a varios dispositivos a la vez, o incluso crear reglas para ejecutar acciones de forma automática.

Lamentablemente, a pesar de que en mi casa tengo algunos dispositivos inteligentes como la cámara de seguridad Netatmo Welcome o el termostato inteligente Tado, solamente ha reconocido un televisor inteligente LG y otro Samsung (este último de un vecino pared con pared).

Internet es el propio navegador web de Samsung, que ofrece algunas funcionalidades interesantes como las extensiones, que permiten descargar bloqueadores de contenido (como anuncios), bloqueadores de rastreadores, enviar vídeo a un televisor, obtener coincidencias de productos en Amazon, etc.

Galaxy Wearable es la antigua app Samsung Gear que permite emparejar y gestionar dispositivos werables como relojes inteligentes o pulseras de actividad de Samsung.

Samsung Members es una app para ofrecer ayuda a los usuarios, y también proporciona algunas ventajas. Samsung Notes es una app que permite tomar notas de forma sencilla y sincronizarlas con otros dispositivos a través de nuestra cuenta de Samsung.

La aplicación Samsung Health dedicada al cuidado de nuestra salud hace uso del podómetro que incorpora el Galaxy S10+ para medir nuestros pasos y también utiliza el sensor de ritmo cardíaco para registrar nuestra frecuencia del ritmo cardíaco. También es capaz de integrarse con otras apps de salud para recopilar datos de tu actividad física.

 

Si echas de menos algunas de las aplicaciones que antes venían instaladas de fábrica en los teléfonos de la marca — como Samsung Music, Samsung Internet, Kids Mode, S Note, Car Mode, S Translator, Slide Sync, y Video — puedes descargarlas desde la tienda.

En cuanto a apps de terceros, el Samsung Galaxy S10+ llega con algunas apps pre-instaladas como la suite de aplicaciones de Microsoft (Office Mobile, OneDrive, LinkedIn), Facebook, Spotify y, por supuesto, las apps de Google.

Multimedia

El Samsung Galaxy S10+ cuenta con dos altavoces estéreo calibrados por AKG.

Uno de los altavoces está situado en la parte inferior del dispositivo, junto al conector USB-C, mientras que el otro está colocado en el auricular del oído.

El Samsung Galaxy S10+ es compatible con sonido surround  Dolby Atmos, que puede disfrutarse tanto con auriculares como con los altavoces del propio teléfono.

Mi impresión es que el sonido del Galaxy S10+ es excelente, a la altura de otros smartphones de gama alta con configuración de doble altavoz, como el iPhone XS.

Me hubiera gustado más que el altavoz inferior estuviera situado en el frontal del dispositivo, ya que en su posición actual resulta relativamente fácil taparlo inadvertidamente al ver una película o jugar en horizontal.

El Samsung Galaxy S10+ es compatible con UHQ Audio de 32 bits, y también soporta PCM hasta 32 bits.

Además, cuenta con la funcionalidad Bluetooth Dual Audio que permite reproducir música en dos dispositivos Bluetooth al mismo tiempo, lo cual puede ser útil si tenemos más de un altavoz o de unos auriculares Bluetooth. Ahora bien, los altavoces no suenan necesariamente en sincronía, por lo que está más pensado para situaciones en las que los altavoces están separados — por ejemplo, uno en cada habitación — o se usan auriculares.

Samsung ha incorporado algunas funciones interesantes de sonido como Adapt Sound para calibrar el sonido emitido a través de los auriculares a la respuesta frecuencial de nuestro oído.

Samsung incorpora un ecualizador y una función llamada Optimizador UHQ que mejora la resolución del sonido de la música y vídeos. También podemos activar el sonido Dolby Atmos para un efecto envolvente y el sonido Dolby Atmos para juegos.

Otra opción interesante es sonido de aplicación independiente, que permite reproducir el sonido de una aplicación en otro dispositivo de audio. De esta forma podemos hacer que una app como Spotify reproduzca el sonido por un altavoz Bluetooth mientras que el resto de sonidos siguen sonando en el teléfono.

 

Samsung ha optado por no incorporar su propio reproductor de música sino que ha recurrido a Play Música, el reproductor de Google. Play Música permite organizar nuestras canciones por géneros, artistas, álbumes y títulos, y ofrece un servicio de suscripción de música en streaming similar a Spotify.

También podemos descargar la app Música de Samsung desde la tienda Galaxy Apps, que cuenta con un diseño muy atractivo y está muy bien integrado con el resto de servicios y aplicaciones de Samsung.

En la caja del Samsung Galaxy S10+ encontramos unos auriculares AKG by Harman que suenan bastante mejor que los auriculares que incluyen otros fabricantes.

 

La aplicación Galería se utiliza para visualizar y reproducir las fotos y vídeos almacenados en el teléfono. La aplicación también permite editar las imágenes mediante diversas funcionalidades integradas, y es posible asignar contactos a caras para que las reconozca en las fotografías.

La aplicación muestra cuatro apartados: Imágenes, Álbumes, Historias y Compartido. El apartado Historias muestra agrupaciones de fotografías por ubicación y por fecha, mientras que el apartado Compartido permite crear álbumes compartidas con amigos y familiares.

 

La reproducción de vídeos almacenados en el teléfono es buena gracias a su excelente pantalla que, como hemos comentado, ofrece negros profundos y un brillo alto. Hemos probado a reproducir vídeos 4K codificados tanto con H.264 como con el codec HEVC más moderno, y el teléfono ha podido reproducirlos sin problema.

Por supuesto, también podemos disfrutar de vídeo de servicios de streaming como Netflix, HBO o Amazon Prime Video. Además, el Samsung Galaxy S10+ cuenta con la biblioteca Widevine L1, por lo que es posible ver contenidos de estos servicios de streaming en HD.

En YouTube podemos disfrutar de contenidos en alta resolución e incluso en formato HDR.

La reproducción de vídeo de servicios de streaming como Netflix es excelente

Ir a página