Análisis del Samsung Galaxy S9+ a fondo y opinión [REVIEW]


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Hardware y rendimiento

Samsung comercializa dos variantes del Samsung Galaxy S9+, una con procesador Qualcomm Snapdragon 845 y otra con Samsung Exynos 9810, en función de la región a la que va dirigido el dispositivo. Ambos procesadores han sido fabricados en un proceso de 10 nm como el de sus antecesores, por lo que no es de esperar un salto en eficiencia energética tan grande como el del año pasado.

En España, Samsung comercializa la versión con el procesador de la “casa”, el Samsung Exynos 9810, que cuenta con ocho núcleos – cuatro potentes núcleos M1 de 2ª generación de Samsung a 2.3GHz y cuatro núcleos Cortex-A53 a 1.7GHz – más una GPU Mali G71.

Galaxy S9+ con
Qualcomm Snapdragon 845
Galaxy S9+ con
Samsung Exynos 9810
CPU  4 x Kryo 385 Gold a 2.7GHz
4 x Kryo 385 Silver a 1.7GHz
10nm
 4 x Mongoose M3 a 2.8GHz
4 x Cortex-A55 a 1.7GHz
10 nm
GPUAdreno 630Mali-G72 MP18
Memoria6GB LPDDR46GB LPDDR4

El Samsung Galaxy S9+ cuenta con 6GB de memoria RAM (su hermano menor, Galaxy S9, solo con 4GB) que son más que suficientes para poder tener varias aplicaciones abiertas a la vez.

Es cierto que hay en el mercado algunos smartphones con 8GB de RAM, sobre todo de fabricantes chinos como OnePlus, pero me atrevería a decir que es más una cuestión de marketing que una mejora real para los usuarios. A este ritmo, llegará un momento en el que los smartphones tengan más memoria RAM que nuestros ordenadores.

Los resultados del Samsung Galaxy S9+ en los benchmarks son excelentes

 

Hemos sometido al Galaxy S9+ a algunas pruebas de rendimiento para ver qué tal se comporta frente a otros teléfonos de gama alta y, a continuación, mostramos los resultados en cada test.

En el benchmark AnTuTu v7 ha dado un resultado de 243.884 puntos, una puntuación excelente.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido 3.732/9.021 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados muy elevados.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados muy elevados en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura del almacenamiento.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación de 5.625 puntos, un valor que es sorprendentemente bajo para las características de este smartphone. Desconocemos a qué se puede deber este inusual comportamiento.

 

En cuanto a capacidad gráfica, en la prueba SlingShot de 3DMark, el teléfono ha obtenido unos resultados buenos, pero por debajo de otros smartphones de gama alta.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados increíbles.

 

Los resultados de los benchmarks confirman lo que ya esperábamos: El Samsung Galaxy S9+ es un smartphone extremadamente potente ya que cuenta con los componentes hardware más avanzados del momento.

El Samsung Galaxy S9+ es el primer smartphone que llega con la nueva hornada de procesadores estrella de Qualcomm y Samsung, por lo que posee ventaja en rendimiento frente a cualquier otro smartphone. No obstante, en pocas semanas llegarán los nuevos Xperia XZ2 y XZ2 Compact con Snapdragon 845, así como otros rivales igualmente potentes.

Dejando a un lado los benchmarks, en el tiempo que llevo utilizando el Galaxy S9+, se ha comportado con total fluidez y no he experimentado ningún parón. Bien sea por las optimizaciones del software o por la mayor potencia de los procesadores, los tiempos en los que la capa de personalización de Samsung era sinónimo de«lag» (LagWiz la llamaban algunos) son cosa del pasado.

Tampoco he notado que el teléfono cierre aplicaciones en segundo plano por falta de memoria ni he sufrido cierres repentinos de aplicaciones.

El Samsung Galaxy S9+ es un smartphone ideal para disfrutar de juegos

 

En los juegos 3D exigentes que he probado – Asphalt Xtreme, Dead Effect 2 y Dead Trigger 2 – el rendimiento del Galaxy S9+ ha sido excelente y los tres títulos se mueven con una tasa de imágenes por segundo elevada.

Utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado ha sido muy bueno:

JuegoMedia de FPSEstabilidad%GPU%CPU
Asphalt Xtreme30100%13%7%
Dead Effect 26099%6%10%
Dead Trigger 230100%2%6%

Como todos los teléfonos de gama alta, el Galaxy S9+ se calienta al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D, pero no demasiado. Durante periodos de alta intensidad hemos medido una temperatura en la superficie trasera del teléfono de 32ºC, un valor muy reducido.

El Samsung Galaxy S9+ solo se comercializa con 64GB de almacenamiento interno, de los cuales quedan libres menos de 50GB nada más sacarlo de la caja. Por suerte, el Galaxy S9+ es compatible con almacenamiento externo y podemos utilizar una tarjeta micro-SD para ampliar el almacenamiento.

Lamentablemente, Samsung ha optado una vez más por desactivar “Adoptable Storage”, una de las funcionalidades más interesantes de Android, así que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como parte del almacenamiento interno.

La razón que dio Samsung para inhabilitar esta función en el pasado es que los usuarios utilizan la tarjeta micro-SD para intercambiar ficheros con el ordenador, especialmente fotos y vídeos, y eso no es posible si la tarjeta se ha formateado como interna ya que está cifrada.

En el aspecto de conectividad, el Samsung S9+ va bien servido ya que soporta Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac en las bandas de 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 5.0, 4G/LTE Categoría 18 (hasta 1.2 Gbps de descarga), WiFi Direct, ANT+, NFC, y GPS-A.

No incorpora radio FM, lo cual algunos usuarios lo encontrarán como una limitación, ni tampoco emisor de infrarrojos.

En las pruebas que he realizado, la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G han sido satisfactorias. El Samsung Galaxy S9+ ha alcanzado los 306 Mbps de bajada y 31 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30 Mbps. En la prueba de 4G, se han alcanzado los 11 Mbps de bajada y 11 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

El Samsung Galaxy S9+ cuenta con un conector USB Tipo-C que ofrece velocidades teóricas de hasta 10 Gbps (USB 3.1).

Ir a página